Jessy Lanza / All the Time

Por | 31 Jul 20, 12:15

Jessy Lanza firmó una de las mejores canciones de 2016 con ‘It Means I Love You’, uno de esos pepinazos que solo se hacen una vez en la vida. Nada de su delirio bailable parece haber inspirado el nuevo álbum de la cantante y productora canadiense, ‘All the Time’, co-producido a distancia por su colaborador habitual, Jeremy Greenspan de Junior Boys, después de que Lanza se mudara de Ontario a Nueva York con la intención de hallar el origen de sus problemas de «frustración e ira» y de ponerles fin.

Lo más parecido a un hit en ‘All the Time’ es ‘Over and Over’, un tema que llega al final del disco y que está tardando en ser adaptado por alguna estrella del electropop actual (¿no suena un poco a la primera Little Boots?). El tema evoca la nostalgia de esos hits synth-pop de los 80 que por alguna razón asocias a la Navidad y sus pegadizos «over and over again» se clavan enseguida en el cerebro. El estilo de la canción sigue siendo algo sesudo, porque para eso estamos hablando de un lanzamiento de Hyperdub. Es decir, continúa en la línea sofisticada de ‘Oh No‘ y ‘Pull My Hair Back‘, pero hay que decir que las producciones de Lanza y Greenspan, que son puro acero líquido, suenan más elegantes y pulidas que nunca. Son simplemente exquisitos los ritmos de la funky ‘Badly’ o la balada R&B ‘Ice Creamy’, hasta el punto que sigue siendo un misterio por qué este combo de artistas no está produciendo a estrellas del tamaño de Drake, Janet Jackson (gran ídolo de Jessy) o, por qué no decirlo, Beyoncé. ¿Es que ninguna de ellos quiere sonar a siglo XXI?

Tan avanzadas suenan las producciones de Jessy Lanza que ‘Lick in Heaven‘, con su mezcla de R&B, tecno y deep house, y que habla precisamente de esa ira que Jessy lleva tiempo sintiendo, suena a la interpretación que los alienígenas podrían hacer de un hit de Janet. Sin embargo, la artista sigue sin querer ir todo lo lejos que podría de cara a componer canciones accesibles de verdad. A pesar de que ‘Face‘ vuelve a inspirarse en los ritmos del «footwork», está a años luz de ser un nuevo ‘It Means I Love You’; ‘Alexander’ está inspirada directamente en ‘A Broken Heart Can Mend‘ de Alexander O’Neal pero prefiere inquietar y perturbar más que abrirse al mundo; y la funky ‘Badly’ podría haberse quedado en una pista instrumental, porque lo que aporta Jessy vocalmente en ella no es demasiado reseñable. La bonita balada de baile de fin de curso final, ‘All the Time’, concluye el álbum dejando buen sabor de boca, pero la sensación general que deja es que Jessy se ha estancado un poco.

Calificación: 7/10
Lo mejor: ‘Lick in Heaven’, ‘Over and Over’, ‘All the Time’
Te gustará si te gusta: Kelela, Empress Of, la última Robyn.
Youtube: vídeo de ‘Over and Over’

Etiquetas:

La Tienda JNSP