El éxito de Harry Styles no toca techo

Por | 16 Ago 20, 12:02

Harry Styles firma esta semana el single número 1 en Estados Unidos con ‘Watermelon Sugar’. Es su primer top 1 en el país, lo cual siempre es más difícil para un británico como él, aunque se quedó cerca hace unas temporadas con ‘Sign of the Times‘, su single de debut en solitario, que fue top 4. De los integrantes de One Direction, solo uno había alcanzado el número 1 en la competitiva tabla estadounidense hasta este momento, y fue Zayn con ‘Pillowtalk’.

El éxito de ‘Watermelon Sugar’ ha sido de los que da gusto seguir: progresivo y orgánico. Bueno, más o menos, porque la promoción del tema también ha contado con sus estrategias comerciales pensadas para llevarlo a la cima, como descuentos del single en las plataformas digitales o el lanzamiento de cintas de casete o videoclips alternativos. Pero no puede pasarse por alto que ‘Watermelon Sugar’ se conoce desde mediados de noviembre de 2019, cuando era lanzado como single promocional de ‘Fine Line’ para después ser estrenado en ‘Saturday Night Live’ sin que pareciera más que un tema simpático más; y que este era lanzado como CUARTO single oficial del álbum el pasado 15 de mayo, en medio de la pandemia, pero obviamente con el verano en los planes. En España, el tema ha logrado el Disco de Oro sin pasar del top 95 de la lista de singles gracias a su resistencia en dicha tabla, y en Estados Unidos ha pasado algo similar: el tema lleva 20 semanas en lista, y en lugar de perderle el pulso a ‘Rockstar’ de DaBaby o a los diversos números 1 que ha conocido la clasificación últimamente, como ‘cardigan’ de Taylor Swift o ‘Savage’ de Megan Thee Stallion con Beyoncé, ha resistido e ido escalando posiciones poco a poco hasta hacerse con el preciado top 1 sin necesidad de recurrir a tácticas desesperadas como el lanzamiento sorpresa, colaboraciones metidas con calzador o el «remix» de turno.

En tiempos en que un tema es número 1 global en tiempo récord para después ser olvidado (¿alguien sigue escuchando ‘Toosie Slide’ de Drake al margen de los adolescentes adictos a TikTok?), Harry Styles está demostrando que el éxito a la larga, que está sobre todo en manos del público, sigue siendo posible. ‘Fine Line’ es a día de hoy el séptimo disco más vendido del año en todo el mundo, ‘Watermelon Sugar’ es claramente una de las canciones del verano sin verano, y ‘Adore You‘ sigue sin apearse del top 100 de canciones más escuchadas a nivel global en Spotify sin pasar de la parte baja de la tabla. En Estados Unidos, el segundo single de ‘Fine Line’ resiste en el número 12 nada menos, habiendo salido en diciembre y cuando en Reino Unido es top 77. Es curioso que un primer single como ‘Lights Up’ no sea el que lidere una era (como hizo ‘Sign of the Times’), y tampoco ha arrasado en listas el baladón ‘Falling’ a pesar de sus millonarios streamings, pero la longevidad de ‘Fine Line’ y el hecho que su cuarto single haya logrado ser el más exitoso de todos es prueba de que Harry está aquí para quedarse.

¿Qué as en la manga puede guardar Harry de cara al otoño, cuando el potencial veraniego de ‘Watermelon Sugar’ se haya disipado como es lógico? Sin descartar la posibilidad de rodar videoclips de alto presupuesto con las medidas sanitarias en regla, como ha hecho Taylor con ‘cardigan’ contando con todo tipo de profesionales a su disposición, Harry podrá seguir exprimiendo ‘Fine Line’ hasta que el pueblo quiera, probando con temas como ‘Golden’, ‘Cherry’ y ‘Sunflower, Vol. 6’, los tres más escuchados en Spotify al margen de los singles, o quizá relanzando ‘Falling’ de cara a la Navidad (si por mí fuera, habría vídeo para la rabiosamente sexy ‘She’). No hay que olvidar que, si todo va bien, la gira ‘Love On Tour’ arranca el próximo 29 de septiembre en México y termina el 31 de octubre de 2021 en Nueva York, conque a ‘Fine Line’ aún le queda cuerda para rato: más o menos un año.

Etiquetas:

La Tienda JNSP