Glasvegas confían en que hayamos reservado espacio para ellos siete años después

Por | 17 Ago 20, 13:47

Hace 12 años, Glasvegas debutaban con un celebrado álbum homónimo que aunaba ecos del pop de los 50, el muro de sonido de Phil Spector y el muro de ruido de sus compatriotas The Jesus and Mary Chain. Impulsados por un notable hype de la prensa británica, aquel disco del combo escocés se convertía en un sonado éxito de ventas sobre todo en Reino Unido, pero su repercusión llegaba mucho más allá: la mismísima Lady Gaga declaraba su amor por el grupo e incluso se mostraba accesible para una colaboración con ellos. Sin embargo, sus dos siguientes álbumes ‘Euphoric ///Heartbreak\\\‘ y ‘Later… When The TV Turns To Static‘ no lograron ni de lejos el mismo impacto comercial y parecían caer en el olvido para todos… excepto para ellos mismos.

Hace un par de días publicaban ‘Keep Me a Space’, su primer single nuevo en siete años, anticipo de ‘Godspeed’, un cuarto álbum cuya publicación se prevé (ahora de manera independiente, tras su paso por Sony y BMG) para abril de 2021. Una canción que, a tenor de lo escuchado, evoca su sonido original y parece esperar que, parafraseando el título de la misma, hayamos reservado un espacio para ellos. Aunque, en realidad, James Allan aclara en una entrevista con NME que es una canción inspirada por un primo al que estaba muy unido y al que no vuelto a ver desde que eran niños. No se refiere precisamente a su primo Rab (guitarrista) que junto con el bajista Paul Donoghue completa la formación de Glasvegas.

Allan también explica que el grupo no se ha ido nunca, y que si ‘Godspeed’ ha tardado en gestarse todos estos años es porque lo ha producido y mezclado él mismo, implicando el aprendizaje de técnicas de grabación, que ha desarrollado con un estudio portátil que le ha acompañado allí donde ha ido. En la misma charla con el rotativo británico, cuenta que las canciones de ‘Godspeed’ están unidas por la imagen de una persona que sale de su casa de noche y se lanza a conducir por calles y espacios vacíos que horas antes estaban repletos de vida. «Hay una especie de fe envuelto en ello, cierta desesperación, desesperación por experimentar ciertos sentimientos en tu vida. Hay confusión y búsqueda, y cualquier búsqueda implica fe», dice. Os dejamos con el audio de ‘Keep Me a Space’.

Etiquetas:

La Tienda JNSP