Whitney / Candid

Por | 17 Ago 20, 16:40

De entre todos los grupos sobre la faz, Whitney es uno de los que pocos deseables en un disco de versiones, proyecto que suele ser tildado como holgazán por crítica y público. La banda de Max Kakacek y Julien Ehrlich (ambos ex Smith Westerns) ha explorado en sus dos álbumes hasta la fecha ‘Light Upon the Lake‘ y ‘Forever Turned Around‘ el folk de los 60, el soft-rock y el sonido Brill Buiding, así que tenía todo el sentido que dieran su propia interpretación de algunas de las canciones que les han influido o que han sido importantes para ellos. Ese parece el cometido de ‘Candid’, si bien la selección de las composiciones esconde algunas sorpresas.

El objetivo es claro cuando las canciones proceden de los años 70, como es el caso de los dos sencillos principales. Sus armonías vocales y la instrumentación clásica de Whitney son perfectas para la recuperación de un clásico perdido como es ‘Hammond Song’ del trío de hermanas The Roches, sobre la autorrealización de uno mismo frente a la dependencia del amor; y también para un clásico de John Denver, como es ‘Take Me Home, Country Roads’. Una melodía celestial que puedes canturrear después de una única escucha, dispuesta a acompañarte durante toda una vida. Waxahatchee está estupenda aportando las armonías vocales de una grabación que deja como curiosidad los primeros créditos de Kevin Morby como ingeniero de sonido, pues estaba confinado con ella al ser su pareja.

Los resultados también son maravillosos cuando Whitney tratan de hacer justicia a más canciones de aquellos tiempos como la que en 1972 nos hablaba de las virtudes de «reír» y «amar» y de los perjuicios de «llorar» y «mentir» (‘Crying Laughing Loving Lying’ de Labi Siffre). O cuando hacen parecer una canción de Damien Jurado de 2016 un tema que lleva escrito 50 años, algo que han conseguido cambiando los acordes del estribillo y añadiendo una «slide guitar» y un solo de trompeta a ‘A.M. AM’. Y más lejos van aún cuando la selección recurre a canciones que no pegaban tanto con este envoltorio.

La gran inesperada de ‘Candid’ es ‘Bank Head’. Ese bombo de la canción inicial de este álbum, que parece que contra todo pronóstico va a dar lugar a una remezcla techno (!!), procede de una producción de Kelela, en concreto una de las mejores de ‘Cut 4 Me’. El experimento, según un «track by track» que han compartido con prensa y fans, representa el sonido al que quieren conducirse en el futuro. Y también proviene del R&B ‘Rain’, un éxito muy moderado del grupo femenino de los 90 SWV que aquí han decidido mezclar con un tema de Jaco Pastorius, ‘Portrait of Tracy‘.

Otro trabajo de deconstrucción ha sido el realizado sobre el tema de ‘Strange Overtones’, una canción colaborativa de David Byrne y Brian Eno relativamente bailable que Whitney también han llevado a su territorio, en este caso con un protagonismo inusual del piano de Malcolm Brown en su parte final. Se trata de una composición que habla de la creación musical y que por tanto es una de las que mejor capta la esencia de ‘Candid’. Esta letra habla de «armonizar tonos raros», de «añadir un estribillo» a canciones que «lo necesitan» y de cambiar un tono si es preciso. Y no es que estas composiciones originales requirieran de mejora alguna. Es solo que es una gozada escuchar a Whitney recrearse en algunas de sus canciones favoritas, y aportándoles parte de su bellísima personalidad.

Calificación: 7,7/10
Lo mejor: ‘Hammond Song’, ‘Take Me Home, Country Roads’, ‘A.M., A.M.’, ‘Strange Overtones’
Te gustará si te gusta: Carole King, The Roches, Carpenters
Escucha: la versión de ‘Take Me Home, Country Roads’

La Tienda JNSP