Sophie Hunger / Halluzinationen

Por | 20 Dic 20, 18:38

Como si haber nacido en Suiza, pero haberse criado entre Reino Unido y Alemania, y vivir ahora en Berlín -dónde si no- le hubiera hecho ser un culo de mal asiento desde pequeña, Sophie Hunger no se casa con ningún estilo, ni con ningún idioma. En su séptimo álbum de estudio publicado este año -ahora acaba de sacar otro junto a Dino Brandao y Faber-, encontrarás canciones de todos los estilos, desde el rock teñido de electrónica de los Radiohead de los últimos años 90 y los primeros 2000, hasta la balada transcendental a piano de un Nick Cave.

La artista, que ha sido número 1 o número 2 en Suiza con todos sus discos desde 2008 y ha tenido una buena repercusión en Alemania sobre todo desde que ‘Supermoon’ (2015) fuera top 6, abre ‘Halluzinationen’ con un tema intimista dominado por un piano wurlitzer en el que se va introduciendo la electrónica. ‘Liquid Air’ nos habla de adicción al dolor y al alcohol, con multitud de inquietudes («puedo vivir en cualquier lado pero justo aquí no»). Tras un principio así de torturado, sorprende que encontremos en el álbum canciones próximas al pop o incluso bailables.

El tema titular, ‘Halluzinationen’, una canción de contradicciones («os odio, os amo y ya no me puedo defender a mí misma», entona en este caso en alemán), parece influido por Kraftwerk en el uso de sintetizadores. ‘Everything Is Good’ tiene el color en los teclados, la melodía saltarina y los beats suficientes como para haber transcendido a nivel internacional. Y ‘Alpha Venom’ es posiblemente la canción más relevante del álbum al hablarnos del machismo en la industria musical.

Escrita para una serie de la televisión alemana, sobre una actriz que lucha por sobrevivir en un mundo dominado por hombres, tiene algo de «teoría marxista y verdadero feminismo», como ha explicado en una entrevista reciente. «No olvides quién hace la música: soy yo quien hace la música», ha de reivindicar una y otra vez por razones por casi todos conocidas.

También hablan sobre la mujer con perspectivas diferentes ‘Maria Magdalena’ y ‘Rote Beeten aus Arsen’, esta última dedicada a una «mujer alemana» que nos hace daño, a la que se apela constantemente, mientras ‘Security Check’, «llorando en un taxi», parece aludir a una separación. Son todas canciones de espíritu libre en las que o bien un piano o bien un sintetizador pueden conseguir que entres definitivamente en el mundo de Sophie Hunger, en un trabajo rematado con la producción de Dan Carey (Fontaines DC, Kae Tempest). Hay un atractivo añadido: fue grabado todo en directo en una toma continua, en Abbey Road.

Calificación: 7,8/10
Lo mejor: ‘Everything Is Good’, ‘Hallutinationen’, ‘Alpha Venom’, ‘Liquid Air’
Te gustará si te gusta: Regina Spektor, Radiohead, PJ Harvey, Nick Cave
Youtube: vídeo de ‘Everything Is Good’

Etiquetas:

La Tienda JNSP