La introspección emo-hop de Deb Never hace cumbre con ‘Someone Else’

-

- Publicidad -

La introspección emo-hop de Deb Never hace cumbre con ‘Someone Else’

Deb Never, una estadounidense hija de migrantes surcoreanos, tiene un currículo vital de esos que dan para escribir muchas canciones. Introvertida en grado extremo, tuvo que ver cómo su madre sufría para sacarla adelante a pesar del desarraigo y el racismo, mientras su padre predicaba como pastor presbiteriano en misiones por distintos países asiáticos. En la adolescencia, como hemos leído tantas veces, Never encontró en la música su mejor método para romper las barreras sociales, y, tras haber recorrido media costa oeste junto a su progenitora, decidió mudarse a la Meca del mundo del espectáculo, Los Ángeles, y probar suerte.

Y lo cierto es que no le ha ido mal en absoluto. Allí encontró acomodo, curiosamente, en el ámbito del hip hop y el R&B, pese a que en buena medida podíamos definirla como una cantautora pop más bien introspectiva. Por ejemplo, uno de sus primeros trabajos en conseguir notoriedad fue sirviendo el gancho en ‘No Halo’, incluido en el álbum ‘GINGER’ del combo de rap BROCKHAMPTON. Tampoco sorprende, por tanto, que haya ejercido de telonera en giras pre-Covid de Tommy Genesis y Dominic Fike, ni que el suyo sea uno de los nombres invitados en ‘TYRON’ de slowthai. Concretamente, en el refrescante (por diferente) medio tiempo ‘push’.

- Publicidad -

Canciones como ‘Ugly’ y ‘Swimming’, contenidas en su EP debut ‘House on Wheels’ –aludiendo a su infancia de ciudad en ciudad–, o la más reciente ‘Stone Cold’, podrían encajar en la definición de emo-rap que algunos quieren darle… si no fuera porque del hip hop toma sobre todo las bases contemporáneas –Shlohmo, Dylan Brady o Kenny Beats figuran en la corte de productores que han colaborado con ella–. En realidad, Deb suena más bien como una cantautora al estilo de Olivia Rodrigo solo que con un perfil más alternativo, con algún eco estético del grunge (‘Out of Time’). En esa línea, su nuevo single ‘Someone Else’ supone no solo una cumbre en su carrera sino un pequeño hito en este 2021.

Partiendo de una introducción de guitarra y caja de ritmo lo-fi en extremo, Deb Never despliega una preciosa y memorable melodía –que a mí me recuerda vagamente al shoegaze pop de las británicas Lush– junto con una historia de amor que nace con recelo (“No te enamores…”, exige al principio) para lograr, con un leve giro (“… de nadie más”), un considerable impacto lírico. Aunque para giro impactante el que da ‘Someone Else’ al llegar a su bonito puente, vaciando el espacio sonoro (apenas esbozando los acordes de la guitarra y un feedback de fondo) antes de sorprender con un escorzo drum’n’bass de la producción (con la participación de Jam City, conocido aquí tanto por sus temas para Bad Gyal y La Zowi como por trabajos con Kelela o Troye Sivan).

Lo mejor del mes:

- Publicidad -

Revelación o Timo:

Lo más visto

No te pierdas

Todos los gatos somos grises: 40 años de ‘Faith’ de The Cure

Recordamos el tercer álbum de la banda británica.

Greta Van Fleet, Ariana, Lizzo: la crítica musical no está para haceros la pelota

Greta Van Fleet sitúan a los críticos musicales escribiendo "desde el sótano de sus madres".