Quantcast

Disco de la Semana: Wolf Alice siguen clavando cualquier género en ‘Blue Weekend’

-

- Publicidad -

Disco de la Semana: Wolf Alice siguen clavando cualquier género en ‘Blue Weekend’

Wolf Alice lanzan este viernes su tercer disco, un ‘Blue Weekend’ muy esperado pues es el primer trabajo que publica la banda británica desde que ganara el preciado Mercury Prize por su segundo disco ‘Visions of a Life’ a finales de 2018. ‘Blue Weekend’ iba a salir en realidad el 11 de junio, pero se ha decidido adelantar una semana con la consecuencia de que será el «Disco de la Semana» en estas páginas.

El álbum ha venido presentado por tres singles muy distintos entre sí: si ‘The Last Man on Earth’ apunta a la balada de los 70 por la vía psicodélica de Tame Impala, ‘Smile’ es básicamente el hitazo de Garbage que llevas años esperando -con perdón a este grupo que tan bien está sabiendo madurar– y ‘No Hard Feelings’ el más delicado e intimista.

- Publicidad -

Todos buenos singles que se crecen en el contexto de un álbum que incluye cortes estelares como el himno ‘Delicious Things’, que suena a un híbrido de Fleetwood Mac y Beach House; el homenaje 80s de ‘How Can I Make It OK?’ y no por la vía del synth-pop sino por la de lo «cheesy»; o la atemporal y folki ‘Safe From ‘Heartbreak (if you never fall in love)’.


‘Smile’, hoy la Canción Del Día, reúne elementos del rock electrónico de los mencionados Garbage con la potencia guitarrera de unos Skunk Anansie o del grunge que tan popular fue a mediados de los años 90, mientras el melódico puente «sun and the shine» suena inspirado en el shoegaze y parece sacado del repertorio de Cocteau Twins. Wolf Alice es uno de esos grupos que saben asimilar sus influencias y presentarlas frescas a una nueva audiencia y ‘Smile’ es una estupenda muestra de su talento.

- Publicidad -

De título algo irónico, la canción habla sobre la vulnerabilidad como signo de fortaleza y no de debilidad, una lección que nuestra generación está aprendiendo ahora gracias a las conversaciones sobre salud mental que están ya sobre la mesa. En ‘Smile’, Ellie Roswell afirma sentirse orgullosa de ser «sensible», palabra que considera «el adjetivo perfecto» y dice que prefiere eso a atiborrarse de pastillas. El estribillo no puede ser más claro: «no me llames histérica, la diferencia es que estoy enfadada, y tu elección de decirme que soy mona me ha ofendido, yo tengo poder, hay gente que depende de mí, ¿creías que soy una marioneta? Sacúdeme y esta abeja te va a picar».

Lo más visto

No te pierdas