Muchas gracias, Pedro

Por | 16 May 11, 15:34

La Buena Vida ha sido durante los últimos 20 años uno de los grupos claves de la música de nuestro país. Aun con cierta inspiración en los sonidos de Love, Neil Young o Georges Moustaki, tenían algo especial que los hacía sonar únicos. Fruto de su reflejo de la cotidianeidad en la primera época, de la maestría con que orquestaban sus canciones en la última o de las hermosas voces de Mikel e Irantzu, sus temas nos han acompañado siempre en los mejores y peores momentos de nuestra vida. Pedro San Martín, su bajista, que falleció ayer, ha cumplido un papel fundamental en el grupo en dos planos: como uno de los compositores principales y como puente de contacto para los seguidores de la banda.


Los miembros de La Buena Vida siempre fueron muy discretos para revelar qué canciones había compuesto cada uno (en los créditos no se especifica, quizá por la gran conciencia de grupo que tenían). Sin embargo, Pedro, que solía contestar cuestiones en el foro oficial y atender a la prensa y a blogs por pequeños que fueran, se dedicó hace unos años a escribir una serie de textos para la sección “discografía” de su página web, donde analizaba los discos canción a canción. Los textos eran largos y generosos en anécdotas: una verdadera reliquia para cualquier seguidor de La Buena Vida, pues en ellos revelaba cómo se habían desechado portadas, cómo se habían regrabado baterías para que encajaran con las cuerdas, cómo el grupo al completo había tenido que dormir en una habitación de Londres mientras se grababa ‘Soidemersol’, cómo la canción ‘Pacífico’ responde no al Océano sino a la parada de metro en Madrid donde se bajaban para ir a mezclar este disco, las reacciones de sus allegados cuando les decían que querían grabar con 25 músicos… Esta maravilla todavía puede consultarse online, aunque siempre habrá esperanza de que algún día pueda encontrar una edición física mejor.

En aquellos textos Pedro San Martín se deshacía en elogios hacia las composiciones de sus compañeros, las canciones tan optimistas que hacía Mikel, las obras maestras que componía Javi, lo bien que cantaba con la experiencia Irantzu, la esperanza de que Borja volviera al grupo (ese “de momento” última colaboración), hacia Iñaki de Lucas, Joserra Senperena, Bertrand Burgalat… y hablaba poco de sí mismo. Sin embargo, sí dio algunas pistas sobre qué canciones se le pueden atribuir. Entre ellas están algunos de los singles, como ‘Tormenta en la mañana de la vida’, ‘Qué puedo hacer, Señor’, ‘hh:mm:ss’ y ‘Los planetas’, esta última junto a Javier; amén de algunas de mis favoritas de toda la carrera del grupo, como ‘Trigo limpio’, ‘Sólo tienes lo que das’ o ‘La calle del Carmen’. Como se puede observar, son muchas de las más intensas.

En el recuerdo de ‘Tormenta en la mañana de la vida’, hablaba del miedo que tenía a que se le olvidara un arreglo, por lo que lo grabó inmediatamente en un cuatro pistas; contaba cómo hizo ‘Los vientos’ en Londres marcado por un concierto de Nick Cave; cómo inspiró ‘Trigo limpio’ en un pasaje de ‘Los jardines de Aranjuez’ de Joaquín Rodrigo; ‘Sólo tienes lo que das’ en ‘Harvest’ de Neil Young; lo vieja que era ‘Qué puedo hacer, Señor’ cuando se publicó o lo solo que se sentía en la época de ‘hh:mm:ss’.

‘Vidania’, disco nunca reseñado en este recuerdo, tuvo peores críticas de las habituales, que solían ser excelentes (aunque nosotros lo incluimos sin ningún cargo de conciencia en nuestra lista de mejores discos de 2006, ahí estaban ‘Reacción en cadena’, ‘Calles y avenidas’, ‘El fin del mundo’, ‘No te he visto nunca’…). Irantzu y Javi eran padres y los conciertos y los álbumes comenzaron a espaciarse, pero Pedro nunca dejó de atender a medios y seguidores. En un artículo que escribí para Soitu sobre el 30 aniversario de la Sala El Sol, recordó con cariño el primer concierto que ofreció La Buena Vida en esta sala, con versiones de la Velvet, France Gall o los Beatles, con Nacho Mastretta como técnico de sonido; y después nos informó puntualmente de las novedades del grupo, que en sus últimos tiempos realizó un par de conciertos en el Primavera Club interpretando en vivo ‘Soidemersol’, sirviendo, aunque el público no lo sabía en aquel momento, de despedida para Irantzu, que meses después abandonaría la banda para dedicarse a su familia. En Joy Eslava, Irantzu interpretó la canción sorpresa del disco, la última, abrazada a Pedro. Un momento que ya era inolvidable de por sí.

A pesar del manido “sin Irantzu no será lo mismo” y de que ella es una de mis cantantes favoritas y siempre la estaremos esperando de vuelta, tengo que decir que La Buena Vida, sin ella, publicaron un buen EP y sobre todo dieron uno de los mejores conciertos de su carrera en el Teatro Maravillas de Madrid, debido a lo espectacular de un repertorio en el que recuperaban canciones que no habían tocado habitualmente. Pero por alguna razón la cosa se estancó.

Nunca llegué a saludar a Pedro San Martín personalmente por timidez, aunque era habitual verle por aquí y por allá, pero quizá sea el día de recordar, con una sonrisa, que Pedro estuvo a punto de cubrir el Santander Music Festival de 2010 para JENESAISPOP. Nos enteramos de que quería ir y, conociendo su pasión por la música y sabiendo que de vez en cuando comentaba en nuestro site, se nos ocurrió que podía ser divertido que nuestra crónica la firmara él. Finalmente, el asunto no resultó. Aunque nos contestó que le interesaba y nos facilitó enseguida su teléfono, sólo podía asistir al festival el viernes porque el sábado quería ir al Jazzaldia de Donosti para ver a Divine Comedy y The Pains of Being Pure At Heart. Aun así, aprovechamos este, el que fue nuestro último contacto con él, en julio de 2010, para volver a preguntarle qué pasaba con el disco nuevo de La Buena Vida. Tanto lo deseábamos, a riesgo de resultar unos auténticos plastas. Pedro nos contestó que el grupo había decidido dejar el disco largo tras el single ‘Viaje por países pequeños’ “en stand by”, porque no veían “las cosas igual sin Irantzu”. No había en su mail, por supuesto, ningún tono de rencor o reproche. De hecho en la entrevista que le hicimos en 2008 había dicho muy claramente, al referirse a sus vidas personales, que “lo importante son las personas, no el grupo”. “El grupo es la suma de las personas, y si hay que anteponer lo que sea en bien de cada uno de nosotros lo haremos”. Esta mañana Irantzu nos dejaba un comentario y nos contestaba un mail muy emocionado agradeciendo el apoyo, contando que estaban destrozados y recordando que Pedro era una persona “excepcional”.

Pedro concluyó aquel último mail indicando que a pesar del parón, seguían dedicándose a otros proyectos y escuchando música. “Cosa imprescindible para nosotros”, decía. Hoy, los que le conocieron mejor no dejan de hablar de su vitalidad, su ilusión por la música y su buen humor. A nosotros, que habíamos planeado abrir nuestra carta a los Reyes Magos cada año, al igual que la de 2011, con la petición de un nuevo disco de La Buena Vida, sólo nos queda ya enviar un fuerte abrazo a su familia y amigos, y desde el punto de vista egoísta, tan ruin en estos momentos tan difíciles, desear que algunos de sus textos sobre el grupo o canciones inéditas puedan ser rescatados de algún lugar. Si no, dará igual, pocas personas han podido darnos tantas alegrías y al mismo tiempo consolar tantas penas como La Buena Vida a lo largo de sus siete discos. Muchas gracias, muchachos.

  • Keel

    Qué bonito. La verdad es que todavía no acabo de creerme su pérdida.

  • Antónimo

    Muy bonito Sebas.

  • salava

    Aunque el grupo a día de hoy es lo de menos, más que con la marcha de Iranzu, La Buena Vida ha dejado de existir con la marcha de Pedro. Por los menos en los últimos años ha dado la sensación de que era él el que ponía las pilas a los demás con las ganas que desbordaba en los conciertos, en grabar nuevas canciones, contestando a los “pesaos” en los foros…

    Muy bonito el artículo Sebas.

  • Bonito de verdad.

  • bassmatti

    Muy muy bonito. Emoción genera emoción

  • Os ha quedado muy bonito.
    Nunca he hablado en persona con Pedro pero parecía muy apasionado y buena persona.
    Hemos coincidido en muchos conciertos.
    Una pena.

    DEP

  • Mandarina Bum

    Jo

  • alba

    bonito texto, terrible noticia…
    un abrazo a familia y amigos

  • mark

    Los accidentes de coche son terribles, quizá uno de los miedos mas grandes que tengo, terrible para sus allegados.

  • formigones

    precioso artículo sebas, literalmente se me saltan las lágrimas

    creo que si llegué a sentirme tan identificado con LBV, en gran medida fue por él, que como dice Salva, siempre estaba disponible para los pesados de los foros…

  • Quesolé

    Muy emotivo artículo de Guille Mostaza http://guilleblogstaza.blogspot.com/

    Adiós, Pedro

  • Vetusta Groupia

    no soy fan de lbv pero como personas, ok.

    descansa en paz

    y tengan cuidado con los coches. y usen transporte público siempre q puedan.

  • Yo no era fan pero un texto muy bonito.

  • Miguel Á. Bargueño

    Gracias, Pedro. Me emocionaste muchas veces con tu música.

    Y tuve la suerte de poder decírtelo.

  • ppa

    Recuerdo verlo hace unos años en un PS y no atreverme a saludarlo,que pena me da ahora

  • Haakjvork Galleta

    Descubrí JNSP más o menos (bueno, fue cuando decidí marcaros y agregaros en favoritos) con aquel texto sobre la despedida de Irantzu. Y ahora esto. Puf

  • almond

    Musicalmente es el dia mas triste de mi vida.

    los pesaos de las foros sabemos cuanto bien hizo Pedro por nosotros y por LBV en general.

    un abrazo pedro.

  • Pues eso, gracias Pedro

  • sumner

    El foro de la página oficial de LBV lleva semanas desactivado, pero antes de que eso sucediese yo solía entrar de vez en cuando para ver si leía algo sobre el grupo que más he querido desde siempre, el que más me ha llegado al corazón. Nunca había nada nuevo en ese foro, el último mensaje databa de meses atrás, pero yo me empecinaba en seguir buscando alguna pista sobre dónde habían ido a parar esos muchachotes de Donosti. El primer aldabonazo fue la marcha de Iranzu, y ahora esto….Es muy triste que la primera noticia que tengo de ellos en muchísimo tiempo sea la muerte de Pedro, que parecía el que más tiempo dedicó a contestar las preguntas de aquel foro.
    Todos los días mueren personas excelentes, no cabe duda, pero algunas muertes te afectan más que otras. Yo sigo desolado…

  • Un homenaje precioso. Se me saltan las lágrimas porque para mí su discografía y en especial Soidemersol es una de las experiencias más valiosas que me ha dado la vida, auténtica pureza. Mis condolencias a sus allegados.

  • Tralará

    :(

  • Lolapop

    Uno de los grandes ha fallecido, hoy la música se viste de negro, sólo pido una cosa, a pesar de lo sucedido, no dejéis de hacer la buena música que hacéis, buena como vuestro nombre indica, “La buena vida”.

    Un abrazo para todos los miembros del grupo

  • chelas

    Descansa en Paz Pedro. Mi mas sincero pesame a toda su familia y amigos. Desde aquí le rindo un homenaje escuchando ” Los Planetas”.

  • xabi359

    Se nos marcha un integrante de esas pequeñas joyitas por las que merece la pena vivir, y LBV lo es, sin duda.
    Justo hace unos días me crucé en el bidegorri de La Concha con Javi, Iranzu y los críos, iban en bici y pensé: qué pena que no sigan, y nos deleiten una vez más.
    Ay !!!

  • Ojka

    Un texto precioso, sí señor. Tuve la suerte de hablar con él un par de veces y de entrevistarle y era una persona encantadora. Descanse en paz

  • Nos queda la música

    Precioso y merecido texto.
    Pedro y La Buena Vida nos han emocionado con sus canciones durante tantos años que su inesperada muerte resulta un shock.
    Un abrazo a familia y amigos. Lo siento muchísimo.

  • hora70

    Qué triste.
    No soy de foros, ni de facebook, ni de… me basta la música y los conciertos, pero la noticia de la muerte de Pedro conmueve.
    Me “animo” a poner unas letras.
    Escuché a la LBV la primera vez en el 95, y nunca me ha dejado de acompañar su música y sus conciertos (inolvidable auditorio de Galapagar). Nunca me cansé de recomendar y de regalar sus discos, y seguiré haciéndolo.

    Maldita sea!! y es que LBV además de grupo con mayúsculas se hacían querer.

    Un abrazo a la familia de Pedro, su pareja y a toda LBV.

  • xabi359

    El goce que siento cada vez que recuerdo un concierto perfecto de LBV en en Kursaal (con un cuarteto de cuerda acompañandoles) no me lo va quitar nadie mientras viva…y en el Metrorock, y en el Principal…grandes por siempre. Quedemonos con esto en estos difíciles momentos para ellos y familia. Una vez más, gracias.

  • Me entristece, “tristeza infinita”, la pérdida de un músico que con algunos de sus temas me ha hecho sentirme bien, conforme conmigo mismo, relajado… lo siento mucho

  • Maria

    Yo vivo en Donostia y me ha sorprendido no ver ninguna alusión a esta triste pérdida en la prensa local. Uno de los mejores grupos que ha habido nunca en Euskal Herria.

    Ondo izan Pedro

  • Gabriel

    Años enteros, décadas más bien, disfrutando de su música. Nunca los vi en directo. Voy a un concierto de Nacho Vegas al Hangar y resulta que Pedro estaba por ahí, sin que yo le conociera, en su último concierto. Estas cosas te hacen sentir gafe -preguntadle a Nacho- pero sobre todo te llenan de pena por no haber podido dar las gracias a quien te dio tantos momentos de belleza. Gracias, aunque tarde, Pedro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR