Ben Frost / A U R O R A

Por | 12 Jun 14, 12:38

ben-frost-auroraLobos aullaban en la portada de ‘By the Throat’ y literalmente en canciones allí contenidas como ‘The Carpathians’ o ‘Leo Needs a New Pair of Shoes’. Han pasado cinco años desde aquel último álbum de estudio del australiano asentado en Islandia Ben Frost pero el artista no ha parado quieto. Además de colaboraciones en discos de Tim Hecker, Colin Stetson y un álbum conjunto con Daníel Bjarnason (‘Sólaris’), entre otras relacionadas con el teatro y el cine, Frost estuvo presente en ‘The Seer‘, uno de los discos fundamentales recientemente editados por Swans, con cuyo sonido entre lo abrasivo y lo delicado y con cuyos drones ya había conectado con anterioridad.

‘A U R O R A’ nos lleva a los mismos lugares inhóspitos que ‘By The Throat’ pero va todavía más directo a la yugular que este título, quizá precisamente porque después de ser elaborado en el Congo mientras Ben viajaba como parte de una instalación de Richard Mosse, se añadieron las percusiones de su habitual colaborador en vivo Shahzad Ismaily, Greg Fox de Liturgy y Guardian Alien y también Thor Harris de los mismos Swans. El resultado es, con la salvedad de algún corte como ‘The Teeth Behind the Kisses’, cuyo nombre habría pegado más a otro tema, un disco menos ambiental, más fiero, más influido por los chorrazos de intensidad del grupo de Michael Gira y probablemente por la cercanía del Nyiragongo, uno de los volcanes más activos del mundo.

A ojo podría parecer que este ‘A U R O R A’ es un disco más desestructurado que ‘By The Throat’, que al fin y al cabo recurría a trucos como presentar ‘Peter Venkman’ en dos partes y sus tres últimas pistas con una cadena de palabras (de ‘Through the Glass of the Roof’ a ‘Through the Roof of the Mouth’, de esta a ‘Through the Mouth of Your Eye’). Sin embargo, el nuevo es una experiencia mucho más disfrutable para ajenos al ambient y a la música experimental. Así, ‘Nolan’ funciona como perfecta respuesta para la intro ‘Flex’ y su viaje sin frenos por sonidos abrasivos y presiones insoportables tan pronto puede evocar a la desesperación de un avión cayendo al mar y a la del mismo ardiendo, como a la belleza de morir “en el aire”. ¿Aunque quién sabe de qué hablará? El disco, influido por la enlazada obra de Richard Mosse, trata sobre la idea equivocada que tenemos del mundo, sobre lo limitado de nuestra imagen sensorial de la realidad, sobre cómo la percibimos de la manera que a nosotros nos interesa.

El tema nos lleva sin descanso a la mencionada ‘The Teeth Behind the Kisses’ (de nuevo la banda sonora apocalíptica), que ahoga unas campanas que volverán a aparecer en el tema siguiente, contribuyendo al armazón del álbum. Ese ‘Secant’ conecta además con ‘Nolan’: su intención aterradora, aquí con un gran poso industrial y percusiones secas, es idéntica y hace pupa en el mismo lugar del estómago. Y más campanas aparecen en otro de los cortes fundamentales, ‘Venter‘, inspirado en el biólogo Craig Venter porque Ben Frost no se puede creer que “en la sociedad de hoy él mismo pueda tener mayor notoriedad que Craig”.

El movimiento esquizofrénico de este último corte nos lleva a otra de las (conseguidas) intenciones del disco: reflexionar sobre la música de baile -Frost, todo un personaje y un gran conversador, en contraste con su música instrumental, dice que no le gustó casi nada de lo que escuchó el año pasado-. Su gusto por redirigir el dance hacia otro sitio, en relación con la clásica correspondencia entre el house y el ritmo del latido de corazón (esta inquietud aparece claramente retratada en ‘Flex’), es un éxito absoluto en ese ‘Venter’ y también en el corte que cierra el álbum, el impresionante ‘A Single Point of Blinding Light’, un anti-single perfecto de tres minutos y dieciocho segundos que recupera el punto tribal que habíamos presenciado en ‘Venter’, pero aderezado con restos de un loco trance. Un corte que confirma que ‘A U R O R A’ no es ningún hueso, sino una experiencia excitante, asequible y tan bien estructurada y secuenciada como ‘Tarot Sport’ de Fuck Buttons.

Calificación: 8,5/10
Lo mejor: ‘Nolan’, ‘Secant’, ‘Venter’, ‘A Single Point of Blinding Light’
Te gustará si te gustan: Coil, Swans, Fuck Buttons
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • irgendwo

    No me creo que os guste Ben Frost ni de conha, es tendencia ahora?

Playlist del mes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Send this to a friend