Dellafuente: “No entiendo que Alejandro Sanz publique un disco y no lo suba a Youtube”

Por | 17 Nov 16, 23:46

dellafuenteEl proyecto Dellafuente toma partido fundamental en el auge que la nueva escena del trap alternativo tiene en nuestro país. Miles de chavales en todos los rincones de la Península le escuchan e imitan. El rasgo distintivo de su música es una visión más amplia de los estilos que maneja, ampliándolo a casi cualquier palo que pueda escucharse en las calles de su barrio: rumba, bachata, bulería o reggaeton caben en su repertorio. Así lo muestra su último disco, un ‘Ansia viva‘ que supone un salto de calidad a todos los niveles para El Chino, como le gusta hacerse llamar. Al hilo de su publicación, charlábamos con él por teléfono sobre este nuevo disco, su relación con el escenario, el mundo del flamenco, los fans y Maka, una referencia musical para él que se ha convertido en su mejor aliado.

Tras un breve descanso de su gira ‘Quejíos & Autotune’, Dellafuente y su crew vuelven a los escenarios para poner fin a este tour: hoy, jueves 17 de noviembre, estarán en Santander (Sala Café de Noa –entradas–); el viernes 18 de noviembre, en Bilbao (Sala Santana 27 –entradas–); sábado 19 de noviembre, en Donosti (Sala Dabadaba). Más tarde, tras agotar las entradas para el viernes 25 de noviembre en el Ochoymedio de Madrid, se ha ampliado a una segunda noche, la del sábado 26 de noviembre (entradas). Por último, la gira se cierra en su ciudad, Granada, el viernes 2 de diciembre en la Sala El Tren (entradas).

‘Ansia viva’ lleva ya unas semanas a la venta. ¿Cuál está siendo la aceptación del disco por parte de medios y público con respecto a ‘Azulejos de corales’?
El cambio está siendo muy grande a todos los niveles. Por supuesto a nivel mediático, pero también a nivel alcance en redes sociales. Al ser un material más profesional es más fácil de mover.

Hasta ahora tu principal motor de promoción era Youtube y ahora cuentas con una agencia. ¿Pensaste que ‘Azulejos de corales’ podría haber llegado más lejos de lo que llegó?
Es que no pretendía llegar a ningún lado, era una carta de presentación para poder mostrarme. No me planteé ningún tipo de estrategia de promoción, simplemente grabé unos temas que tenía y ya está. De hecho, diría que de ese disco no hicimos ningún vídeo, creo.

Pero, en cualquier caso, lo que sí parece importante para ti es mantener tu independencia, ¿no? Para editar ‘Ansia viva’ has creado un sello propio, por ejemplo.
No, a mí me encantaría entenderme con un sello, lo que pasa es que son un poco ladronzuelos, ¿sabes? Cuando trabajas con alguien, cada uno cuida lo suyo, pero yo no voy a hacer música y regalártela para toda la vida. También entiendo que aún no tengo una trayectoria, una solidez. Quizá el día de mañana confíen más en mí y podamos entendernos. O no.

“(‘Ansia viva’) supone la diferenciación y el salto a la profesionalización, demostrar que puedes hacer otras cosas”

Desde un punto de vista artístico y técnico, ¿cuál consideras que es el gran avance para Dellafuente en ‘Ansia viva’?
Pues el hecho de usar instrumentos reales, encerrarte en un estudio con un guitarrista o un flautista y hacer cosas más complejas. Para mí supone la diferenciación y el salto a la profesionalización, demostrar que puedes hacer otras cosas, más allá de cantar cuatro tonterías sobre un instrumental que me han pasado por mail.

El disco es bastante conciso en cuanto a duración, 11 cortes, pocos si lo comparamos con ‘Azulejos…’ o tus primeros mixtapes. ¿Has tenido que depurar muchos temas y has querido dejar solo la crema?
Sí, sí, exacto. Quería hacer un disco más redondo, más en torno a una temática. Para empezar, saqué todos los temas de reggaeton, porque quería hacer algo más serio, más oscuro. Después me pareció demasiado oscuro [risas], y tuve que meter algo más alegre, e introduje la bachata (‘Te amo sin límites’) y la rumba (‘Dame luz’). Tenía unos 15 temas, pero como salía el día 13 (de septiembre), y el precio serían 13€, me hizo gracia dejarlo en 13 cortes, los 13 mejores.

Pero en Spotify encontramos montones de canciones que has lanzado este año, como ‘La vida es’, que personalmente me parece brutal, ‘Entre tú y yo’ o ‘La historia de John Castle’, que no han entrado en el disco. ¿Se quedarán así o planeas recopilarlas en otro momento?
Sí, llegará el día en que haré un recopilatorio.

Antes hablabas de la bachata… Tu música siempre se ha caracterizado por estar abierta a muchos estilos, siempre de los que se viven en la calle, pero quizá con este palo cruzas una nueva barrera, ¿no? ¿Cómo surge la idea?
Pues surge porque el Maka [Ndr: su mentor y socio artístico] introdujo una bachata flamenca en su anterior disco y me pareció muy guapo, así que me puse a buscar instrumentales hasta que di con esta, ‘Te amo sin límites’, y me encanta. Por mí hubiera metido tres o cuatro bachatas más, un disco entero de bachatas. Y no solo me gusta a mí, sino que entra muy fácil y es algo que aquí en España no se ha tocado mucho, está por explotar.

Aunque el flamenco siempre está presente en tus canciones, ’Dame luz’ es, como decías, una rumba bastante purista, un género que no habías tocado tan claramente antes, ¿no?
Sí tengo varias rumbas, una cierra ‘Azulejos de corales’ y había otra por ahí… Pero no como esta, en aquellas llamaba a un colega y le decía “vente, que vamos a grabar”. Aquí se ha preparado mucho la canción, de una manera muy seria.

Al margen de esos estilos, hay producciones muy variadas, de Cooking Soul, de JAYEEM… Muy distintos entre sí. ¿Dirías que esa diversidad es la que mejor representa a Dellafuente?
Sí, diría que sí. Siempre haya alguna cosa que cambiaría, claro, alguna cosa que no termina de encajar como me gustaría, pero en general sí. Lo que es seguro es que si el año que viene grabo otro disco también será diverso.

“Yo siempre he dicho que no hago flamenco (…). Pero, sinceramente, me he llevado más palos de raperos que de flamencos”

Bueno, y el flamenco tiene también un gran peso en el álbum, con la aportación de Maka. Me gustaría saber cómo reacciona el mundo del flamenco ante tu música, especialmente viviendo en Granada, una ciudad con la enorme tradición que tiene… Alguna cosa te habrá llegado…
Es una cosa curiosa, porque yo tenía mucho respeto a ese mundo, y yo siempre he dicho que no hago flamenco. Pero yo uso la tradición de mi tierra, eso es evidente, y siempre he tenido cierto miedo por lo que pudieran pensar. Pero, sinceramente, me he llevado más palos de raperos que de flamencos. Es decir, las familias de esos cantaores cuyas grabaciones yo uso en algunas canciones me han dado las gracias, han venido a mis conciertos y hasta han versionado temas míos por bulerías. Yo eso no lo esperaba para nada, y estoy contento no… lo siguiente. No ha sido en Granada, porque aunque ‘Ansia viva’ empieza con un fragmento de entrevista de Enrique Morente, todavía no he podido hablar con su familia, pero estoy intentando contactar con Soleá y Estrella. No sé si han escuchado la canción, pero quiero decirles que lo he hecho con todo el respeto y admiración del mundo.

He leído declaraciones tuyas en las que te desmarcas del rap, como género. ¿Tiene que ver con que no te identificas con sus letras, con el elogio de la violencia, la delincuencia, el machismo…? Porque tus letras respetan a las mujeres, que no debería ser una rareza, y ofrecen una realidad social pero desde un punto más solidario que egoísta, un punto de vista más enriquecedor para los oyentes más jóvenes. Se percibe una intención de cambiar las cosas en el aspecto lírico, ¿no?
Sí, a ver, hubo en momento a lo largo de mi aún irrisoria carrera musical en que me di cuenta que lo que yo cantaba afectaba a parte de mi público. Hacían lo que yo hacía, decían lo que yo decía, imitaban mis gestos en el videoclip, como yo vestía… Creían en lo que yo decía. Y lo veía en otros artistas también y pensaba “estamos creando un ejercito de personas locas”, no veía por dónde cogerlo. Así que decidí cortar con el rollo de “soy el mejor, tú eres el peor, bailo con ella pegao hasta el suelo…”. Y también era una manera de diferenciarme, claro, no quería ser otro más diciendo “soy el que más droga vende”.

¿Qué supone para tí colaborar con Maka, de nuevo? Tú mismo has explicado que él llegó antes que tú y ha sido una de tus mayores inspiraciones musicales.
Para mí es una suerte muy grande, imagínate, pasar de ir escuchándole con 13 años, montando en bici con los colegas, a trabajar con él… Para mí hoy no hay nadie, no ya en España sino en el mundo, que pueda hacer lo que hace él, entrar tan fácil en cualquier ritmo que le pongas delante, poniendo duende, quejío y sentimiento. No he visto a nadie igual. Él llega al estudio y le pides unos coros para un tema y en 5 minutos ha hecho los coros, un estribillo y un puente que quedan de puta madre. Te sientes incluso mal, porque sabes que está a años luz de ti. Si de algo puedo presumir es de haberle animado a cantar más. Le dije que en lugar de rapear, habiendo ya 1.000 raperos, cantara, porque yo veía que ninguno de ellos podía hacer esos giros en la voz y transmitir como él.

“Yo nunca me había planteado subirme a un escenario (…). La primera vez que lo hice fue el año pasado”

Habéis hecho juntos, en la primera mitad del año, una gira por toda España con salas llenas prácticaticamente en todas partes. ¿Cómo ha sido esa gira? Recuerdo un vídeo que subisteis a vuestro canal de Youtube de vuestra actuación en las Fiestas de La Paloma de Madrid, con toda la Plaza de Las Vistillas hasta la bola de gente cantando ‘Dile’. ¿Qué supone para ti lograr algo así?
Es algo extraño, porque yo nunca me había planteado subirme a un escenario o cantar, sino que es algo que ha venido a trompicones, sin quererlo casi. Ten en cuenta que yo me subí por primera vez a un escenario en 2015, cuando hicimos tres conciertos. Y yo, la verdad, me vi en el escenario y no sabía qué hacer, si mirar al público, bailar o qué… [Risas] Así que cuando empezó esta gira era el cuarto concierto de mi vida, en Sevilla con todo lleno. Luego a Madrid, todo lleno… Y yo seguía sin saber qué hacer. Para cuando ese vídeo que dices, en agosto, ya empecé a disfrutarlo más, a ser más consciente de todo. Y, la verdad, fue emocionante.

Siempre has mantenido cierto misterio en torno a tu identidad, tu biografía, pese a ese éxito. ¿Te asusta la fama?
No me asusta que se conozca a Dellafuente, pero sí me gustaría mantener la privacidad. Aunque nunca vaya a ser mi caso, el exhibicionismo de los programas del corazón me horroriza, se hace verdadero daño a las personas, persiguiéndolas por la calle en situaciones privadas. Y el hecho de que alguien, por ejemplo, pueda hacerme una foto o un vídeo a escondidas estando yo de fiesta o lo que sea… Me incomoda eso, pensar que no puedo hacer tal o cual cosa en mi intimidad. Porque nada de lo que pueda hacer afecta a mi trabajo. Que, ojo, es distinto a que venga un fan y te pida una foto, eso me gusta. Como decía el otro día Yung Beef en un tuit, es como si fuera camarero y me dejaran una propina. Yo opino igual.

Y a tus fans de siempre, ¿les da un poco de rabia que ahora seas popular y hayan perdido un poco la exclusiva?
Pues algunos están cabreaíllos, ¿eh? [Risas] Hay de todo, muchos me dicen que me siguen desde el principio y que se alegran muchísimo. Pero hay más de los otros. Yo les digo “pues búscate a otro nuevo que no conozca tanta gente”. Luego se van de fiesta y se ponen a Young Thug y esos yanquis que no conoce casi nadie… [Risas]

“No entiendo que Alejandro Sanz publique un disco y no lo suba a Youtube”

Hace tiempo, escribí un artículo en el que comparaba a PXXR GVNG con Los Chichos, porque la compraventa de cassettes pirata en mercadillos era un reflejo más real de lo que de verdad le gustaba a la gente de la calle. Y creo que esa es la clave del éxito de la nueva música urbana de aquí.
Totalmente, pero no solo porque sea de la calle para la calle, sino porque sea libre. Que la gente lo pueda disfrutar gratuitamente. Yo creo que la música debe ser libre para el oyente. No le vas a regalar un disco físico, pero sí que esté a su alcance, y que luego lo compre. No entiendo, te pongo un ejemplo, que Alejandro Sanz publique un disco y no lo suba [íntegramente] a Youtube para que todo el mundo lo pueda escuchar. Creo que tendría mucha más fuerza. Y yo creo que la gente nos sigue a mí o a PXXR GVNG porque puede acceder gratis a nuestras canciones.

En varias de tus canciones has referenciado a Camarón de la Isla. Quería saber qué significa él para ti que representas a una generación de chavales que le endiosan hoy como un héroe, como un Che Guevara.
Musicalmente, me parece una verdadera fiera, una voz como nunca hubo y seguramente no habrá. Pero para los chavales pienso que representa a un hombre que tuvo que buscarse la vida para poder comer, y con su voz y su fuerza logró llegar donde llegó. Desde la nada, sin apenas saber escribir, consiguió dar de comer a toda su familia y crear una obra artística que hoy todavía nos emociona. Creo que es eso.

Etiquetas:
  • Pablo Ruiz

    grandee! deseandico de verle aquí en grana el día 2 con maka

  • Me ha encantado la entrevista.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR