Jens Lekman: “El de cantante de bodas es el mejor trabajo que he tenido”

Por | 17 Feb 17, 8:52

jenslekman_photo_ellika-henrikson_2016_highres_04-crop-581x362Hace unos días charlábamos por teléfono con Jens Lekman sobre el nuevo disco que publica esta semana, ‘Life Will See You Now‘, un álbum que tras el taciturno ‘I Know What Love Isn’t’, regresa al sonido exuberante y brillante del enorme ‘Night Falls Over Kortedala’. Desde su casa en su Gotemburgo natal, parecía algo distraído y parco al principio, si bien poco a poco se fue soltando en sus respuestas, ofreciendo detalles y sensaciones sobre los cinco años transcurridos desde su anterior álbum, la gestación de sus nuevas canciones, la producción a cargo de Ewan Pearson, su nueva colaboración con Tracey Thorn (Everything But The Girl) o su trabajo como cantante de bodas.

Han pasado 5 años desde que publicaste ‘I Know What Love Isn’t’, y aunque no has parado en este tiempo, parece que te ha llevado bastante darle continuidad. ¿Por qué ha sido así?
Porque tuve muchas dudas sobre qué hacer a continuación. Aquel disco no funcionó muy bien, perdí mucho dinero y eso, en cierto modo, mató totalmente mi seguridad en mí mismo. Tuve que reconstruir esa confianza y bueno, eso es lo que he estado haciendo. Para eso hice los proyectos ‘Postcards’ y ‘Ghostwriting’, para salir de ese agujero.

Pero, precisamente, lo que no perdiste fue la habilidad para escribir canciones, como demostraste en esos proyectos [Ndr: ‘Postcards’ consistía en publicar una canción cada semana de 2015]. ¿Qué fue lo más difícil a la hora de crear ‘Life Will See You Now’? ¿La composición o los arreglos, la producción…?
Es difícil de decir, porque la composición ha llegado en un plazo corto de gran inspiración. Pero, a la vez, me costó mucho reunir 10 canciones que encajaran juntas, que hubiera una temática común. Cuando empecé mezclaba muchas ideas y temas, no sé… pero sobre todo intenté borrarme a mí mismo de mis canciones, escribir de otras personas. Un tiempo después un amigo escuchó las canciones y me dijo: “hay un tema central en todo esto, que es la duda, los miedos y en ponerles fin”. Y ahí fue cuando me di cuenta que estas canciones reflejaban el momento de mi vida en el que estaba.

“Es algo que subyace en todo el álbum, siempre hay dos formas de ver las cosas: puedes observar todas las posibles opciones y entrar en pánico, o puedes disfrutar de la enorme libertad que eso supone”

Es curioso, porque al escucharlo deja una fuerte impresión de luminosidad, de brillo, en contraste con tu anterior disco, que sonaba más tristón. En cambio, al escucharte hablar, no parece tan feliz como suena, ¿no?
Trato de afrontar asuntos difíciles, eso es seguro, pero creo que tiene que ver con una cita de Kierkegaard sobre la que canto en ‘Wedding in Finistère’. Dice “Si te casas lo lamentarás. Si no te casas, también lo lamentarás”. Es algo que subyace en todo el álbum, siempre hay dos formas de ver las cosas: puedes observar todas las posibles opciones y entrar en pánico, o puedes disfrutar de la enorme libertad que eso supone. Es un disco sobre elecciones, sobre las dos lecturas de cada ocasión en la vida. Por ejemplo, ‘How We Met The Long Version’ es una mirada optimista y feliz a tomar decisiones, cómo eso define quién eres en la vida, sobre vencer a tus miedos. En el fondo, es un disco feliz.

Bueno, el título en sí parece muy positivo, ¿no? “La vida va a verte ahora”…
Es interesante, porque la gente lo está interpretando de muchas maneras diferentes. Hay quien ve tristeza en él, como en esa frase de ‘Evening Prayer’ en que Babak imprime en una impresora 3D una reproducción del tumor que le han quitado de la espalda. Se asume que ese ‘Life Will See You Now’ es que son malas noticias. Y hay otros que lo ven como un nuevo comienzo, la belleza de ese momento en el que llegan las cosas que estabas esperando. Hay también quien ve una conexión con esa mujer en la portada, que desafía… “La vida va a verme ahora”… Su actitud es como “venga, puta vida, voy a poder contigo”, con confianza. No lo veo así exactamente, pero me gusta también.

Quería preguntarte sobre ‘To Know Your Mission’, la canción que abre el disco. Parece que contrapones cosas futiles, como pensamientos sobre comida o listas de éxito, con reflexiones más profundas sobre el sentido de la vida. Cuéntanos más sobre ella…
Sí, fue algo deliberado cuando escribí la canción, contraponer la muerte de la Princesa Diana con algo más banal como las canciones que eran top 10 en la radio aquel día. De hecho, aunque no lo creas, esto me llevó una ardua labor de investigación, lo preparé concienzudamente para que cada detalle fuera fiel a la realidad. En realidad es una de las pocas canciones del disco que cuentan una historia real, tal cual ocurrió. Cuando era adolescente solía haber muchos misioneros mormones por Gotemburgo, y uno de ellos se me acercó una vez y, en un sueco muy trabado, me dijo “hey, ¿puedo hablarte de este libro?”. Me sorprendió que, pese a que apenas tenía un par de años más que yo, él sabía exactamente cuál era su misión en el mundo, mientras que yo vivía en una confusión total. ¿Cómo era posible?

Revisando antiguos artículos sobre ti, me he dado cuenta de que ‘What’s That Perfume That You Wear’, el single del álbum, aparecía en una especie de mixtape que subiste a Soundcloud en 2014, con un sonido muy parecido al que tiene ahora. ¿Por qué decidiste recuperarla? ¿Qué significa esta canción para ti?
Es porque sirve como puente entre mis dos últimos discos. ‘I Know What Love Isn’t’ trataba de una ruptura sentimental y mis emociones tras ella, y esta canción trata de ese momento en que aceptas el dolor que has sufrido y lo ves casi con orgullo, como una experiencia que te ha hecho mejor persona. Es una especie de esos resúmenes que ponen al principio del nuevo capítulo de tu serie favorita, un “anteriormente en…”, ¿sabes? [Risas] También por eso la elegí como primer single. Creo que esta etapa necesitaba comenzar con una canción así, de venirse arriba.

Me encanta la canción, y también su vídeo, que creo que es fantástico. ¿De dónde surgió la idea sobre él?
Fue de Christopher Bridge, el director. Llamó al sello y dijo “tengo una idea para el vídeo de esta canción”. Casualmente yo estaba en Estados Unidos, de donde es él, y quedamos para hacerlo en Nueva York. Lo que más me gusta de él es que tiene un aire onírico, me gusta la idea, que coincide con la canción, de un sentido despertando reacciones en los otros sentidos. Cómo un aroma se convierte en la puerta de acceso a un espacio físico donde viven unos recuerdos. No literalmente, pero refleja muy bien el sentido de la canción. Lo que más me gusta es que tiene poesía, no conecta con situaciones sino con emociones.

Sí que has recuperado también una canción de tu proyecto ‘Postcards’, concretamente ‘Postcard #17’. ¿Por qué esta canción?
En realidad hay dos canciones de ‘Postcards’, porque ‘How We Met, The Long Version’ es otra de ellas, creo recordar que era ‘Postcard #29’. Las tomé porque sentía que eran dos aproximaciones distintas al tema central del álbum. ‘How We Met…’ habla sobre los beneficios de tomar decisiones por uno mismo y ‘Postcard #17’ habla sobre afrontar los miedos, acecharlos hasta encontrar la manera de manejarlos. Creo que ambas las escribí cuando empecé a ir a terapia, y se nota. [Risas]

Respecto a las canciones de ‘Postcards’ y esa mixtape que decías… Al principio tenía una especie de pensamiento indie, y pensaba que nada debía ser publicado dos veces. Pero me ponía triste que estas canciones desaparecieran. El nuevo disco, como los últimos, lo he afrontado como un recopilatorio de lo que he estado haciendo en los últimos 3 o 5 años. Por eso era importante para mí que estas estuvieran en el disco.

De hecho, quería preguntarte si no te da pena que esas 52 canciones que creaste, una por cada semana del año 2015, para ese proyecto se queden solo ahí, en tu Soundcloud. ¿No te has planteado recopilarlas en una edición física?
Es curioso, porque esto es algo que solo me están preguntando periodistas españoles… [Risas]
La naturaleza de ese proyecto era que quería hacer algo fácil, quería componer pensando que solo estaría en Soundcloud y nunca sería editado. Porque sé que de otro modo habría estado muy tenso en cuanto a la grabación y el resultado final, y no hubiera salido nada bueno de ello. Sin embargo ahora ya no lo veo así, pero aún no sé bien qué hacer. Sería bonito publicarlo en una edición limitada en 6 o 7 discos de 7”. Aún no lo he decidido, pero tampoco creo que pudiera tener una edición oficial, en plataformas de streaming y demás, porque hay muchos samples en él.

“[‘Dandelion Seed’] la escribí después de una conversación con mi vieja amiga Lisa. Ella es (…) como mi propio “Major Tom”. De vez en cuando recurro a ella para saber dónde estoy en mi vida”

Dado que ‘Life Will See You Now’ es una mezcla de canciones recuperadas y otras nuevas, ¿cuál ha sido la última que escribiste?
Mmmm… Creo que fue ‘Dandelion Seed’. La escribí después de una conversación con mi vieja amiga Lisa, la misma de ‘Happy Birthday, Dear Friend Lisa’ y ‘Sipping on the Sweet Nectar’… Ella es mi amiga más antigua, como mi propio “Major Tom”. De vez en cuando recurro a ella para saber dónde estoy en mi vida. La llamo, nos contamos cómo nos va y luego escribo, es como si me diera un reflejo de mí. Ella tiene una vida muy diferente a la mía. Tuvo un hijo cuando tenía 26 y vive una vida tranquila en Estocolmo, mientras yo estoy viajando por el mundo, tocando. Pero cada vez que hablamos, ella me conecta con quien fui.

¿Y cuál fue la más difícil de escribir para ti?
[Piensa un buen rato…]

O a lo mejor todas salieron muy fácilmente…
La verdad es que todas surgieron en momentos de pura inspiración. Incluso aunque me haya llevado mucho tiempo hacer este disco, cada canción surgió de un momento preciso, instantáneo. Como te decía antes, me ha llevado más tiempo saber cómo encajarlas en conjunto. Algunas fueron más difíciles de terminar, musicalmente. ‘Evening Prayer’ fue particularmente difícil, por ejemplo, porque no daba con el tempo adecuado.

La producción ha estado a cargo de Ewan Pearson, que es un productor de música electrónica y DJ, ¿verdad?
Sí, bueno, también ha trabajado en los últimos discos de Tracey Thorn.

“[Ewan Pearson, su productor] venía y decía “voy a poner un trombón aquí”, y yo pensaba “¡no pongas un trombón!”. Pero al final me mordía la lengua y decía “¡Buena idea! ¡Pon ese trombón!””

Sí, cierto. ¿Por qué pensaste en él para producirlo, y en Berlín, particularmente?
Empecé a trabajar con cajas de ritmo, sintetizadores, samplers… Para mí era muy difícil y lento, porque no tenía mucha experiencia con este tipo de instrumentos, así que sabía que necesitaba a alguien que dominara los ritmos y los instrumentos electrónicos, programación. Y sabía que estaba haciendo el típico disco de madurez, mi álbum de música-disco-de-crisis-de-los-30. [Risas] Entonces me acordé de Ewan, con el que había trabajado en el disco de Tracey ‘Love and Its Opposite’, y me di cuenta de que él sería perfecto. Alguna vez había comenzado a trabajar con otros productores, pero siempre acabó mal porque soy un “control freak”. Pero Ewan sabía siempre lo que estaba buscando y sabía que podía confiar en él. Tuve que inventarme muchos rituales para mantenerme apartado de su trabajo. Ewan venía y decía “voy a poner un trombón aquí”, y yo pensaba “¡no pongas un trombón!”. Pero al final me mordía la lengua y decía “¡Buena idea! ¡Pon ese trombón!”. [Risas]

Ciertamente, esa mezcla define el sonido del álbum, cajas de ritmo y sonidos muy orgánicos. ¿Eso era exactamente lo que buscabas, entonces?
Sí, totalmente. Quería un sonido cálido, que lo proporcionan los instrumentos acústicos, equilibran la parte electrónica. En realidad es algo que siempre he tenido presente en mi obra. Y es una mezcla que también funciona muy bien en directo. Mi banda actual está compuesta con esa idea: hay alguien que maneja los samples, pero también tengo un batería fantástico.

Antes citabas a Tracey Thorn, que vuelve a colaborar contigo en este disco, en la canción ‘Hotwire The Ferris Wheel’. Al final ya se ha convertido en una tradición, que uno aparezca en un disco del otro, ¿no?
¡Sí! ¡Me debía un favor! [Risas] Nuestra música funciona como un diálogo, tanto en ‘Oh! The Divorces’, como en ‘Become Someone Else’s’. Es como comunicarse desde distintos puntos de la vida. No sé qué edad tiene ahora, cuarenta y tantos creo, y es como si me escribiera una carta desde ese momento de su vida hacia mis trenta y tantos. Ella me dice “así es como van las cosas por aquí” y yo respondo “guay. Pues así es como van por aquí”.

En realidad no me planteaba volver a tener a Tracey en este disco, pero Ewan y yo hablamos sobre incluir unos coros femeninos de fondo, de alguna cantante de estudio. Y él dijo “vamos a pedírselo a Tracey”. “¿Estás de coña? ¿Cómo le vas a pedir eso a Tracey?”. O sea, ¡es como derramar por el suelo una botella de champán! Así que le envié ‘Hotwire The Ferris Wheel’, le pregunté si querría hacer algo en ella y enseguida vio el diálogo en ella, que yo ni me había planteado. Escribió su parte de la letra y al final se convirtió en un dueto. Ella le dio la vuelta y creo que funciona muy bien.

Es muy bonita, la verdad, y siempre es un placer volver a escuchar a Tracey.
Te diré que esa canción ya estaba inspirada musicalmente en una canción de Everything But The Girl, ‘The Heart Remains a Child’, en el tipo de programaciones. Creo que por eso pensé en ella cuando escribía esa canción, inconscientemente.

“Hay algo realmente hermoso en esas combinaciones de números y canciones, una canción por año, una canción a la semana, o 69 canciones de amor”

Uno de los trabajos conjuntos que hicisteis hace tiempo fue una versión de The Magnetic Fields que, curiosamente, publican álbum casi a la vez que tú. ¿Te emociona un poco?
Pues la verdad es que nunca he sido un gran fan. O sea, sé que me comparan con ellos a menudo, y me gustan mucho, Stephin Merritt es un gran compositor, son una gran banda… Creo que el nuevo disco tendrá 50 canciones, una por cada año de su vida, ¿no? Eso es algo que me une con él, la calidad a través de la cantidad. [Risas] El pop es una pequeña forma de arte, y creo que un buen disco de pop no debería tener más de 10 de unos 3 minutos. Pero hay algo realmente hermoso en esas combinaciones de números y canciones, una canción por año, una canción a la semana, o 69 canciones de amor. Pienso que alcanzas algo precioso cuando haces tanto de algo, se convierte en una entidad cohesiva.

Escuchando ‘Wedding in Finistère’ recordé un vídeo en el que dabas una sorpresa a unos novios, que eran muy fans tuyos, cantando un par de canciones en una boda, creo que en Australia, en 2012. ¿Esta canción está inspirada en aquel bonito episodio?
No, en realidad no. Es que hace 10 o 12 años yo me ganaba la vida cantando en bodas, cuando no podía vivir de la música.

¿En serio? No tenía ni idea…
Hacía unas 10 bodas al año y me sostenían financieramente. Es como los fotógrafos. Todos los fotógrafos tienen su lado artístico, pero tienen que hacer books de bodas para ganarse la vida. Aquella boda en Australia fue una de cientos de bodas, y ‘Wedding in Finistère’ también habla de una de ellas. En esta la novia tuvo dudas de última hora, y creí que encajaba muy bien en la temática del disco.

¿Está basada en hechos reales, entonces?
Sí, la de cantante de bodas es como una carrera alternativa, y me encanta. Es el mejor trabajo que he tenido, porque me siento como una matrona o algo así, dando a luz a estas personas a otro lado de su existencia. Es un sentimiento muy bonito. Y además he tenido el privilegio de poder hacer esto exclusivamente para gente que conoce mi música y tienen una relación con ella. Me ahorra tener que enfrentarme con el pariente borracho al que le molesta que no toque tal o cual canción. [Risas] Estar ahí, cantando mis propias canciones y ver lo que significan para alguien, para sus relaciones, es ya un gran pago como compositor. Por otra parte, paso muchos nervios, por la responsabilidad. ¡No la puedes cagar en un momento tan importante para ellos! Suelo llorar a lo bestia antes de salir a cantar.

Supongo que estás planificando un tour para presentar el nuevo álbum. ¿Te veremos por España?
Sí, estamos pensando en ello ahora mismo. Es un poco complicado cuadrar las agendas de todos los músicos, la logística. Habrá aún más conciertos después del pequeño tour que comenzamos ahora, así que espero estar por allí pronto.

Etiquetas:
  • salava

    Me llegan a dar a mi esa sorpresa en mi boda y hago el ridículo pero bien hecho

  • Mireia Pería

    Muy buena entrevista. Y menudo discazo se ha marcado. <3

  • Oitu

    Entrevista fetén, que suerte que esté de vuelta.

  • indecisionmetodica

    que pena escuchar que i know what love isn’t fue un fracaso y que le produjese esa inseguiridad

  • Gran entrevista, me ha encantado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR