Pon una Blythe en tu vida

-

- Publicidad -

Pon una Blythe en tu vida

BLYTHE.jpg

Las primeras muñecas Blythe nacieron en los años 70 para disgusto de madres y susto de niñas, ya que fueron retiradas del mercado porque las pobres se morían de miedo. Tiempo después se retomó su fabricación y desde entonces hasta ahora el mundo de estas niñas no ha parado de crecer.

- Publicidad -

La más chic de las muñecas en Japón se ha extendido por gran parte del mundo. Es tal el fervor que los más grandes de la moda ya se han rendido a vestirlas. La fotógrafa Gina Garan, por ejemplo, tiene varias publicaciones y reportajes retratando la belleza y el estilo de estas muñecas. En su último libro ‘Blythe Style’ se pueden ver fotos de ellas vestidas por Gucci, Prada, Dolce & Gabanna, Dior, Valentino, Sonia Rykiel…

- Publicidad -

Con unos enormes ojos de colores cambiantes, pelo extralargo y brillante y una cabeza en total desproporción con su cuerpo, estas niñas son sin duda las más guapas entre las de su clase.

Pueden llegar a parecerse a quien más admires, incluso a ti misma. Miles de estilismos y complementos de cualquier clase que te puedas imaginar: desde los vestidos más clásicos de niña buena y princesa, las más poperas, las más punk, las heavys, las modernas, las que se pasan de estrafalarias y las más sofisticadas. Pantalones pitillos, leggins de leopardo, camisetas con los estampados más punteros, zapatillas como las que tú llevas, gorros, gafas de sol, lencería, bolsos de Chanel… ¡¡¡y todo lo que te imagines!!!

Hay todo un mundo a su alrededor. Puedes consultar sus páginas web (aquí y aquí) o diversos foros de internet, donde te explican cómo y dónde las puedes adquirir, te enseñarán las miles de customizaciones que puedes hacer con ellas, maquillajes, tintes para el pelo, etc. Y lo que es mejor, todas las fotos que te imagines de estas pequeñas, sus viajes y hasta sus casas.

Se dice que están todas registradas y con números de serie independientes. La mayoría de ellas se encuentran en gran parte de Asia, Inglaterra, Cánada, Nueva York, Australia y España. Ya sabes, si no te avergüenzas de reconocer que te va lo de jugar con muñecas, saca tu Chabel del armario mientras te piensas si poner o no una Blythe en tu vida.

Lo más visto

No te pierdas

‘Eso que tú me das’: Pau Donés siendo hasta el final el mismo que cantó ‘Grita’

A finales de los años 90 las canciones de Jarabe de Palo eran omnipresentes. Cada vez que un ser...

No hubo euforia: desangelada victoria de ‘Voy a quedarme’ para Eurovisión

RTVE destinó más recursos a las colaboraciones de Blas Cantó que a las canciones aspirantes para Eurovisión en sí.