Hairspray

-

- Publicidad -

Hairspray

hairspray2.jpg

Hacía tiempo que no salía tan contento del cine. Y es que pocas cosas me gustan más que caminar por la calle contagiado de la emoción transmitida por una película. Creo que no soy el único, todos de niños hemos querido encontrar un tesoro como los ‘Goonies’, volar como ‘Supermán’, atrapar espíritus como los ‘Cazafantasmas’ o montar en las ferias cantando como en ‘Grease’. Ya creciditos, aunque no lo creamos, seguimos igual, y nos dejamos llevar por la tristeza –hablo de casos reales vistos y sufridos por estos ojitos- de un buen drama como ‘El laberinto del Fauno’ o nos apetece repartir hostias al primer macarra que se nos cruce como hacían las chicas de ‘Death Proof.’ Vamos, que soy súper fan de la empatía.

- Publicidad -

Afortunadamente, lo que nos pasa después de ver ‘Hairspray’ no supone un peligro para el resto de la sociedad. Todo lo contrario, ya que cantar y bailar por la calle no es delito, creo, y como mucho lo que conseguiremos es que la gente nos mire mal. Aunque insisto, después de ver la película, lo que opinen los demás de ti será lo que menos te importe en el mundo. Vale, la que nos ocupa no es una película perfecta, pero por conseguir lo que consigue se merece estar en la lista de mis favoritas del año. Os voy a dar diez razones por las que todos debemos verla:

1. Para saber quién coño es Zac Efron y preguntarte con razón por qué las niñas tienen las carpetas forradas con su careto cuando el más guapo es el prota negro.
2. Por Michelle Pfeiffer, que vuelve al musical demostrando que lo único bueno de ‘Grease 2’ era ella y lo único bueno de ‘Batman Vuelve’, también. Menos mal que no le dieron su papel a Madonna o Meryl Streep, que eran las que tenían pensadas en un principio.
3. Por ver cómo se mueve y canta Nikki Blonsky, que a pesar de ser una seta algo antipática en la vida real, en la pantalla se convierte en algo así como una Beth Ditto cantando temas de las Pipettes.
4. Por jugar a ‘¿Dónde está Wally?’ buscando a actores de la peli original de John Waters que aparecen en este remake.
5. Por lo mucho que recuerda a la genial ‘La pequeña tienda de los horrores’ –sí, la de la planta carnívora cantante, ¿no os encanta?-.
6. Por demostrarte que a John Travolta no le odiabas tanto como pensabas.
7. Por esa sevillana presidiendo la cama de la pija.
8. Por servir para entender lo duro que son de conseguir los peinados de las viejas los domingos. ¿Vuelve la laca?
9. Porque en un número musical salen ratas y, oh, sorpresa, ¡no cantan!
10. ¿He mencionado ya a Michelle Pfeiffer?

- Publicidad -

Nota: 7,5

Lo más visto

No te pierdas

Todos los gatos somos grises: 40 años de ‘Faith’ de The Cure

Recordamos el tercer álbum de la banda británica.

DELLAFUENTE «moderniza» a Niña Pastori… ¿o no tanto?

Niña Pastori es una de las artistas españolas más exitosas de los últimos 30 años, por lo que no...