Phil Spector, el gran genio, culpable de asesinato

Por | 14 Abr 09, 1:49

La influencia de Phil Spector aún es citada a menudo en el mundo de la música. Constantemente se hace referencia a su conocido «muro de sonido», que consistía en reproducir las mismas notas en varias guitarras iguales a la vez, añadiendo cuerdas y ecos para dar más cuerpo a la canción. Trabajó con los Beatles, Lee Hazlewood, Gene Pitney, los Ramones, Leonard Cohen o las Ronettes y estuvo implicado como productor o compositor en 25 canciones que llegaron al top 40 sólo entre 1960 y 1965. ‘Be My Baby‘, ‘Let It Be’, ‘Imagine’ o ‘Unchained Melody’, de los 60 y primeros años 70, son sólo algunos de los hits en cuyos créditos aparece. Incluso Beach Boys llegaron a decir que no era casualidad que ‘Pet Sounds’ tuviera las iniciales de Phil Spector.

Se considera una influencia para todo el movimiento shoegazer y por supuesto para todo el revival girl-group de los últimos años, con Amy Winehouse a la cabeza. Tendría que estar recibiendo homenajes sin parar, pero siempre se ha encargado de tener una horrible fama entre los mismos músicos con que trabajaba, amigos y familiares, hasta llegar al día de hoy, cuando acaba de ser declarado culpable de asesinato. Los hechos sucedieron el 3 de febrero de 2003, cuando la actriz Lana Clarkson murió en la casa de Spector. Los fiscales decían que él la había disparado sólo horas después de haberla conocido en la discoteca en que ella trabajaba y los abogados mantenían la tesis de que se había suicidado.


Phil Spector fue detenido como sospechoso el mismo día de la muerte de Lana, pero salió en libertad pagando una fianza de 1 millón de dólares. Ya se celebró un juicio en 2007 sobre los mismos hechos, pero en aquel caso el jurado fue incapaz de llegar a un veredicto. En esta ocasión, tras cinco meses de juicio y varias semanas de deliberación, se ha declarado culpable a Phil Spector. El fiscal ha intentado reflejar su lado más violento y hasta cinco mujeres han testificado, contando cómo Spector las había amenazado con armas durante los 70.

Su ex chófer además dijo al jurado que en la noche de la muerte de Lana, encontró a su jefe con una pistola y la mano ensangrentada, quien le habría dicho: «Creo que he matado a alguien». La defensa, sin embargo, argumentó que no había evidencia forense para condenar a Spector, y señaló la ausencia de residuos de un disparo en sus manos y ropa. Además, dicen que el chófer, brasileño, no habla bien inglés y que lo que le dijo Spector fue: «llama a alguien». Apuntaban como la causa del hipotético suicidio la malograda carrera artística de Lana y sus graves problemas económicos. Curiosamente, el padre de Phil Spector se suicidó en 1949, cuando él sólo tenía 9 años.

La vida de Spector siempre había sido turbulenta, mucho más allá del fatídico accidente de coche que estuvo a punto de costarle la vida en 1974. Ronnie Spector escribió un libro en el que explicaba cómo al estar casada con él, le prohibía salir de gira con los Rolling Stones o con los Beatles por celos o cómo le escondía los zapatos para que no pudiera salir de casa. Llegó a declarar que si no hubiera logrado separarse, habría muerto. Un hijo de ambos también contó que le encerraba en su cuarto con un orinal para que pudiera hacer sus necesidades. También se dice que obligó a los Ramones a tocar mientras les apuntaba con una pistola y que también llegó a apuntar a la cabeza a Leonard Cohen. Además, se le considera una influencia para que los Beatles decidieran separarse. Con este CV, no extraña que no llegara a terminar el trabajo planeado con Celine Dion en ‘Falling Into You’ o Starsailor recientemente.

Phil Spector, a sus 68 años, ha acudido a la lectura del veredicto con dos chapas. En una podía leerse «Barack Obama Rocks!» y otra representaba la bandera estadounidense. La sentencia, que podría ir de los 15 años de prisión a la cadena perpetua, se conocerá el 29 de mayo. Un final desconcertante que nadie sabe cómo encajar, para uno de los grandes genios de la música del siglo XX.

La Tienda JNSP