Discos de la década: Miqui Puig

Por | 26 Sep 09, 14:20

miqui_casualidades

En medio de una mudanza asquerosa, una amiga me ayudaba a meter cosas en cajas y a limpiar. Sonaba este disco y al cabo de un rato me preguntaba quién cantaba porque le estaba encantando. Cuando le contestaba que Miqui Puig, no se lo podía creer. Esta anécdota tan gratuita sirve para explicar un sentir general: el de la sorpresa de que Miqui Puig, ese personaje televisivo, hubiera podido hacer un disco tan bueno sin que el mundo se enterase.


‘Casualidades’ era el primer disco en solitario de Miqui después de Los Sencillos, a los que está dedicado el álbum en su libreto. Como artistas invitados aparecen Suzette de Les Très Bien Ensemble y Silvia Niza, entre otros, y también Diego Vasallo haciendo coros en ‘Tipo loft’ y Jeanette en ‘La **** canción de amor en la que el chico gana’. El álbum, publicado por Naïve en la misma era en que triunfaban con la edición del primer disco de Carla Bruni, es una exquisita mezcla de los gustos que interesan a Miqui, pero sobre todo un excelente conjunto de buenas canciones, en el que sólo bajan la media, y poca cosa, ‘Charcos’ y ‘Con un traje de Elvis’.

Todo lo demás es brillante. En una entrevista que le robamos cuando después de cierto «hype» en torno a este disco, se animaba a sacar un álbum en directo, declaraba sobre su cuestionada carrera de músico: «Con lo que me quedo es que soy un tipo que tras 20 años sigue haciendo canciones bonitas y es a lo que me quiero dedicar». No es arrogancia. La mayoría de las canciones que componen ‘Casualidades’ son muy bonitas. El primer single, ‘Te quiero ahora, te quiero luego’, que aúna la fuerza de las guitarras eléctricas con una orquestación muy Berlanga en la era ‘Deseo carnal’‘, contiene una de las melodías más gloriosas. Y no es la única. ‘Tipo loft’ tampoco habría desentonado en Radio One en los mejores años del britpop.

En el segundo single del álbum, Miqui Puig cumplió el sueño de contar con la colaboración de su ídolo Jeanette, para la que se planteó componer un disco de «comeback» que finalmente no se produjo. En La Luna contaba: «Mucha gente ha estado detrás de ella desde hace bastante tiempo, y no hacía colaboraciones. Pero yo insistí, me declaré fan por carta y accedió a escuchar la canción y se prestó a venir. Soy un privilegiado…». Y tanto. La voz de Jeanette en ‘La **** canción de amor en la que el chico gana’ se hace esperar, pero cuando llega el efecto es más emocionante todavía que si la hubiera cantado sola.

2004 es también un gran año para la expansión de blogs y fotologs y es una época ideal para que todo el mundo se explaye sobre lo que mola o lo que no mola. ‘Totalmente a favor’ y ‘Revival’ nos cuentan lo que se lleva, haciendo un juego de palabras con el amor que viene y va en una relación. Porque aunque se lleve el «northern soul», el gospel (‘Tan lejos tan cerca’) o la bossa (‘El punk-rocker enamorado’), el amor no se pasa de moda.

Las letras del álbum no se caracterizan por su complejidad, bastantes veces se limitan a decir cosas como «te quiero», pero a menudo sus torpes declaraciones aparecen musicalmente en la parte más adecuada, como en ‘Tipo loft’, cuando está a punto de parar la música y él recita: «no sabes cómo me gustaría que estuvieras aquí, que pudieras venir», haciendo casi de cada canción un himno perfecto.

Al final, la mudanza fue un fracaso, nunca me devolvieron la fianza, se me olvidó grabarle a mi amiga el disco y el siguiente álbum de Miqui no generó ninguna expectación. Por suerte el futuro ya está aquí para hacer justicia y ‘Casualidades’ puede escucharse online.

La Tienda JNSP