¿Merecen las discográficas el 5% del caché de un grupo?

Por | 11 Nov 09, 15:09

bebe_amarillaNo hace falta recurrir a las estadísticas. Un vistazo a lo que ha pasado con las tiendas de música en cualquier ciudad deja claro que ya no se venden discos. Y un vistazo a los numerosos «sold-outs» alcanzados incluso en tiempos de crisis recuerda que la pasta está en los conciertos. Ya el pasado mes de marzo un artículo de El País nos informaba de que la última moda entre algunas compañías discográficas era reclamar el 5% de su caché durante las giras a sus artistas como modo de supervivencia. Durante la presentación de ‘Y.’, Bebe reconocía que su sello se lo había ofrecido, pero que ella se había negado a dárselo. Sin embargo, no todo es blanco o negro. Hay sellos que se encargan de buscar bolos al grupo y hay otros que simplemente ni se han planteado llevarse ese 5%. Preguntamos a varios artistas y responsables de sellos discográficos si les parece bien que se aplique ese porcentaje.


rodrigo5Rodrigo de Triángulo de amor bizarro: «No, no me parece nada justo, ya que la transformación tecnológica del mercado musical es un problema únicamente de la industria, no de los músicos. Si, por ejemplo, sube la gasolina, es el músico en este caso el que incurre con los gastos, ni mi imagino pasarle ese gasto a la disquera. Es tan absurdo como querer cobrar ese 5% por un servicio que no dan. Es más, debido a la ineptitud de las multis, por no saber o no querer adaptarse a los nuevos tiempos, sus artistas han dejado de ingresar cantidades ingentes de dinero. Creo que los artistas grandes deberían demandar a sus disqueras por todo el dinero perdido. En este último caso, por supuesto, hablo en tercera persona, ya que creo que los grupos pequeños y las disqueras pequeñas sí están sabiendo adaptarse mejor a las nuevas condiciones (aunque tampoco veo normal en el caso de que quieran cobrar el maldito 5%), a pesar de que el gran cambio de ciclo en el mercado solo se puede producir si las propietarias de la mayor parte del pastel se adaptan de una puta vez al mundo real».

nixon5Francisco Nixon: «Supongo que cada caso es diferente. A priori no me parece justo en absoluto. Fabricar discos y hacer conciertos son dos negocios diferentes. Antes las discográficas eran más importantes para los artistas que las promotoras. Ahora las tornas se han cambiado. Da igual si las discográficas piden el 5% de los conciertos, dentro de poco los artistas ficharán con las promotoras y las discográficas no existirán como tales. Los discos serán parte del merchadising. Cuando hablo de discográficas, pienso sobre todo en las multinacionales, se entiende. Éstas se dedicarán a vender discos de los Beatles y de Elvis Presley mientras puedan, hasta que desaparezcan».

arizona_babyJavi de Arizona Baby: «Si lo que en realidad ocurre es que ese 5% garantiza la supervivencia del sello para que éste invierta en el máximo de promoción para el grupo o artista, quizá sea una simple cuestión de «hoy por ti, mañana por mí» y no haya que darle más vueltas al tema. También hay que tener en cuenta que no es lo mismo una multinacional que un sello independiente y que, en algunos casos, el propio sello cuenta con un departamento de management. Si se trata de un sello independiente lo ideal es que artista y sello trabajen juntos y se cubran las espaldas el uno al otro, aunque suene un tanto utópico».

linan5Javier Liñán de El Volcán, antes en RCA, Virgin, etc: «Nosotros en El Volcán, con la mayoría de los artistas con los que trabajamos, llevamos la discográfica, la editorial y el management. De todas maneras el disco hoy en día, es un vehículo de promoción para la carrera de un artista, para que haga conciertos y se desarrolle. La inversión que hay que hacer para grabarlo y para promocionarlo nunca se cubre con las ventas de discos. En la mayoría de los casos, por no decir en todos, con los discos siempre se pierde dinero. Por lo que yo entiendo que las cosas están cambiando, y si la discográfica paga la grabación y el márketing del lanzamiento de un disco, tiene todo el sentido que tenga un porcentaje de los conciertos aunque no sea la discográfica la que los promueva».

aviador_droServando de Aviador Dro: «Las compañías deben tender a convertirse en promotoras / mánagers de sus grupos. Ninguna va a sobrevivir solo a base de vender un hardware, discos… que ya está obsoleto. Hay que esperar que en menos de 5 años las compañías tiendan a pedir alrededor de un 20% de sus ingresos a los artistas y ocuparse de esas áreas. Estamos totalmente de acuerdo con ello».

pablo_guineaPablo Errea de Guinea Pig, Australian Blonde, Edwin Moses: «Si sólo por publicar el disco la compañía quiere llevarse el 5% del caché o ganancias de cada concierto de su artista, habría que preguntarse quién es el artista».

guille5Guille Mostaza de Ellos: «¿El 5%? Pues mira, depende, si se van a mojar más en labores de promoción, si van a echar una mano en contratación, esto es, a la hora de buscar conciertos y, al fin y al cabo, impulsar al grupo, me parece bien, con una discográfica hay que trabajar por el bien común, hablando en términos contractuales, tanto “artista” como “compañía”. Hace un par de años sacamos a Ellos de una compañía que nos pedía el 30% del caché bruto de cada concierto, aún habiéndolo gestionado nosotros mismos. Haga usted cuentas, quiten del caché la cantidad previamente dicha y luego sigan descontando los gastos habituales: furgonetas, dietas, alojamientos, gasolina, músicos, técnico, roadie, peajes y algún extra de última hora, y eso si no llevas también un backliner y un técnico de luces… ¿qué queda? No demasiado, obviamente, así que supongo que un 5% es bastante razonable, y más teniendo en cuenta que el mánager se suele llevar el 20%, que es lo normal. Por otra parte cabe señalar que la gente que tiene un grupo y se dedica exclusivamente a esto come básicamente de los conciertos, mientras que las discográficas tienen más ingresos por otros lados. Así que sí, el 5% está bien y si se dan las condiciones que he dicho al principio, pero no más».

gemma_subterfugeGema de Subterfuge Records: «Nosotros no sólo somos discográfica sino también oficina de management. Es decir, no es que la discográfica Subterfuge se lleve un tanto por ciento de los conciertos de los grupos, es que dentro de Subterfuge está la oficina de management y promotora de conciertos que por su trabajo consiguiendo conciertos y ocupándose de todas las necesidades de los grupos en gira percibe su porcentaje. De todos modos nadie obliga a un músico a firmar un contrato. No hay letra pequeña». Foto: Vivaelpop.

delcoManuel Piñón de Delco: «Si la compañía en cuestión decide participar también de los gastos que lleva la organización de un concierto –promoción y producción fundamentalmente– no sólo me parece justo; produce entusiasmo. Si en cambio sólo quieren ese porcentaje sin aportar nada más que lo que venían haciendo, está claro que esas cláusulas sólo las van a firmar músicos de la vieja guardia o artistas de mega multinacional. Tengo un colega músico al que ofrecieron en una discográfica grande renovar con un contrato en esas condiciones. Él les preguntó que si iban a pagar la cartelería de los bolos. Ellos le contestaron que no. Él les dijo que entonces se piraba. Se ha pagado él mismo su disco, ha firmado un acuerdo de distribución con otra multi y ha fichado por una promotora de conciertos potentísima. Está más feliz que nada. En el otro sello aún se están tirando de los pelos por haberle perdido. Si los planes de reconversión industrial de los grandes sellos pasan por medidas tan cutres e improvisadas como lo del 5% –en algunos casos llega al 12% según músicos con los que he hablado– creo que se equivocan. Ahora que hasta la FNAC se plantea seguir vendiendo discos, el rol de estas compañías que ni siquiera saben que Cd Drome, Radio City o Escridiscos existen es todavía más prescindible. Si los sellos más indies reproducen esta estrategia van todavía más de culo. Están tratando con grupos que se buscan ellos mismos los conciertos a diario. En nuestro caso, en 2Fer nunca nos han pedido un porcentaje, pero sabemos que es un sello ejemplar: nos pagan el disco, nos ayudan a financiar giras, nos dan merchan y discos sin adelantos de por medio, y hasta nos prestan los instrumentos».

aaronAaron Thomas (de nuevo en castellano): «No sabía nada de esto, por favor, ¡no se lo digas a mi sello! Si eres afortunado de tener una buena relación con tu sello, tienes que hablar con ellos y estar de acuerdo. Debe ser justo, los sellos te dejan grabar y hacen la promo, y esto cuesta una pasta. Sin embargo, hay un límite, un punto cuando la recuperación se convierte en aprovechamiento. Hay que estar atento y encima de la situación. Pero también hay que aceptar la consecuencias de tus decisiones. Ahora, los sellos no son tan necesarios ni poderosos como antes, pero todavía nos dan la oportunidad de grabar y si no fuera por ellos habría sido mucho más complicado».

ibon5Ibón de Single: «Desde luego que es una medida injusta. Y por lo que he oído, en muchos casos es bastante más de un 5%».

ariadna_punsetesAriadna de Los Punsetes: «Organizar y promover un concierto es algo que lleva un trabajo extra, bien para el grupo o para la discográfica. Me parece bien que la discográfica se lleve un tanto por ciento siempre y cuando sea de ella el mérito de organizarlo. Si no, todo para el grupo».

mateAlberto Mate: «No tengo muy formada una opinión acerca de este tema porque Siesta nunca me ha pedido pasta por los conciertos. Pero supongo que si la discográfica te ayuda con las labores de promo de un concierto, se mueve activamente para conseguir bolos y se ocupa de todo lo contingente para montarlos, es decir, asume el papel de mánager, es normal que se lleve un porcentaje de esos conciertos».

cjsFelipe de Cola Jet Set: «¿Sólo el 5? A mí me pillan el 10 y ya me parece bien, si el concierto lo han conseguido ellos. Si no, nada. Pero he oído hablar de pedir el 30, lo consiga la discográfica o no, y eso es esclavizarse inútilmente. Cada uno debe sopesar si le conviene más pagar un poco y que te lo hagan todo o autoeditarse y quedarse con todo, lo que requiere mucho trabajo o ganar mucho dinero para pagar a otro que lo lleve».

david_beefDavid Rodríguez de Beef: «Habrá unos poquitos sellos que sí se merecen cobrar el 5% ese, porque invierten dinerales y mucho trabajo en los discos aun sabiendo lo poquito que se venden, pero me temo que la mayoría de discográficas juegan a ir de enrolladas y después hacen pagar al grupo la grabación, la edición y los cafés. En esos muchos casos el que quieran cobrar de los conciertos apesta y yo les retiraría el saludo».

f_vacas5Fernando Vacas de Flow y Eureka: «Soy artista, editor y productor… mánager no. Yo soy de los que piensan que si hay pasta, mejor que haya para todos. Desde el punto de vista del artista, si mi caché es de 10.000 euros y mi mánager se lleva el 15%, por qué no se va a llevar mi compañía el 5% si trabaja bien los discos, y hace que me pongan en la radio y apoya las giras con carteles y mailings, etc, etc. Yo encantado de darle eso a mi compañía, entre otras cosas, porque si no lo hago, va a desaparecer. En mi caso como grupo, Flow, nunca he tenido mánager. Eso también facilita mucho las cosas a la hora del reparto. Aunque hay más trabajo, desde luego. Como sello, Eureka nunca se ha llevado ningún porcentaje de los conciertos de los artistas, pero vamos, que hasta así se nos ha quejado Lourdes Hernández. Creo que cuando llevas poco tiempo en esto de la música te crees que tienes los huevos de oro, cuando llevas un poco más te das cuenta de que eres igual que todos y que por estadística te pasarán cosas buenas y malas, y cuando ya llevas mucho tiempo, o te quedan amigos en esto de la música o te vuelves un hijo puta al que no puede ver nadie. Que nadie se pelee por un cinco por ciento por favor, a ver si por tanto repartirse la tarta se les van a derretir las velas y nadie se la podrá comer».

rosenvingeChristina Rosenvinge: «Las compañías de discos lo han hecho mal durante años en muchos sentidos. Y ahora se tienen que reconvertir en algo distinto. Todavía estamos al inicio del cambio. Me parece injusto que pidan el 5% del caché, sobre todo del bruto, teniendo en cuenta las pérdidas que hay a veces. Pero me parece igualmente injusto que no tengan ninguna posibilidad de recuperar la inversión que hacen en las grabaciones y promociones. Grabar un disco cuesta. Puede ser 6.000 ó 30.000 ó 60.000, pero el estudio, los músicos, los técnicos y todos los demás trabajan y cobran. También el diseño, los videoclips cuestan dinero. Son las compañías y los propios artistas los que cubrimos esto. El que quiera disfrutar del resultado debería aportar algo. De esta manera podremos seguir grabando. Ahora mismo nos están bajando tanto los presupuestos que dentro de poco tendremos que grabar las canciones en casa con un tecladillo y publicarlas tal cual. Os aseguro que todos saldremos perdiendo. Creo que la gente tiene que pagar al bajarse música, o al subscribirse a una web de free streaming. Y que ese dinero tiene que llegar a los que trabajaron en el proyecto, no a un fondo oscuro sin nombre, como en el caso de la SGAE».

clint5Clint: «Si la discográfica hace la función de management, es normal que se quede un porcentaje, como cualquier mánager. Si no hace esa función, sería cuestión de llegar a acuerdos puntuales y (especialmente) limitados, sobre costes de grabación, producción y distribución, hasta recuperar esa inversión. Hasta ahora, que la autoedición es lo más, la única forma de acceder a los medios, a las tiendas y al público, era a través de las marcas que editaban los discos. Los discos autoeditados, hasta que Radiohead (durante cinco minutos) y Pau Donés decidieron que las discográficas son el diablo, eran poco más que maquetas para los medios, los sellos y las tiendas. Las discográficas no son ong’s, pero los grupos tampoco, así que una vez recuperado el dinero de la grabación, habría que revisar otros porcentajes, como el editorial, por poner un ejemplo, hasta que las ventas digitales se asienten y alguien sepa por dónde van a ir los tiros musicales. Los de la mágnum ya los manejamos nosotros».

La Tienda JNSP