Robyn / Body Talk Pt. 1

Por | 15 Jun 10, 1:15

Robyn_Bodytalk_1Con ‘Robyn‘, Robin Miriam Carlsson demostró que el europop, un género que nació, vivió y murió en los 90, merecía ser reavivado, con una nueva visión en la que el pop más accesible y bailable estuviera en comunión con propuestas vanguardistas y de cierto riesgo. Logró el éxito comercial en gran parte de Europa y el reconocimiento crítico en todo el mundo. Con ese background, Robyn ha tenido tres años para trabajar en nuevo material y el proceso creativo ha sido tan fructífero que en los próximos meses tendremos no uno sino tres nuevos álbumes de esta sueca. ‘Body Talk Pt. 1’ es el primero de ellos.


Según la misma Robyn, con estos formatos más cortos que un álbum, busca adaptarse a la forma en que la gente tiende a escuchar música en nuestros días. Y quizá sea la mejor forma de atacar el de por sí difícil reto de dar continuidad a la excelencia y longevidad de aquel álbum (se editó por primera vez en 2005 y en 2007 alcanzó el platino en el Reino Unido). Ella misma se había encargado de dar a conocer varios cortes del álbum a través de su web, Youtube y Myspace y, por separado, no parecían estar a las alturas de las expectativas. Sin embargo la electro ‘Fembot‘ (coescrita con Klas Ahlund de Teddybears), ‘None Of Dem‘ (producida por Röyksopp y en la línea de sus colaboraciones previas) y ‘Dancehall Queen’ (estupendo coqueteo jamaicano producido por Diplo y anteriormente conocido como ‘No Hassle’) forman junto a la “catchy” ‘Cry When You Get Older’ un sólido núcleo central para ‘Body Talk Pt. 1’, construido en torno a una de esas canciones más grandes de la vida. ‘Dancing On My Own‘, escrita junto a Patrick Berger (compositor del primer álbum de Hillary Duff), es de esos temas que, como ‘Every Heartbeat’, no pierde su capacidad emotiva por más veces que lo escuches. Apto para cualquier club y para el dormitorio, su historia de rechazo en la pista de baile es de las que calan hondo.

Pero hay un contraste profundo de esa parte central con sus extremos. La inicial ‘Don’t Fucking Tell Me What To Do’ no pasa de ser una intro simpatiquilla, mientras que la balada ‘Hang With Me (Acoustic)’ (que tendrá su versión electrónica en la próxima entrega) y el tradicional sueco ‘Jag Vet En Dejlig Rosa’ (que Robyn ya interpretó hace años en memoria de los fallecidos por el tsunami del sureste asiático) suponen una drástica caída de ritmo que no termina de satisfacer. Aun así este volumen es una apetitosa apertura de esta serie que promete ser el estandarte de un nuevo europop posible, y que de nuevo llega del norte. El próximo 23 de agosto llegará ‘Body Talk Pt. 2’, que debería empezar a confirmarlo.

Calificación: 7/10
Lo mejor: ‘Dancing On My Own’, ‘None Of Dem’, ‘Dancehall Queen’.
Te gustarán si te gustan: Ace Of Base, Röyksopp, Madonna.
Escúchalo: MySpace

Etiquetas: , ,
  • Omar

    Como coños le ponen un 7 a un disco que merece un 8.5 o un 9??? si es un tremendo disco pop!

    y a she wolf de shakira le dieron 7/10

    coño!!!

  • J.m.

    es cierto

  • Dog-man

    Mmm…tan enamorados de ella o por allá está de moda?

  • Jose

    Ah Bionic le pusite 6 y a este discazo 7? :S

  • Rum Rogers

    Pensaba que lo de sacar 3 discos en este año no lo iba a conseguir, habiendo sacado el primero tan tarde, pero ya veo que hay fecha y todo, qué bien!

    En cuanto al disco, me parece muy bueno, ha sido el disco que más me ha llamado la atención de ella. Aunque las dos últimas canciones apestan, y teniendo en cuenta que el disco tiene ocho temas…

  • sagitarioaem

    yo estoy de acuerdo con el 7, las baladas dan un bajón tremendo…o que se yo..un 8 también quedaría, pero no mas.

  • Oscar

    espero que a nadie le quepa duda de que diplo es un grande a la hora de crear hits. no sé cómo algunos le atribuyen su éxito por m.i.a., cuando es todo lo contrario.
    y robyn? DISCAZO

  • Mikau

    Este disco es, mínimo, de 8. Pero mínimo.

  • Para mi roza el 8 a la espera de los otros 2 discos. Creo que después habrá que valorarlos en conjunto porque son 3 discos pero un mismo trabajo.
    Este, para escucharlo entero, mejor que en Myspace, aquí:
    http://listen.grooveshark.com/#/playlist/Robyn+Body+Talk+Pt+1/30077422

  • Hacer un guiño en el nombre del disco al primer y fabuloso álbum de Imagination se merece un +1 por lo menos.

    Saludos so good, so right

  • cora

    Un 8 por lo menos

  • yo también soy de 8-8,5. si que es cierto lo del nucleo central, pero “dont fucking tell me what to do” yo también la incluiría

  • bjaron

    Robyn rules.

  • Toloco

    Pues yo soy muy pro-Robyn (su anterior disco es de lo mejor de la década) y sin embargo creo que Body Talk no merece más de un 6-7. 3 bajonazos en un disco de 8 temas son muchos y las otras 5 están bien pero, salvo el single, tampoco son excepcionales. Vamos, que no es The Fame Monster donde hay 3 normalitas y 5 maravillas… Y este nuevo formato de 8 canciones sigo sin entenderlo, lo que la gente quiere no son discos más cortos si no, directamente, no pagar por ellos o hacerse con canciones sueltas…

  • josita

    No era posible sacarla un pelín menos fea en la portada? TINC POR!!!

  • Taringa!

    Es verdad lo que dicen por ahi arriba solo un punto de diferencia con Bionic no me parece justo para este discazo.

    A mi no me sobra ninguna, si acaso la ultima pero ‘Hang with me’ lo veo a la altura de ‘Eclipse’ del disco anterior.

    Un 9 de mi parte, sobre todo por ‘Fembot’.

  • uy es uqe fembot es trallazo!

  • jenny boy

    Dancing on my own, es, de lejos, una de las canciones que mas me han gustado en lo que llevamos de año.

  • Repeticua

    Me uno a lo de 8 como mínimo de nota para el Body Talk 1 (esto ya parece grupo de Facebook).

  • No veo nada bien eso de darle un 7 a un discazo!! UN 7??? estamos locos??
    Y… Don’t Fucking Tell Me What To Do UNA INTRO SIMPATIQUILLA????
    si es un temazo bueniiiisimo!!!! y además si es una intro es una de las mejores intros de albunes que haya escuchaooo!!!!

  • Boca Choti

    Después de esto y de lo que le hicisteis a Marina Diamandis, Je Ne Sais Pop cada vez es menos Pop.

  • uy sí, por favor!!! grupo facebook ya!

    por otra parte, totalmente de acuerdo con boca choti: lo de marina, otro despropósito

  • Todos los temas menos las dos baladas finales me parecen trallazos. Lo mejor es que el tema acústico relaja el oído después de tanto chumba-chumba… la última en sueco es preciosa, aunque dudo que alguna vez me apetezca escucharla.

    Óle por Robyn.

  • gtmberg

    Hang With Me la grabó mi amiga Paola Bruna -artista sueca- el 2003, estuvo nominada a los Grammis y todo y la versión anterior es sustancialmente distinta a la que grabó Robyn; parece que prefiero la otra.

  • Edunismo Sicalíptico

    Querido Risingson.
    Sin ánimo de polemizar, pero apropiarse del título de un disco anterior, así tal cual, no debería considerarse un guiño.
    Un guiño sería otra cosa, en la que, sin duda, intervendría la imaginación y la inventiva; aspectos que, actualmente, están viviendo sus horas más bajas. Dejémoslo, pues, en una feliz coincidencia.
    xxx

  • Me encanta el sonido de este cd y al anterior, me gusta ese rollo 2000 que le da al disco. My drinking is killing me…Y el primer single tiene un color tan pop como el true blue de Madonna.

  • 8.5 le doy yo a este álbum. Es cierto que el disco tiene una continuidad en cuanto al sonido, pero abarca 6 pistas, las dos pistas extra son las baladas, que sirven para cerrar el álbum, algo así como dos bonus tracks. Recordemos que son tres álbumes cortos lo que vamos a disfrutar. Lo importante es saber esuchar el disco como lo que es. Esas dos pistas hay que escucharlas como bonus tracks. En cuanto a la “intro simpatiquilla” decir que caracterizar así a Don’t Fucking Tell Me What To Do es ser un ignorante de la música y significa no haber entendido el álbum.
    Robyn no es Madonna, no es ni la Aguilera ni la Spears, es una artista que va más allá de todo eso. Don’t Fucking Tell Me… destaca sobre el álbum junto con None Of Dem por su carácter house. Si la canción más destacable del álbum es Dancing On My Own vuelvo a repetir: no has entendido el álbum. Dancing On My own es un himno gay que no pretende más que hacer una crítica a la música fácil y digerible por el gran público. Y ahi está la diferencia: Robyn no es para el pueblo llano, sino para un público más cultivado.
    La ignorancia dejó este disco en el 7 que le has puesto.

Send this to a friend