Scissor Sisters / Night Work

-

- Publicidad -

Scissor Sisters / Night Work

Scissor Sisters Night WorkProbablemente no haya mejor manera de celebrar el Día del Orgullo Gay que escuchando (y criticando) un disco de los Scissor Sisters. Y no es otro día que hoy, lunes 28 de junio de 2010, cuando celebramos el aniversario de los disturbios de Stonewall, que son los que marcan el comienzo de la lucha por los derechos de los homosexuales. Esto viene a cuento porque, posiblemente, los de Jake Shears hayan sido la banda que más veces ha escuchado en su vida la consabida cantinela de «¿os consideráis un grupo gay?», que tan acertadamente pusieron de moda los Cuatro en Alicante. Y porque no nos cabe duda de que esta fecha ha sido elegida a conciencia, claro.


Quitarse el sambenito antes mencionado no es fácil para los Scissor. Aunque lo cierto es que parece que les da igual, y han pasado a hacer lo que les da la gana, salir y pasarlo bien, que es de lo que va este disco y también en gran medida el Orgullo, sin más miramientos. Después del increíble debut de los neoyorquinos (‘Scissor Sisters’, en 2004), siguió una pequeña decepción, ‘Ta-Dah’ (2006), que nos dejó un poco descolocados. El álbum no era ni mucho menos lo que esperábamos, y desde luego ‘I Don’t Feel Like Dancin» o ‘She’s My Man’ nunca llegaron al nivel de ‘Comfortably Numb’ (la versión de Pink Floyd que fue primer single de su primer disco), ‘Filthy/Gorgeous’ o ‘Take Your Mama’.

- Publicidad -

Ahora llega ‘Night Work’, amparado por el todopoderoso Stuart Price, que fue el encargado de hacer que Madonna volviera a los altares en Europa tras el fracaso de ‘American Life’. De hecho, ‘Night Work’ lleva su característica impronta en algunas de sus canciones. ‘Harder You Get’, por poner un ejemplo flagrante, suena exactamente igual que el comienzo de la remezcla que hizo Stuart -bajo su pseudónimo de Thin White Duke, eso sí- del ‘Four To The Floor’ de los Starsailor. Eso por no hablar de que el primer single del álbum, ‘Fire With Fire’, podría perfectamente ser un descarte del ‘Day & Age’ de The Killers, que también produjo él.

No obstante, desde aquí vamos a perdonarle estos pequeños deslices, al tiempo que corremos un tupido velo, puesto que ‘Fire With Fire’ es ciertamente un grower como hay pocos. Pese a su tibieza, y a lo soso que llega a resultar en una primera escucha, al final uno se termina entregando a lo que -con toda seguridad- podría ser el sonido que tendrá ‘Flamingo’, el disco en solitario de Brandon Flowers que será coproducido, obviamente, por Mr. Price. Se va hacer de oro.

- Publicidad -

En cuanto al resto del LP, nada (excesivamente) nuevo bajo el sol. La voz de Ana Matronic en los temas del grupo cada vez es más testimonial, y Shears ha aprendido que no es necesario cantar todo el rato en falsete para que las canciones le queden pintonas. Obviamente, lo sigue haciendo (buen ejemplo de ello son ‘Any Which Way’ o ‘Night Work’, que bien podrían formar parte de cualquiera de sus trabajos anteriores). Que ha sido capaz de cambiar sustancialmente la modulación de su voz, y pasar a cantar de un modo más relajado bien lo atestiguan ‘Running Out’ -por cierto, ¿a nadie más le parece esto una canción de la banda sonora de ‘Hedwig And The Angry Inch’?-, o ‘Sex and Violence’. Se agradece este cambio, puesto que uno de los mayores problemas del grupo era, precisamente, lo empalagosísimo que terminaba resultando Jake en todos los sentidos. Algo que, en cierto modo, siempre consiguió apaciguar Ana Matronic. En sus buenos tiempos, claro.

Y como pasa muchas veces, algunas de las canciones que menos atención parecen merecer terminan siendo las mejores. Es el caso de ‘Skin Tight’ e ‘Invisible Light’. Ambas en la segunda mitad del disco, la primera tiene ese punto divertido y chochi del que siempre han sabido hacer gala los Scissor, además de tener un final muy ‘Confessions On A Dancefloor’. En el caso de la segunda, es una demostración de que el petardeo, el dance y el house pueden convivir a la perfección en poco más de seis minutos, una hazaña al alcance de muy pocos productores. Sólo por eso perdonamos que el guapo de Stuart vaya necesitando maquinitas nuevas que le proporcionen nuevos sonidos a la hora de producir. Stuart, hijo, que estos ya los hemos escuchado antes. Bájate unos nuevos, aunque sea de Internet.

Calificación: 7,5/10
Lo mejor: ‘Fire With Fire’, ‘Skin Tight’, ‘Invisible Light’, ‘Night Work’.
Te gustará si te gustan: los anteriores discos de los Sicssor Sisters, el ‘Confessions On A Dancefloor’ de Madonna, el ‘Day & Age’ de The Killers, todo lo que toca Stuart Price y escandalizar a las señoras que se sientan a tu lado en el metro enseñándoles sin querer la portada del disco en tu iPod al ir a cambiar de canción. Porque sí, no hemos comentado nada de la portada, que es muy fuerte.
Escúchalo: hay previews de todas las canciones en su web oficial.

Lo más visto

No te pierdas

‘Eso que tú me das’: Pau Donés siendo hasta el final el mismo que cantó ‘Grita’

A finales de los años 90 las canciones de Jarabe de Palo eran omnipresentes. Cada vez que un ser...

No hubo euforia: desangelada victoria de ‘Voy a quedarme’ para Eurovisión

RTVE destinó más recursos a las colaboraciones de Blas Cantó que a las canciones aspirantes para Eurovisión en sí.