Graffiti6 / Colours

Por | 08 Oct 10, 10:03

En el mundo de la música, como en cualquier otro, hay cosas que se subcontratan. Y así es como personas llenas de talento terminan encargadas de la producción o vendiendo letras a otros artistas de mayor éxito. Vaya por delante que ambas son dos opciones sin las que la música no existiría como tal a día de hoy, pero que Linda Perry se haya retirado prácticamente de la música activa porque ya únicamente compone para otros no deja de ser una pena. Y curiosamente, hablando de todo un poco, Linda Perry colaboró en su momento con Jamie Scott, la mitad de Graffiti6 encargada de las voces. La otra mitad es TommyD, productor de -entre otros- Kanye West y Kylie Minogue.

‘Colours’ es el primer LP del dúo, y aparece después de un golpe de suerte veraniego. El mismo ‘The Sun’ eligió una de las canciones que componen el disco, ‘Stare Into The Sun’ para promocionar su edición estival en la televisión, prácticamente descubriendo el grupo al mainstream británico, tan dado a prestar atención a cosas que en otros países no tendrían éxito ninguno ni aunque promocionasen la mismísima Coca-Cola.

Y es sin duda este golpe de suerte el que les lleva a editar un álbum que no inventa nada, pero que recoge doce notables canciones que bien se merecen una escucha. La cosa empieza tremendamente bien, con ‘Stone In My Heart’ (que recuerda a las producciones de Moby más cuidadas) y continúa con dos trallazos más: ‘Annie You Save Me’ y la anteriormente mencionada ‘Stare Into The Sun’. Es así como, en lo que finaliza el primer cuarto del álbum, el oyente está pletórico, dispuesto a disfrutar de un álbum optimista y colorista, pero con ese puntillo de letras melancólicas y melodías alegres que imprime en sus proyectos, por ejemplo, Guille Milkyway.

Pero es justamente en el quinto corte del disco, ‘Free’, donde Graffiti6 sacan la artillería pesada. Una de las mejores canciones de ‘Colours’, que no tarda en convertirse en un himno y en dejar tocado a cualquiera con un Jamie Scott sonando totalmente patético (en el verdadero sentido del término) y soltando unos no por simples menos sentidos y dolorosos «I can’t live without you», que como ya pasase con otras canciones del estilo (se nos ocurre, por ejemplo ‘Who’s Gonna Save My Soul’ de Gnarls Barkley) se te clavan en el oído y no salen hasta pasados muchos días.

Y justo es ahí también donde se nota un pequeñísimo viraje hacia el lo-fi y a canciones menos movidas (quizá con la excepción de ‘Colours’, el tema que da título al disco). Es difícil recuperarse entre la triste ‘Geoffrey Drake’, la abiertamente retro ‘Never Look Back’, la típica canción de diva (‘Lay Me Down’) y ese regustillo a cantautor sensible de ‘Over You’. Una pena que el fin de fiesta sea tan desmedido, porque pide a gritos un respiro entre tanta balada.

Calificación: 7,8/10
Lo mejor: Las tres primeras canciones (‘Stone In My Heart’, ‘Annie You Save Me’, ‘Stare Into The Sun’), la grandiosa ‘Free’.
Te gustará si te gusta: Moby meets Gnarls Barkley.
Escúchalo: en Spotify

La Tienda JNSP