SOS 4.8 2011: viernes

Por | 09 May 11, 14:38

El SOS 4.8 de Murcia se ha convertido en un referente para el público festivalero español con solo cuatro ediciones: este año han sido más de 35.000 personas las que entraban en su recinto cada día, la mayoría después de una intensa sesión de botellón en los alrededores. Con este crecimiento de público y las aglomeraciones que hubo a la entrada del festival el viernes por la noche uno se esperaba cosas peores, pero los agobios acabaron ahí e incluso podías ver un concierto desde una distancia razonablemente cercana sin haberte quedado guardando sitio antes -a excepción de la actuación de Suede, claro-.


These New Puritans: El grupo de los jóvenes hermanos Barnett, Jack y George, interpretaba su LP ‘Hidden’ en directo con la ayuda de una sección de la Orquesta Sinfónica de Murcia (principalmente, toda clase de vientos y un par de vibráfonos) y un coro de voces blancas, un formato que se presentaba por primera y única vez en España. El escenario elegido fue el Auditorio Mondosonoro, recinto cerrado con capacidad para unas mil localidades y muy buena acústica, pero cuyo principal problema era que los altavoces solo llegaban hasta el primer anfiteatro, con lo que los que estuvieran en el segundo recibían los rebotes de sonido del resto de la sala. Obviando este tema, el resultado se acercó mucho a cómo suena el disco y el fan de la banda pudo disfrutar de una experiencia única: no en vano, la gente arrancaba a aplaudir a la mínima. Sin embargo, su supuesta mezcla de géneros, de la música clásica (sic) al pop oscuro, personalmente me deja bastante frío y no puedo considerar aquello como una experiencia inolvidable. Mucho arreglo para esconder una música simplona.

Two Door Cinema Club: Los norirlandeses actuaban poco después en el escenario Jägermeister, el hermano pequeño del Estrella Levante, donde se celebraban los conciertos más masivos. La joven banda interpretó los éxitos de ‘Tourist History’ (2010), su primer largo, con solvencia pero sin brillo, por lo que antes de que finalizara su show decidimos acercarnos a pillar hueco para ver a MGMT, los cabezas de cartel de la primera noche.

MGMT: La actuación de los de Brooklyn se esperaba con ansiedad, y aunque fueron recibidos con todo el calor del público, que daba saltos y coreaba las primeras canciones llegando al punto álgido con ‘Time to Pretend’ y ‘Electric Feel’, poco a poco éste se fue apagando. Para el final dejaron su megaéxito ‘Kids’: el goteo de gente que iba abandonando el lugar se revertió y comenzó una peregrinación de festivaleros desde todos los lugares hasta el escenario Estrella Levante. Una vez finalizado el tema, el abandono continuó su ritmo, lo cual hace pensar si MGMT tiene una base de seguidores sólida o es grupo de un par de hits. Eso sí, hits espectaculares.

We Have Band: La noche continuaba y solo veríamos una banda más antes de dejar paso a los DJ (en nuestro caso, Amable; a la misma hora y en otro lugar pinchaba Steve Aoki lo que definió una amiga como «zapatilla de la buena»). Se trataban de We Have Band, grupo de pop con tintes electrónicos que lanzó ‘WHB’ en 2010 y cuyo fin no es otro que hacernos bailar sin pensar mucho. Se presentaron vestidos de blanco y animaron el cotarro con sus percusiones, cumpliendo su objetivo sin mucha más historia. El resumen de la jornada del viernes: cero grados, ni frío ni calor.

La Tienda JNSP