Dcode Festival 2011: viernes

-

- Publicidad -

Dcode Festival 2011: viernes

Como novedad dentro de la propuesta cultural madrileña para el verano, el festival Dcode se antoja duradero pese a ofrecer un cartel heterogéneo, algo especialmente acusado en su primera jornada, en la que confluyeron bandas tan dispares como Eels y My Chemical Romance. Era sorprendente ver a cándidos adolescentes (y bastantes menores entre estos) mezclarse con un público bastante más curtido en un mismo concierto como el de The New Raemon, en el que los unos ponían las manos en el aire al ritmo de las canciones lentas (tremendo cliché) ante la probable mirada de desaprobación de los otros. Anécdotas aparte, aquí va gran parte de lo vivido el viernes.


Toundra: El sol de justicia que presidía el recinto podía ser un estorbo, pero el apocalíptico post-metal de Toundra parecía incluso adecuado como compañero de viaje para la agobiante atmósfera propiciada por el calor. Las embriagadoras progresiones de temas como ‘Magreb’ o ‘Bizancio’, de su notable ‘II‘ (2010) evocaban largos paseos por un desierto en el que, por suerte, los oasis no eran espejismos. Sirviéndose del equipo de sonido del escenario, y jugando en casa, dieron un potente recital, que pese a su brevedad aún logró congregar a un número de gente, que poco a poco se iba haciendo al entorno.

- Publicidad -

The Low Anthem: Ni la hora a la que estaban programados (entre Toundra y Nothink), ni la disposición de los escenarios (se podía escuchar la prueba de sonido de los segundos mientras estos tocaban) eran adecuadas para el delicado folk de The Low Anthem. Los de Providence, pese a ello, estaban muy contentos de visitar por primera vez nuestro país, y con oficio y ganas se dispusieron a presentar las canciones de ‘Smart Flesh’ (2011), su reciente LP. De cuando en cuando el cuarteto dejaba sus respectivas posiciones para congregarse en torno a un micrófono vintage. En una de estas ocasiones, cantaron a coro una preciosa versión de ‘Bird On A Wire’, de Leonard Cohen.

Nothink: Otros que son profetas en su tierra, Nothink, son todo un ejemplo de superación y perseverancia: recuerdo haberlos visto hará unos seis o siete años en un centro social, tocando ante menos de diez personas. De un tiempo a esta parte, han conseguido hacerse un hueco en la escena nacional, y para la temprana hora, había una cuantiosa cantidad de público deseando disfrutar de sus composiciones. Pese a que no tocaron ‘In A Row’, single de ‘Hidden State’ (2010), sí que sonaron otras como ‘Era’ o ‘Coleman Fields’. También fue muy grato escuchar ‘Enemy’s Meeting Point’ o ‘Kill! Kill! Genocide’, uno de sus primeros éxitos.

- Publicidad -

The New Raemon: Presentando ‘Libre Asociación’ (2011), su álbum más oscuro, y con el que curiosamente vuelve un poco a sus orígenes con Madee, su primera y recientemente separada banda, Ramón Rodríguez nos hizo reír con sus chanantes chascarrillos, además de interpretar ‘Lo Bello y Lo Bestia’ o ‘Verdugo’, pertenecientes a este último lanzamiento. Problemas con la afinación de su guitarra mediante, se acordó muy acertadamente de anteriores temas como ‘La Cafetera’, ‘Sudedáneos’ y la genial ‘El Saben Aquel Que Diu’.

Foster The People: Segundo grupo internacional en actuar, segundo grupo que actuaba por primera vez en España. Su propuesta, a medio camino entre MGMT y Phoenix, y plasmada en ‘Torches‘, su álbum de debut (publicado internacionalmente el pasado mes de mayo, y a punto de editarse por aquí), no es la más original del mundo precisamente, pero tienen en su directo su mayor baza. Son divertidos y logran divertir, y sobre todo hicieron bailar con canciones como ‘Call It What You Want’, ‘Don’t Stop (Color On The Walls) o ‘Helena Beat’. Si a su gracejo suman en el futuro algo más de personalidad, no cabe duda de que serán bienvenidos todas las veces que quieran volver.

Eels: No hace tanto que Mr. E y su barbuda banda nos visitaron por última vez, pero ya se les echaba de menos. Por suerte para todos, volvieron a Madrid para dar uno de los mejores conciertos de la primera jornada del Dcode, que pasó a ser «trending topic» en Twitter enseguida. Con una estupenda actitud, Mark y sus chicos interpretaron poderosas versiones de canciones recientes como ‘Prizefighter’, ‘Fresh Blood’ o ‘That Look You Give That Guy’, revisitó otras como ‘That’s Not Really Funny’ e incluso tuvimos la suerte de escuchar ‘Novocaine For The Soul’ en vivo, siempre en la clave rock que viene trayendo últimamente. Otro regalo fue escucharles versionar ‘Hot Fun In The Summertime’ de Sly & The Family Stone, celebrando de esta manera el clima imperante, el cual comenzaba a ser más llevable. Magnífico.

My Chemical Romance: Cabezas de cartel por excelencia para el público teenager de la noche, My Chemical Romance vinieron con ‘Danger Days: The True Lives Of The Fabulous Killjoys’ (2010), un disco de cambio en el aciertan dejando de lado el nihilismo pueril en favor de una temática de ciencia ficción y un ambiente más alegre. Jugaron con lo épico (‘Welcome To The Black Parade’), lo festivo (‘Planetary (Go!)’) y lo desenfadado (‘Na Na Na’) en un repertorio en el que tocaron casi todos los palos de su carrera, sin olvidarse, por supuesto, de viejos éxitos como ‘I’m Not Okay (I Promise)’. Aunque es cierto que tanto su música y sus letras son facilonas a más no poder, a veces no está tan mal dejarse llevar, ya que como forma de entretenimiento funcionan bastante bien. Peores guilty pleasures se han visto.

Band Of Horses: Por mucho que Telecinco acabe de descubrir a la banda de Ben Bridwell para poner ‘No One’s Gonna Love You’ de fondo para sus promos, una canción tan bonita nunca va a cansar, y emocionó como siempre en la noche del viernes. Sólo un molesto detalle evitó que el concierto de los estadounidenses fuese un triunfo absoluto: el estridente sonido del bombo, ecualizado con los graves a tope, y por momentos difícil de soportar para el oído humano. Junto al citado himno presente en ‘Cease To Begin‘ (2007), sonaron ‘Compliments’, ‘Is There A Ghost’ o ‘The Great Salt Lake’, acompañadas de melancólicas proyecciones. Bridwell parecía pasárselo en grande, y como colofón se marcó su habitual versión del tema soul ‘Am I A Good Man’, original de Them Two.

Lori Meyers: Después de tanto grupo internacional, Noni, Alejandro y compañía salieron a escena para defender el producto ibérico. Gusten más o menos, lo que es incontestable es que según pasan los años, su destreza sobre las tablas es mayor, y que por tanto pueden defender sus canciones ante cualquier público. Nuevos y viejos temas como ‘Rumba En Atmósfera Cero’ o ‘Tokio Ya No Nos Quiere’ se vieron las caras en otro gran concierto de los granadinos.

Lo más visto

No te pierdas