Contempopránea 2011: sábado

-

- Publicidad -

Contempopránea 2011: sábado

Normalmente, el sábado es el día más concurrido en el Contempopránea, pero a decir verdad no fue una diferencia abismal respecto a la asistencia del viernes. Los huecos frente al escenario no eran pocos, incluso en las actuaciones principales, dejando clara la idea de que esta edición fue más familiar, más para los fieles al festival extremeño. En esta tarde, noche y madrugada de conciertos, Julio Ruiz no fue el único homenajeado, y es que no se podía pasar por alto la triste desaparición de un músico tan querido en la escena pop como Pedro San Martín, a quien se le dedicó una proyección y alguna sorpresa más. Os recordamos que a partir de este sábado se podrán escuchar los audios del festival en La Merienda.


Los Ginkas: Pese a la temprana hora (temprana para un festival en el que los conciertos terminan casi cuando está amaneciendo), mereció la pena acercarse a ver a Los Ginkas, quienes pusieron a bailar inmediatamente al reducido público con un concierto divertidísimo, muy fresco, en el que sonaron temas de su gran ‘Retumbarama‘, como ‘Soy Una Bomba’ o ‘Fiesta En La Luna’. Que sí, que se estaba muy bien en la plaza tomando algo, pero una banda tan excitante, toque a la hora que toquen, es casi cita obligatoria. No se lo pierdan la próxima vez.

- Publicidad -

Souvenir: Uno de los comentarios más escuchados durante el festival es la extraña posición de algunos grupos en la parrilla de programación. Al igual que algún año ha extrañado ver a La Buena Vida a las cuatro de la mañana, este año ni The School pegaban tan tarde, ni el techno pop afrancesado de Souvenir se disfrutó con las mismas ganas a eso de las nueve y media, con el sol aún poniéndose. Como si eso no fuera con ellos, Jaime y Patricia, acompañados de un batería, dieron lo mejor de sí mismos pese a algún que otro problema de sonido. Su notable ‘Travelogues‘, con pegadizos cortes como ‘Arrête-toi’ o ‘Sinking Stone’, sonó más vivo que en el estudio. Si hubiese tenido lugar de madrugada, fiesta más que segura.

- Publicidad -

Ellos: Habituales en Alburquerque, y claro, favoritos de los contempopráneos, Guille Mostaza y Santi Capote tuvieron a los presentes comiendo de sus manos desde el minuto uno. Temas más o menos recientes (‘Cumpleaños Feliz’, ‘Lo Dejas O Lo Tomas’, ‘El Anillo’) se juntaron con clásicos (‘Diferentes’), como viene siendo norma en sus conciertos, en los que interpretan hit tras hit casi sin dejar un momento para respirar. Lo menos habitual fue verles adaptar ‘Huesos’ de Los Burros a su estilo, encajándola a la perfección en su repertorio. Nuevo triunfo para los madrileños.

La Bien Querida: Ana Fernández-Villaverde tiene en su haber dos discos más que notables, pero en sus directos apenas roza el aprobado. Algún desafine que otro y una banda que por su contundencia se come frecuentemente su frágil voz (que pide a gritos un formato más acústico, más tranquilo), acaban por dejar al oyente a medio satisfacer. En su actuación confluyeron temas de ambos álbumes, con la consabida descompensación del estudio al escenario. Lo mejor de su concierto fue la sorpresa que tenía preparada; una versión de la preciosa ‘Vini, Vidi, Vinci’ de La Buena Vida, interpretada junto a Guille de Ellos.

Sexy Sadie: Quienes hayan tenido la oportunidad de verlos en su triunfal gira de reunión, ya sabían con lo que se iban a encontrar: otro momento para revivir sus hits clásicos y otros temas que nunca debieron pasar desapercibidos. Así que lo dicho; junto a ‘Stay Behind Me’, ‘Always Drunk’, ‘A Brand New World’ o ‘Someone Like You’ sonaron otras como ‘Nonsense’. Cumpliendo con lo prometido al homenajeado, tocaron ‘See You’ de Depeche Mode, algo que no debería extrañar, ya que ya habían versionado a los de Dave Gahan y Martin Gore tiempo atrás. Algo más inusual fue escuchar ‘American Girl’, interpretada junto a Xisco, un amigo de la banda, también mallorquín. Les permitieron un bis en el que no pudo faltar ‘In The Water’, dejando a los presentes con el deseo de que esta reunión no sea temporal.

El Columpio Asesino: Habrá opiniones y opiniones, pero desde el comienzo del festival se barruntaba que lo mejor de sábado iba a venir bajo el brazo de El Columpio, quienes con el single ‘Toro’, perteneciente a ‘Diamantes‘ (2011), su último largo, han parido una de las mejores canciones del año, y desde luego una de las más pinchadas por los dj’s a lo largo y ancho de la península. Viscerales son sus acordes, sus letras, y cómo no, sus conciertos. Las voces de Álbaro y Cristina, ya de por sí arrolladoras, ganan enteros al ser empujadas por el resto de la banda (y el mismo Álbaro, que también se encarga de la batería). Con actitud y saber hacer a partes iguales, repasaron sus temas recientes, como ‘On The Floor’, ‘Perlas’, ‘Dime Que Nunca Lo Has Pensado’ o el mencionado hit, y otras canciones de su carrera, como ‘Edad Legal’ o la tremenda ‘Vamos’, con la que cerraron su set. Y por si esto fuera poco, se atrevieron con ‘Bull In The Heather’ de Sonic Youth, saliendo más que victoriosos del envite. Por algo fue el concierto con mayor asistencia de la noche. Bien chévere.

Dënver: Ya que Nadadora se cayeron del cartel a última hora, los chilenos, quienes están girando intensivamente por España, pudieron tocar antes, pero eso no evitó que su actuación estuviese un pelín desubicada. Pese a los tintes bailables que tiene ‘Música, Gramática, Gimnasia‘, tocar justo después del torbellino sonoro que fue El Columpio Asesino les dejó casi sin armas con las que defenderse. Muchos seguidores estuvieron dispuestos a darlo todo, así que la batalla no estaba perdida en absoluto. Lograron convencer con sus canciones más movidas, como ‘Mi Primer Oro’ o ‘Olas Gigantes’, pero no tanto con las más tranquilas, y es que era ya muy tarde como para quedarse quietos cuando lo que pedía el cuerpo era bailar.

Dj Rojiblanco: Como no podía ser de otro modo, Julio Ruiz cerró el festival con una sesión que fue muy ovacionada por los que resistieron, que no fueron pocos precisamente. Abrió con ‘Revolution’ de The Beatles, y a partir de ahí pasó a intercalar hits de pop rock principalmente británico, como ‘The Shock Of The Lightning’ de Oasis, con éxitos del indie nacional del estilo de ‘Cumpleaños Total’ de Los Planetas, o ‘El Sueño Ardiendo’ de Nadadora. Muy buen sabor de boca para despedir esta edición del Contempopránea.

Fotos: ManPop (Ellos, Souvenir) y Francis Negrete (La Bien Querida)

Lo más visto

No te pierdas