Quantcast

Still Corners / Strange Pleasures

-

- Publicidad -

Still Corners / Strange Pleasures

strange pleasuresDesde que se publicara su álbum de debut en 2011, el buen ‘Creatures Of An Hour’, la percepción de lo que son Still Corners ha cambiado totalmente. Lo que entonces parecía una banda devota de la psicodelia sixties, en 2013 es en realidad un dúo, el compuesto por el músico y productor norteamericano Greg Hughes y la vocalista británica Tessa Murray, que innova con un nuevo giro sobre el pop de los 80 (el más próximo al dream pop, esta vez). Así, Still Corners parecen haber sustituido en este segundo álbum llamado ‘Strange Pleasures’ a Broadcast o The United States Of America por, dicen ellos, Modern English o The Cure.

Ese inesperado salto temporal, del pop de los 60 al de los 80, resulta evidente apenas transcurridos los primeros cortes del disco. El cambio en su forma de enfocar los patrones rítmicos de las canciones y de dar protagonismo a los sonidos de sintetizadores obran esta transformación, sin que el salto entre ambas obras sea en absoluto traumático. La sonoridad de guitarras y teclados de temas previos como ‘Cuckoo’, ‘Into The Trees’ o ‘Endless Summer’ no está tan alejada de temas como ‘I Can’t Sleep’ o ‘Going Back To Strange’. Por contra, sacan un mayor partido a su faceta pop apartando el antiguo tono espectral, flotante, de la voz de Tessa, dejándola brillar y mostrando su cercanía al color de voz de Alison Goldfrapp o Sarah Nixey. La subida de nivel es patente en la pegada de cortes tan eficaces y magnéticos como los singles ‘Berlin Lovers‘ y ‘Fireflies‘.

- Publicidad -

‘Strange Pleasures’ es un buen compendio de pop que sabe resultar excitante pese a caer en el sempiterno recurso del guiño al pasado. Lo que no resulta fácil de encajar, por bien que funcionen, es la evidentísima similitud con otros artistas recientes. ‘The Trip’ suena a un buen tema de The Rosebuds, ‘All I Know’ y ‘Beginning To Blue’ suenan a buenos temas de Beach House, ‘Future Age’ suena a un buen tema de M83, ‘Beatcity’ y ‘Midnight Drive’ (en serio, no se han cortado ni en el título) serían buenos cortes de la banda sonora de ‘Drive’… No me atrevo a decir que este nuevo disco del ahora dúo sea un paso atrás con respecto a su debut, ni mucho menos, pero sí que les convendría enfocar más hacia una personalidad propia (algo en la línea de las preciosas ‘Going Back To Strange’ y ‘Strange Pleasures’, la canción). Si no, jamás lograrán evitar el fantasma del oportunismo, por más que sus discos sean coherentes y de calidad.

Calificación: 7/10
Lo mejor: ‘Berlin Lovers’, ‘Fireflies’, ‘Beatcity’, ‘Going Back To Strange’
Te gustará si: no puedes soportar que Beach House y Chromatics no editen disco en 2013
Escúchalo: Exclaim

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas