‘Turistas’: Tainted Love

Por | 06 Jun 13, 15:54

turistasDe la unión de dos talentos como Edgar Wright (‘Zombies Party’, ‘Scott Pilgrim contra el mundo’), aquí en labores de producción, y Ben Wheatley (‘Down Terrace’, ‘Kill List’), solo podía salir algo así: una comedia garrula, negrísima y muy divertida.

La primera película de Wheatley que se estrena en España (aunque la muy bizarra ‘Kill List’ ya dio mucho que hablar hace dos años en Sitges) es una relectura del subgénero de la road movie en clave de humor oscuro y esquinado. El director retuerce de forma perversa el concepto de viaje como motor de (auto)conocimiento y transformación, y lo convierte en el catalizador de las frustraciones y los resentimientos de la empobrecida clase media post-debacle financiera.

‘Turistas’ es una película sobre el rencor, sobre la venganza y la particular justicia social emprendida por un parado de larga duración y su nueva pareja, una introvertida y excéntrica psicóloga canina (excelente Alice Loewe, también guionista) que empieza justificando los métodos homicidas de su novio y acaba adoptándolos como una forma de pataleta extrema.

Mientras la pareja hace turismo de caravana visitando museos extravagantes –el del tranvía, el del lápiz- y se va conociendo mutuamente (sexualmente), asistimos a una sucesión de gags macabros, cada vez más alocados y sanguinarios, nacidos de sentimientos como la envidia y los celos. Bajo el hilarante lema “killing is green”, los protagonistas emprenden una huida desesperada hacia el abismo.

Pero ‘Turistas’ es también una historia de amor. Como dice la canción de Soft Cell que abre y cierra la película, un amor podrido, contaminado. Un anómalo romance entre dos seres marginales y miserables que se unen contra una sociedad que no les soporta ni ellos soportan. La unión de dos personas cuya desviada moral se volverá contra ellos en una epifanía final con forma de gag supremo. 8.

La Tienda JNSP