Belle & Sebastian / The Third Eye Centre

Por | 27 Ago 13, 22:00

belle-thirdLas caras B y singles inéditos de Belle & Sebastian que no aparecían en los discos -como sucedía con sus adorados The Smiths- son leyenda. Quiero decir, los de su etapa en Jeepster Records, convenientemente recopilados en el esencial ‘Push Barman to Open Old Wounds’ de 2005, con maravillas como ‘Legal Man’, ‘Lazy Line Painter Jane’ o ‘I’m Waking Up to Us’. Después llegaron el contrato con Rough Trade, el paso a los sonidos setenteros muy bien recibidos por algunos medios –como nosotros– y no tan bien por algunos viejos fans, y por tanto la división.

Como queriendo reivindicar esa segunda etapa que incluye discos como ‘Dear Catastrophe Waitress’, ‘The Life Pursuit’ y ‘Belle & Sebastian Write About Love‘, el grupo ha querido recopilar las caras B, remezclas y rarezas correspondientes a estos años, de la misma manera que había realizado con el material anterior. ‘The Third Eye Centre’, que se edita esta semana, se abre con la remezcla de Avalanches de una de sus mejores canciones de estos tiempos, ‘I’m a Cuckoo’, que flautas y jolgorio mediante, no hace sino convencernos de que lo que nos podemos encontrar en este disco puede estar, aun tratándose de descartes y curiosidades, por encima de lo que nos ofrecen otros grupos en sus trabajos de estudio.

Y es que es muy difícil haber disfrutado alguna vez de la música del grupo y no caer rendido a la voz de Stuart Murdoch en ‘Your Secrets’ -de ‘Books EP’- mientras te pide que le dejes de tratar como un niño; a la historia divertidísima de chicas que piden más en la cama de ‘Meat & Potatoes’ (acaba todo mal a causa, entre otras cosas, de una alergia a los lácteos); o a la espléndida -como siempre- sección de vientos que interviene en canciones como ‘Heaven in the Afternoon’ o ‘Long Black Scarf’, dedicada a los encantos rompecorazones de un nudo atado al cuello, y con un puntito Bacharach.

Son muchas las “rarezas” propiamente dichas y aprovechables que contiene el disco. Al margen del single ‘Your Cover’s Blown” (Miaoux Miaoux Remix)’ (la original iba también en ‘Books’), que pasa del funky a la música disco incluyendo un intermedio europop, o de ese Richard X llevando a su terreno la reciente ‘I Didn’t See it Coming’ (no sé yo si los fans de los escoceses quedarían satisfechos a pesar de la efectividad del resultado), y de experimentos rock n’roll y jazzies; destacan especialmente la bossa de ‘Love on the March’, con unos estupendos coros que sientan fenomenal a la vertiente más delicada e intimista del grupo, y las diferentes caras B incluidas de ‘I’m a Cuckoo’, más próximas al folk y al country de lo que nunca han estado Belle & Sebastian: ‘(I Believe In) Travellin’ Light’, ‘Stop, Look And Listen’ -con todo el sentido “tradicional” de la repetición del género- o la western ‘Passion Fruit’, con madera de sintonía televisiva.

Aunque no encontraremos algo tan bueno o una muestra de lo que queremos que sea el futuro, como ‘Legal Man’, hay incluso síntomas de exquisita madurez (‘Blue Eyes of a Millionaire’) y composiciones que no es que pudieran haber sido “fillers” de sus discos sino casi singles (‘Suicide Girl’). Incluso cuando el tema es menor, como ‘The Eighth Station of the Cross Kebab House’, encontramos razones para sumergirnos en detalles. ¿Quién no quiere conocer la canción de Belle & Sebastian que culmina con “él escucha hip-hop en Gaza, ella escucha a Coldplay en Lod”?

Calificación: 7,1/10
Lo mejor: ‘Love On The March, ‘Suicide Girl’, ‘Stop, Look and Listen’
Te gustará si: no estás emperrado con que los primeros Belle & Sebastian eran mejores
Escúchalo: The Guardian

Etiquetas:
  • Fer

    Con todo el cariño del mundo, eso de que vosotros recibisteis “muy bien” el paso a los sonidos setenteros es tener un poco de morro, no?
    Por lo menos habéis mantenido la reseña con el 6.5, no como Pitchfork con su famoso 0.8 a The Boy With The Arab Strap.

  • Zac

    Luego rectificaron y fue disco del año, menos mal

  • Ese disco de B&S salió no en los primeros meses de JNSP, sino a los 15 días de abrir el site. En aquella época no consensuábamos las notas como ahora. Aquella crítica la escribió un hardcore fan en contra del deseo del resto de la redacción. Efectivamente luego rectificamos y fue nuestro disco del año, decisión de la que nos orgullecemos, porque es muy buen disco.

    Nos hace ilusión que alguien se acuerde de esto, a pesar de todo.

  • Suicide Girl y Blue Eyes of a Millionaire hacían the “…Write About Love” algo más.
    Y Last Trip es como el avance del álbum en solitario de Stevie Jackson.

Send this to a friend