Quantcast

Britney Spears / Britney Jean

-

- Publicidad -

Britney Spears / Britney Jean

britneyjeanA mi juicio, ‘Femme Fatale‘ era un disco bastante divertido gracias a su carácter puramente hedonista y, especialmente, a cierto tono paródico (al menos, a mí me gusta creer que era así) que Britney Spears aplicaba en cortes como ‘Till The World Ends‘ o ‘I Wanna Go‘, cuyos vídeos mostraban que la norteamericana era capaz de reirse de sí misma, algo no tan al alcance de muchas estrellas del pop como debería. ‘Britney Jean’, por contra, parece ser un disco introspectivo e intimista en su concepción, sobre «la soledad de la vida del pop» y con canciones basadas en su ruptura con Jason Trawick y su actual vida de soltera junto a sus hijos. Una temática que, a todas luces, parece muy reñida con la elección del productor ejecutivo, Will.i.am.

El Black Eyed Pea, con sus producciones machaconas y carentes de toda sutileza, puede haberle valido cierta repercusión a Brit con su éxito ‘Scream & Shout‘, pero obviamente no parece el mejor para canalizar esa temática sentimental, y esa contradicción marca decisivamente este nuevo álbum. Britney, de la mano de Antony Preston (productor de confianza de Will), se debate entre volver a ser aquella jovencita de rostro luminoso y voz dulce de principios de siglo y la killer diva que pretende ser a partir de ‘Blackout‘. El resultado es disperso, con la personalidad (y, ojo, la voz) de la joven de Mississipi casi fagocitada por el dichoso Will.i.am y sus compinches.

- Publicidad -

Tras la correcta (aunque sin muchos aspavientos) intro que supone ‘Alien’, el corte escrito y producido junto a William Orbit, ‘Britney Jean‘ arranca con sus dos diferenciados singles. El primero es el ya conocido ‘Work Bitch‘, un tema muy apto para la pista de baile o el gimnasio gracias el sello de Swedish House Mafia, con la melodía justita y una simpática letra sobre lo que supone mantenerse en lo más alto para una artista de su estatus, en el que la personalidad de Spears, como apuntábamos, es lo de menos. Algo similar ocurre en los cortes en los que David Guetta pone sus zarpas: ‘It Should Be Easy’, muy eficaz y perfecto para sonar a tope en Máxima FM, y el mediocre y anodino ‘Body Ache’, que parece un descarte de B.E.P. Junto a estos, se cuela un sexual ‘Tik Tik Boom’, cuyos toques dubstep no están del todo mal incluso a pesar de un T.I. que se pasa de chulo y misógino (lo de «le encanta cómo la como, la pego, la pego, la trato como a un animal, que alguien llame a P.E.T.A.» es de juzgado, literalmente), y ‘´Til It’s Gone’, presumible tercer single que suena a Stuart Price circa 2005, correcto pero demasiado visto.

Al otro lado de la balanza sí encontramos esas canciones de tipo intimista que, al final, son las que salvan un poco ‘Britney Jean’. Empezando por el mono single ‘Perfume‘, una canción escrita por Sia que trata sobre la inseguridad de que haya una tercera persona en una relación y que, muy apropiadamente, muestra la vulnerabilidad de Brit con una voz muy natural, tan carente de Autotune que casi ni parece ella misma. La recta final del álbum, posiblemente lo mejor del disco, redunda en esa línea con temas en los que, aun considerablemente actualizada, sí reconocemos a la Britney que rompió los charts hace diez años: ‘Chillin´ With You’, dueto con su hermana Jamie Lynn que resulta una simpática suerte de acusti-moombahton; ‘Don’t Cry’, un medio tiempo bonito cuya producción, en la que ha colaborado el ex Foster The People Zach Heiligman, huye de lugares comunes; y, especialmente, una ‘Passenger’ en la que la mano de Katy Perry (co-autora) es patente y que muestra lo buen productor que llega a ser Diplo, en contraposición a Guetta y demás, dejando que la propia personalidad de Spears quede por encima de su propio ego.

- Publicidad -

Los temas extra de la edición Deluxe, sin ser nada estratosférico, están en una línea similar, demostrando que ‘Britney Jean’ podía haber sido algo más interesante si hubiera apostado por la coherencia en lugar de seguir el camino fácil. De hecho, uno de ellos, ‘Now That I Found You’, muestra que Will.i.am y Guetta podían haber conjugado ambas facetas en una si se lo hubieran propuesto, aunque tiene delito que ni uno de los varios productores que participan en el tema haya tenido a bien cuadrar la melodía vocal en el tempo de la canción.

Calificación: 5/10
Lo mejor: ‘Perfume’, ‘Passenger’, ‘Work Bitch’
Te gustará si te gustan: Miley Cyrus, Will.i.am
Escúchalo: Deezer

Lo más visto

No te pierdas