Klaxons: “Somos una banda un poco esquizofrénica”

Por | 26 Feb 14, 17:08

klaxons2014Klaxons actúan este miércoles en Barcelona (BCN Live!) como parte de los conciertos que están ofreciendo antes de que su tercer álbum salga a la calle, para lo cual aún hay que esperar unos meses. Hace una semana estuvimos conversando vía telefónica con James Righton, vocalista y teclista de la banda (y marido de Keira Knightley, por cierto) sobre los dos temas de adelanto, que anticipan un disco realmente inesperado en la ya de por sí inquieta carrera discográfica de los londinenses.

Vuestro nuevo álbum sale en verano de este año (¿o es en primavera?) y por ahora hemos escuchado dos temas. ¿Cómo vais a seguir preparando el camino para la llegada del disco? ¿Más singles? ¿Vídeos?
Va a salir en ese punto en el que termina la primavera y comienza el verano, entre finales de mayo y principios de junio. Obviamente, habrá vídeos para las dos nuevas canciones y luego hasta que salga el álbum saldrán un par de temas más y un par de cosas más que nos tienen muy emocionados, pero aún no puedo avanzar nada.

Antes de que salga el álbum vais a estar dando conciertos como el de Barcelona. ¿Cómo van a ser los sets? ¿Repletos de nuevos temas o no queréis desvelar mucho hasta que vuestro trabajo vea la luz?
Tocaremos como cinco o seis canciones nuevas, no tenemos miedo de tocar las nuevas. Seguiremos tocando lo mejor de los otros discos. De hecho llevamos tocando las nuevas canciones casi desde hace un año y lo increíble es que son las que más levantan el ánimo del público de entre todas las que tocamos. La gente se vuelve loca, en serio, y alucinamos, porque nunca han oído estas canciones y ya están cantándolas cuando llega el segundo estribillo. Es un disco muy bailable, así que la gente está respondiendo muy bien.

‘Children Of The Sun’ y ‘There Is No Other Time’ han sido producidas por dos entes distintos, Tom Rowlands de Chemical Brothers la primera y Gorgon City la segunda. Sabemos también que Erol Alkan y James Murphy han colaborado… ¿con cuántos productores habéis contado? ¿Hay uno para cada tema?
No, Tom ha producido cuatro canciones, Erol se ha encargado de dos, Gorgon City de una y James Murphy trabajó con una, aunque la dejó sin terminar y se la llevamos a Tom. Las cuatro restantes son fruto de nuestro trabajo como grupo. Esas las hemos producido con Steve Dobbs, que es ingeniero de Chemical Brothers. Steve también ha trabajado en algunos de los temas que ha producido Tom, o sea que en realidad no hay un grupo de gente dispar en este disco, con cada uno haciendo lo que le ha apetecido. Además todos los productores se conocen entre sí y hemos estado juntos a la hora de masterizarlo para asegurarnos de que el sonido fuera sólido.

¿Por qué habéis decidido trabajar con tanta gente distinta?
Teníamos muchas canciones que habíamos escrito y mucha gente con la que queríamos trabajar en mente. Con este disco sabíamos que no queríamos trabajar de la misma manera, no queríamos que el disco sonase a grupo y punto. Queríamos hacer un disco bailable, sabíamos con quién queríamos trabajar y quién nos inspiraba y era amigo nuestro. Teníamos relación con James, Tom y Erol, así que queríamos hacer un disco con ellos. Lo mejor de todo es que ellos también querían hacer cosas con nosotros y que finalmente sacamos lo mejor de cada uno. Entiendo que pueda parecer una locura trabajar con dos, tres o cuatro productores y a su vez pretender dar forma a un álbum consistente, pero al fin y al cabo todos los que se han involucrado en el proyecto tienen el mismo gusto musical que nosotros.

Aunque dejas claro que el resultado de esta producción con un equipo de diversas cabezas ha sido sólido, al menos sí que se notan bastantes matices en cuanto al estilo. El ejemplo más claro está en que los dos nuevos temas, aunque tengan un fondo bailable, son bastante distintos entre sí. ¿Podemos esperar un disco tan ecléctico como anticipan estos temas?
Sí, estas dos canciones son completamente distintas entre sí y a su vez no tienen nada que ver con el resto del disco. Si escuchas nuestro primer álbum, pasa algo parecido, ninguna de las canciones se parece entre sí. Somos una banda un poco esquizofrénica. Hacemos música loca que suena a pop. Al principio nos etiquetaban como acid/sci-fi/punk-pop rave y no tengo ni puta idea de lo que significa, pero tenemos un abanico amplio de influencias. No nos gusta absolutamente todo, pero sí nos gusta la buena música. Este álbum tiene partes que son house, partes que son cantos totémicos extraños, luego está ‘There Is No Other Time’, que es lo más pop que hemos hecho hasta la fecha y también hay psicodelia y glam. Es una mezcla que puede parecer destartalada y loca, pero de algún modo logramos que todo suene coherente, aunque tenga tanta variedad y haya trabajado gente tan distinta, pero lo hemos logrado. No se puede resumir el estilo del disco en estas dos canciones, hay mucho más que rascar.

Dicho esto, ‘Children Of The Sun’ sí que se acerca más o menos a lo que venís haciendo hasta ahora, pero ‘There Is No Other Time’ es bastante inesperada, acercándoos al sonido de gente como Pet Shop Boys. ¿Qué os llevó a decidir este tipo de producción tan inusual en vuestra carrera?
Para empezar, intentamos evitar repetirnos en nuestros trabajos. Nunca queremos quedarnos demasiado tiempo en el mismo terreno y volver a hacer algo que ya hemos hecho previamente. Hay mucha gente que quiere que hagamos ‘Atlantis To Interzone’ mil veces más, pero no lo vamos a hacer. Lo último, lo peor que podíamos hacer personal y artísticamente como banda es repetirnos. El segundo álbum lo hicimos con Ross Robinson, el padrino del Nu-Metal, mientras que el primero fue con James Ford y ahora estamos con otra gente. Nunca haremos el mismo disco más de una vez. Lo más valiente que podíamos hacer ahora mismo era sacar el single más pop que hemos hecho, es casi como una declaración de intenciones. Nos gusta el pop y bandas como Abba, hemos tocado con Rihanna en los Brit Awards, no se puede ser más pop que eso. Me encanta la canción, creo que a la gente le va a sorprender gratamente.

¿Cómo hacéis para tocar estas canciones en directo? ¿Cambia mucho desde el estudio al escenario?
Sí hay cambios, pero no es algo complicado. Piensa que todas estas canciones nacieron en el local de ensayo, de manera tradicional, con la estructura tradicional de una canción. En directo las canciones tienen ese contrapunto, se ve más su origen. Funciona muy bien. De todos modos en el disco he de insistir en que también se nota que el grupo esta ahí, no es como el disco de un DJ.

Habiendo vivido de cerca los años en los que se comenzaba a hablar de vosotros en la prensa británica, quería preguntarte por tu opinión acerca de la supuesta escena nu-rave de la que hablaba la prensa cuando salió vuestro debut. ¿Qué ha quedado de aquello?
Cuando empezó todo aquello, parecía un chiste, pero de pronto empezó a cobrar vida. Se supone que era un movimiento cultural con un estilismo, una forma de vestir. Parecía excitante, no solo en Reino Unido, sino en el resto del mundo, donde veías a la gente vestir de esa manera en los festivales, de una manera muy colorida. Pasó de darme igual a preocuparme un poco, porque puede llegar a ser sofocante si te etiquetan tan pronto, podía acabar con la banda. Por otro lado creo que no nos vino mal, nos dio una especie de identidad ante el mundo. Al mirar atrás en el tiempo, creo que fue excitante, nos lo pasamos muy bien esos primeros años como banda. No se ha visto algo parecido desde entonces, creo. Aunque tuvimos miedo a ser etiquetados, ahora vemos que la gente piensa que sonamos a Klaxons y a nada más.

Etiquetas:
  • Warp

    La esquizofrenia no te hace mejor artista.

Playlist del mes

Send this to a friend