La emoción pura de Rufus Wainwright

Por | 07 Jul 14, 10:19

rufus1“Siento no haberme aprendido ‘Barcelona‘ para tocarla hoy”, lamentó Rufus Wainwright anoche justo antes de interpretar un conmovedor a capella de ‘Candles’, esa canción dedicada a su fallecida madre, Kate McGarrigle, que cerraba el último álbum del canadiense. Junto a ella, apuntó Rufus, fue la última vez que hizo ese tema en directo. El recuerdo, lleno de nostalgia, conformó uno de los momentos más emotivos del set de Rufus en el nuevo VIDA Festival de Vilanova i La Geltrú (Barcelona) pero no el único.

Nada más salir al escenario, Rufus se sentó rápidamente ante su piano e inició su concierto con ‘Grey Gardens’. Al contrario que la última vez que visitó la ciudad condal, el músico no venía acompañado por su banda sino solo, lo cual hizo de su set una propuesta mucho más íntima y personal. Brillaron, por tanto, además de su voz, que sigue en plena forma, melodías tan emocionantes como las de ‘Vibrate’ y ‘Argentina’, esa nueva canción dedicada a Latinoamérica, y tan pegajosas como las de ‘Out of the Game’ o ‘Matinee Idol’. No le hizo falta nada más que su voz, su talento para el piano y la guitarra y su carisma para ganarse al público. “You’re beautiful!!!”, vociferó una emocionadísima espontánea justo antes del turno de ‘Want’. Sí, Rufus despierta este tipo de reacciones. Él es una diva, ¿no?

El de anoche fue, en conjunto, un concierto de emoción pura. Hubo algún momento de confusión en el público, que se arrancaba en aplausos no una sino dos o tres veces antes de que Rufus finalizara una canción. ‘I Don’t Know What It Is’, mi favorita de Rufus de siempre, mantuvo no obstante a todo el mundo en un silencio sepulcral, como respetando el momento. La piel de gallina. Después, evidentemente, numerosas personas cantando ‘Going to a Town’ a pleno pulmón y entonando el estribillo de ‘Hallelujah’ con pasión contenida o danzando el juguetón arreglo de piano de otro celebrado clásico, ‘Cigarettes and Chocolate Milk’.

Porque esto iba de clásicos, claro, pues Rufus se encuentra de gira presentando su reciente “best of”. Por eso, aunque el canadiense no se olvidó de “hits” incontestables como ‘Gay Messiah’, ‘The Art Teacher’ o la hermosa ‘Poses’, lo cierto es que se echaron en falta otros del tipo ‘Oh What a World’, ‘The One I Love’, ‘April Fools’ o ’14th Street’. Porque, sinceramente, ¿quién quiere oír ‘Make A World’ teniendo ‘Dinner At Eight’? ¿Por qué ‘Jericho’ sí y ‘Greek Song’ no? ¡Y suerte que no cayó ‘Les feux d’artifice t’appellent’! Muy bienvenidas siempre las canciones que conformaron el setlist final, por supuesto, pero siempre queda esa sensación de “ojalá” cuando uno de tus artistas favoritos prescinde de tantas joyas. Claro que, por otra parte, si Wainwright se hubiera acordado de todo lo mejor de su catálogo el concierto habría durado horas.

rufus-wain2

“Pero la próxima vez os prometo que la habré aprendido”, concluía Rufus en referencia a esa ‘Barcelona’ que tanto se arrepintió de no haber estudiado para la ocasión. Esperaremos impacientes. De momento, eso sí, el set ofrecido por el músico en VIDA Festival, un prometedor evento que conjuga ocio y naturaleza de manera muy especial -mereció la pena el retraso de una hora y media de tren y el viaje en bus y pie hasta la Masia d’en Cabanyes, que es donde tiene lugar el asunto- fue, en una palabra, tan Rufus como siempre. Maravillosamente Rufus. ¿Qué más se puede pedir?

Foto: Vida Festival, Quique Escandell

Etiquetas:
  • torito

    Grande Rufus, un artista y profesional de los pies a la cabeza !!!

Playlist del mes

Send this to a friend