Bilbao BBK Live 2014: Hercules, grandes triunfadores del jueves

Por | 11 Jul 14, 12:28

Público-Recinto_

Ayer dio comienzo la 9ª edición del Bilbao BBK Live, la primera que consigue vender todas sus entradas con un mes de antelación, con un cartel que ha huido de los dinosaurios para atraer al público no afín a este tipo de eventos. Lejos quedan ya los tiempos en los que Fito y los Fitipaldis, Sting o Tequila eran cabezas de cartel y la evolución que comenzó hace tres años ha llegado a su cumbre este año. Los resultados están a la vista: la venta de tickets nunca ha sido mejor y la media de edad del festival ha bajado considerablemente.

Pero más allá de los problemas que la localización del festival implica -las colas para subir en autobús no tenían nada que envidiar a las de One Direction-, el aumento del número de escenarios y la ampliación de la carpa Sony, Vodafone en años anteriores, permitieron que los 40.000 asistentes de ayer no sufrieran ataques de ansiedad ante tanta congregación humana.

HerculesLoveAffair_

A nivel musical, los grandes triunfadores de la jornada fueron Hercules & The Love Affair, que venían a presentar el notable ‘The Feast of the Broken Heart’. Un simpatiquísimo Andy Butler, acompañado de Mark Pistel en la dirección, y con dos vocalistas increíbles -Rouge Mary, una especie de Grace Jones con rasgos hispanos y Stef Gustaph, un Jimmy Sommerville con sombrero de Juanito Valderrama-, los de Nueva York sonaron fantásticamente bien e hicieron bailar a la abarrotada carpa Sony como si tuvieran un hijo en la cárcel. Junto con ‘Blind’, un HIT se mire por donde se mire, una de las canciones más celebradas fue ’05:43 to Freedom’. Desde aquí, nuestro más sincero pésame a los que prefirieron ver, otra vez, a Vetusta Morla porque se perdieron uno de los mejores shows que se han visto nunca en el Bilbao BBK Live a pesar del pequeño fallo que tuvieron con los equipos.

La perfección sonora y visual de Hercules & The Love Affair se lo dejó un poco difícil a Franz Ferdinand, grupo cuya solvencia en directo no admite duda pero que ayer sonó deslavado y falto de sonido te colocaras donde te colocaras. Y no será por repertorio: comenzaron con ‘No You Girls’, del infravalorado ‘Tonight’, y fueron cogiendo hits de toda su discografía hasta que llegaron a la parte final del set encadenando ‘Take me out’ -máximo exponente de “canción trololo”-, ‘Love Illumination’, ‘Ulyses’ y el ya clásico numerito de ‘Outsiders’ con los 4 aporrando la batería. Por si eso no fuera dejarlo en todo lo alto, volvieron con los bises: ‘Jacqueline’, “Goodbye Lovers and Friends’ y un ‘This Fire’ que puso fin a un show que mereció mejor sonido.

Franz_big

Pero antes de todo esto, los ganadores del concurso Banden Lehia, Eskean Kristö, fueron los encargados de dar comienzo al festival en una carpa Sony que disfrutó bastante del grupo y, sobre todo, de la versión de los Who que interpretaron con un sonido atronador que ya hubiese querido Franz Ferdinand. A las 19:00, los asistentes tuvieron que elegir entre Allen Stone, la dosis de soul habitual en el festival, y los White Lies, que fueron los que finalmente se llevaron el gato al agua en el escenario Heineken. Stone supo meterse también al público en el bolsillo gracias a sus cualidades vocales y a la versión del ‘Is This Love’ de Bob Marley que regaló a los asistentes.

John Newman

Otro de los triunfadores del festival, y protagonista de la sorpresa del día, fue John Newman. No sé si alguien daba un duro por él pero la banda que llevó, las coristas y sus pasos de baile a lo Michael Jackson hicieron crecer bastante los temas de su discreto debut hasta tal punto que dejó tiritando el escenario principal con el “sing along” final de ‘Love me Again’.

Phoenix y Crystal Fighters supieron jugar con la pequeña decepción que supuso Franz Ferdinand y ofrecieron dos conciertos bastante notables. Los franceses quizás salieron perjudicados porque el escenario Heineken se les quedó pequeño y la aglomeración del público era pelín excesiva. Aun así, los autores de ‘Lisztomania’ fueron desgranando sus hits -unos cuantos, por cierto- sonando cuasi perfectos. Empezaron por ‘Entertainment’ y ‘Too Young’ dejando ‘1901’ para el final y sin olvidarse de ‘If I Ever Feel Better’. Ya en el escenario principal, los intérpretes de ‘At Home’ convirtieron el BBK Live en una fiesta en la que era imposible no bailar. Vestidos de indios, en plan CocoRosie, los ingleses, con sus arreglos electrónicos mezclados con una txalaparta sui generis, colaboraron también al éxito de esta primera jornada.

Fotos: Tom Hagen, Rythm&Fotos, MusicSnapper

  • Socretino

    Que ascazo. Pues si lo mejor fueron los tipos esos que dan grima, menos mal que no he ido. Dioses, que panorama musical. Vamos de mal en peor.

  • Central Perk

    Pues para mí los triunfadores absolutos fueron Phoenix, y con diferencia. Menudo subidón de concierto. Tendrían que haber ocupado ellos el escenario 1 y no los Crystal Fighters. No sé si es que yo vi un concierto diferente pero se les oía de culo, desafinaban y la carisma brillaba por su ausencia. Se salvaron porque tienen temazos, pero en directo son un bluff bastante gordo.

  • Charles Barkley

    Me quedo con Phoenix como grandes ganadores. Muy bien de sonido, repertorio y efectos visuales.

Send this to a friend