Ride: «Ya no tiene nada de especial que un grupo se reúna»

-

- Publicidad -

Ride: «Ya no tiene nada de especial que un grupo se reúna»

Ride 02/11/14 shot in banbury at Junction 11 studiosUna de las noticias musicales más importantes del año es, sin duda, la reunión de Ride. Cuando prácticamente todos los grandes nombres de la era shoegaze han regresado de un modo u otro (My Bloody Valentine, Slowdive, Swervedriver, Chapterhouse…), la banda liderada por Andy Bell y Mark Gardener era de las pocas en resistirse a volver a la actividad. Por ahora se trata de una gira de reunión, pero nunca se sabe. Dado que actuarán en la próxima edición del Primavera Sound y que además se reedita su «grandes éxitos» (‘OX4_ The Best Of Ride’) en vinilo con motivo del Record Store Day (y en CD desde hoy), tuvimos la oportunidad de charlar vía telefónica con Steve Queralt, bajista del cuarteto de Oxford, para intentar averiguar qué sets van a interpretar o qué recuerdos guardan de su etapa más oscura, cuando ‘Tarantula’, su último álbum de estudio, fue descatalogado por Creation una semana después de ver la luz.

Hace casi exactamente un año entrevisté a Andy Bell cuando Beady Eye estaban de gira por Madrid y le pregunté sobre la posibilidad de una reunión de Ride. Me dijo que lo habíais hablado, pero que por aquel entonces nada era seguro. ¿Nos contaba Andy la verdad? ¿Cuándo surgió de verdad la decisión de reuniros?
Andy estaba en lo cierto cuando te dijo eso hace un año, por entonces aún no era buen momento. Empezamos a hablar en serio sobre la posibilidad de reunirnos entre finales de agosto y principios de septiembre. Más o menos cada año nos reunimos para hablar del catálogo del grupo, reediciones y cosas de esas y cada año nos hacemos la misma pregunta: «¿nos reunimos o no?». Y la respuesta siempre era que no era buen momento, pero esta vez sí lo era y decidimos empezar de nuevo.

- Publicidad -

Y, ¿qué es lo que ha cambiado para que esta vez sí hayáis decidido volver?
Todo el mundo estábamos en disposición de poder hacerlo. Beady Eye por aquel entonces parecía que solo se tomaban un descanso entre disco y disco y Andy dijo que podíamos hacer unos conciertos este próximo verano. Esa fue la idea original. Mark no tenía planes para 2015 y Loz (nde: Laurence Colbert, batería) y yo también estábamos disponibles y con ganas de hacerlo, así que es lo que te decía: esta vez coincidimos todos, cosa que en el pasado no sucedía.

¿Va a ser una gira de reunión como la que tuvieron Pavement -una serie de conciertos en 2010 y punto- o crees que vais a seguir más tiempo juntos? ¿Hay posibilidad de volver al estudio?
Es demasiado pronto para saberlo. Por ahora vamos a dedicar este año a tocar, a recuperar nuestras viejas canciones. Hemos pasado por el estudio, hemos improvisado un poco, pero es demasiado pronto para saber si esas grabaciones podrían acabar en un nuevo álbum. Ese aspecto nos lo vamos a tomar con calma, este año nos vamos a centrar en los conciertos, en dar buenos conciertos que gusten a la gente. En cuanto a lo que puede pasar en 2016, quién sabe…

- Publicidad -

«No es una locura (imaginar un nuevo disco de Ride), no es imposible, pero no te puedo decir que va a pasar seguro porque estaría mintiendo y porque sencillamente no tenemos ni idea

¿Entonces no es muy descabellado imaginarse un nuevo álbum de Ride?
No, no es una locura imaginárselo, no es imposible, pero no te puedo decir que va a pasar seguro porque estaría mintiendo y porque sencillamente no tenemos ni idea. Me encantaría poder decirte que habrá un nuevo trabajo de Ride, pero no es algo que pueda suceder así a bote pronto. Ahora mismo tenemos un control de calidad muy exhaustivo como para sacar cualquier cosa con prisas.

¿Cómo van a ser vuestros conciertos? ¿Os vais a centrar más en vuestra etapa ruidosa (‘Nowhere’, ‘Going Blank Again’, los primeros EPs) o vais a incluir también temas de ‘Carnival Of Light’ o incluso ‘Tarantula’?
Sí, la idea es tocar canciones de los cuatro álbumes y por supuesto de los EPs también. Hemos preparado el setlist perfecto y, siendo sinceros, se centra más en el material del principio, los EPs y los dos primeros discos, pero eso no quiere decir que no hayamos incluido temas de la última etapa. Será un set muy equilibrado, canciones que todo el mundo conoce, no queremos complicarnos la vida en ese sentido, al fin y al cabo lo que queremos es entretener al público. Todo el mundo debería estar satisfecho con la selección de temas.

«El término shoegaze se empleaba de manera ofensiva, no nos enorgullecía que nos etiquetaran así a nosotros y también a otras bandas con el mismo tipo de sonido, como Slowdive»

En vuestra primera encarnación, concretamente a principios de los noventa, se os quiso meter en el saco del shoegaze, pero analizando vuestra música detenidamente se nota que vosotros os separabais del resto, siempre con una fuerte influencia del jangle pop o del rock and roll clasicote, algo que explorasteis más a fondo en el citado ‘Carnival Of Light’. ¿Cómo os veíais por entonces? ¿Os sentíais cómodos en ese saco?
En aquellos tiempos el término shoegaze se empleaba de manera ofensiva, no nos enorgullecía que nos etiquetaran así a nosotros y también a otras bandas con el mismo tipo de sonido, como Slowdive, Chapterhouse o My Bloody Valentine. Creo que empezamos a distanciarnos de ese sonido antes de ‘Carnival Of Light’. En ‘Going Blank Again’ ya empezamos a plantearnos las cosas de otro modo, no queríamos repetir lo que habíamos hecho en ‘Nowhere’, nos sentíamos totalmente libres para hacer lo que se nos viniera en gana. Las influencias empezaron a ser otras, escuchábamos más a Neil Young y Pink Floyd y cosas así. Cuando nos pusimos a trabajar en ‘Carnival Of Light’, prácticamente habíamos dejado de escuchar música contemporánea, estábamos mucho más interesados por el sonido de bandas californianas de los 60 y los 70 y creo que eso se notó mucho en el resultado final del álbum. Lo que hicimos no estaba muy de moda y además coincidió con el nacimiento del britpop, con música mucho más animada y voces gritonas, mientras que nosotros elegimos el camino contrario y nos fuimos por la senda del folk-rock. La etiqueta shoegaze creo que solo se puede aplicar al primer álbum y aunque antes era ofensivo, ahora por suerte se entiende de otra manera, la gente se lo toma mucho más en serio.

Mucha gente os recuerda principalmente por ‘Nowhere’ y ‘Going Blank Again’… parece que ‘Carnival Of Light’ siempre ha sido infravalorado, quedando relegado a un segundo plano. Con el paso del tiempo, ¿creéis que merece tener mayor importancia? ¿habéis aprendido a tenerle cariño?
Pregunta complicada. Sobre todo, estoy muy orgulloso de lo que hicimos en los dos primeros álbumes. Sin embargo, ‘Carnival Of Light’ dio paso a una nueva era en Ride. Empezamos a hacer giras de mayor envergadura y eso hizo que nos sintiéramos como un grupo de verdad, pero ya no teníamos la misma energía que en giras anteriores. Llegaron tiempos oscuros para la banda con ese disco y esa gira, así que cada vez que lo escucho me acuerdo de esos años en los que todo empezó a desmoronarse poco a poco. No quiero decir que no me guste ‘Carnival Of Light’, pero prefiero escuchar los dos primeros.

«Nuestro último concierto fue en Benicàssim, pero por entonces ni nos hablábamos, fue un final muy triste»

En ese sentido, no hay mucho que decir sobre ‘Tarantula’, entonces…
Cuando grabamos ‘Tarantula’, la relación que teníamos en el grupo era difícil de soportar. El ambiente no era bueno, no se notaba en absoluto una sensación de estar haciendo algo juntos. La ironía de todo esto es que, aunque las canciones no eran tan buenas como las de otros discos, técnicamente es el mejor de todos, donde mejor llegamos a tocar nuestros respectivos instrumentos. Había buenas ideas en el álbum, después de todo. Es un disco en el que se puede descubrir algo interesante al escucharlo. Para cuando salió, ya nos habíamos separado. Nuestro último concierto fue en Benicàssim (nde: 1995), pero por entonces ni nos hablábamos, fue un final muy triste.

Mientras que Andy o Mark Gardener han seguido activos en la música, tú colgaste el bajo tras la separación de Ride hasta ahora. ¿Qué sentiste al volver a los ensayos y tocar de manera más activa?
La sensación es maravillosa. No obstante, un tiempo después de tomar la decisión de juntarnos, empecé a preocuparme, pensaba que tal vez no podía volver al nivel que tenía en los 90. Andy y Mark no dejaron de tocar y tampoco lo dejó Loz, que ahora también colabora con Gaz Coombes y ha tocado con The Jesus And Mary Chain y por eso yo necesitaba practicar más que los demás. Eso sí, desde el momento en que cogí de nuevo el bajo tras quince años y me puse a tocar los viejos temas, todo me resultaba familiar, es asombroso cómo me volvió todo a la mente. La técnica creo que ya la he recuperado, ahora es cuestión de ensayarlo todo bien, los últimos ensayos con la banda al completo han sido estupendos.

Al comienzo de la entrevista me decías que la reunión de Ride ha sido posible porque a todos os venía bien, pero, ¿no crees que también es un buen momento dado el panorama musical actual? Hemos visto muchos regresos de bandas como la vuestra en los últimos años, pero no antes…
Sí, cualquier momento en los últimos 2/3 años era bueno para volver, lo que pasa es que, con todas las reuniones que están teniendo lugar, el hecho de que un grupo se reúna ya no tiene nada de especial, la gente ya asume que ciertos grupos se van a acabar juntando de nuevo. Dicho esto, cuando anunciamos nuestro retorno, no esperábamos una respuesta tan positiva en las redes sociales y mucho menos que se agotaran las entradas de los primeros conciertos que anunciamos. No esperábamos esto, la gente de verdad tiene ganas de volver a vernos en directo. Tengo muchas ganas de que empiece la gira, estamos muy emocionados.

No faltaré a la cita del Primavera Sound…
El concierto del Primavera Sound es de los que más ganas tenemos de dar, es genial la manera en la que se ha promocionado, con la pancarta gigantesca en la fachada de un edificio. Fue todo un orgullo ver tan grande el nombre de la banda.

Lo más visto

No te pierdas

No hubo euforia: desangelada victoria de ‘Voy a quedarme’ para Eurovisión

RTVE destinó más recursos a las colaboraciones de Blas Cantó que a las canciones aspirantes para Eurovisión en sí.

Adiós a Françoise Cactus y su manera irrepetible de entender el pop

Jaime Cristóbal escribe sobre la manera de entender el pop de Françoise Cactus, "caótica, brillante, inconsciente, sexy, humorística, romántica, desprejuiciada y multilingüe", a través de uno de sus 7".