Gente Joven / Casa de Socorro

Por | 26 Oct 15, 10:42

a1237980364_16Sin temor a resultar tópica o cursi, esta es la mejor época para disfrutar de esta nueva entrega de Gente Joven. El otoño y su melancolía inherente encajan perfectamente con el sentimiento brumoso que exhala ‘Casa de Socorro’; una nostalgia sin objeto pero tangible, amorosamente cultivada por Fernando de la Flor, con la ayuda de Patricia Magadán y Pablo Alvárez. Tras el precioso recopilatorio en Discos de Kirlian, vuelven, esta vez en Acuarela, con otro pequeño tesoro (27 minutos) de pop sosegado y soñador, de ese que declara su amor incondicional a Family y al dream pop.

Pero a pesar de que la pauta se mantiene, ha habido ligeras modificaciones con respecto a ‘I, II, III y IV’. Han mimado aún más el sonido; han perdido gran parte del aspecto amateur, las canciones están más pulidas, mejor acabadas y, aunque mantienen sus características voces quedas, que murmuran más que cantan, ahora las letras son mucho más inteligibles. Pero lo importante, las canciones, continúan siendo igual de hermosas y evocadoras. En eso no han variado un ápice: guitarras leves, atmósferas oníricas, percusión casi de juguete, ecos a My Bloody Valentine, Sarah Records, Dar Ful Ful… Quizás se les pueda recriminar su pleitesía a una determinada sonoridad, pero eso no es impedimento para cimentar una personalidad marcada y unos temas que calan.

Realmente, son los pequeños detalles, esa pizquita tan mínima (en apariencia) lo que hace que, prácticamente con los mismos ingredientes, el resultado te robe el corazón. Y es en ese pequeño margen donde Gente Joven aciertan con la fórmula y consiguen preciosidades como ‘Garcilaso‘; o las entradas de ‘La joya del Nilo’ y ‘Aspavientos‘, que se clavan en la cabeza y generan una extraña emoción; o la atmósfera boscosa de ‘Libélulas’ o la introducción de ‘Radiografía de una centella’, robada a un momento dulce de My Bloody Valentine. Incluso hay humor, como en ese impagable título que es ‘Enhorabuena por el Nobel’, aunque luego la ironía choque con una mini sinfonía de ruiditos de relojes antiguos y cajas de música. ‘Capicúa’ en comparación, abre las ventanas y deja que entre el aire y el sol, gracias a su ritmo jovial. Y, aunque haya alguno de los diez temas que no logre el mismo nivel de hechizo, todo en ‘Casa de Socorro’ te arrulla con ese ambiente de añoranza que, definitivamente, tan bien va para este otoño.

Calificación: 7,6/10
Lo mejor: ‘Garcilaso’, ‘La joya del Nilo’, Aspavientos’, ‘Libélulas’.
Te gustará si te gusta: Family, Dar Ful Ful.
Escúchalo: Bandcamp

Etiquetas: