5 ideas que habrían mejorado la actuación de Coldplay en la Super Bowl

-

- Publicidad -

5 ideas que habrían mejorado la actuación de Coldplay en la Super Bowl

beyonce-coldplay-brunoColdplay actuaron anoche en la Super Bowl, aunque quizás se te haya olvidado porque sus artistas invitados, nada menos que Beyoncé y Bruno Mars, se llevaron todo el protagonismo gracias a sus dotes para el baile y su enorme carisma. Los 13 minutos de Coldplay estuvieron bien, pero podrían haber estado mucho mejor. Estas son cinco ideas que habrían mejorado su actuación.

Una puesta en escena más potente

Las canciones de Coldplay crearon anoche una unión masiva del público de lo más emocionante, sin embargo, la puesta en escena de su actuación dejó bastante que desear. Niños y niñas con violines de colores falsos, un ejército infantil de vientos, parasoles con forma de flores de colores… ¿Y lo de Katy Perry fue infantil? Por no hablar del innecesario momento «remember» que solo recordó a unos pocos invitados a la Super Bowl… ¡y dos de ellos presentes ahí mismo! Habiendo trabajado con Anton Corbijn, esperábamos algo más espectacular de Coldplay o, como mínimo, más sofisticado. Ojo, no hay que gastarse en la Super Bowl lo que vale el Vaticano para hacer algo a la altura: con originalidad y pocos recursos se pueden hacer verdaderas obras maestras. Además, se echaron de menos los monos del videoclip de ‘Adventure of a Lifetime’.

Darle una vuelta o dos al repertorio

- Publicidad -

La entrada de Coldplay con ‘Viva La Vida’ es espectacular, ¿por qué darle continuación con ‘Paradise’? Si la canción ya es un himno forzado en sí misma, su entrada en la actuación no pudo haber quedado menos natural y emocionante. Tras el primer tema, ‘Paradise’ mata toda la intensidad del momento. De hecho, ‘Adventure of a Lifetime’, con su irresistible ritmo y guitarras disco, consigue levantar el ánimo sin apenas esfuerzo, por lo que hubiera sido buena idea darle continuación con ‘A Sky Full of Stars’, la canción más bailable de la carrera de Coldplay hasta el momento, y de la que, por alguna razón, el grupo pasó olímpicamente. Por no hablar de ‘Princess of China’ o ‘Every Teardrop Is a Waterfall‘. Para tocar 4 segundos de ‘Clocks’ y ‘Yellow’, chicos, ¡no las toquéis!

Que el cartel fuera triple… o único

La actuación de Coldplay pega un bajonazo tremendo cuando Beyoncé y Bruno Mars se van del escenario tras haberse comido al grupo con patatas y no remonta después. De hecho, con Beyoncé y Mars fuera del escenario, la actuación solo decae y ni siquiera su vuelta logra salvarla. A todas luces hubiera sido mejor idea, o bien trabajar con un cartel triple que mejorara el claro desbalance en espectacularidad entre la actuación de Coldplay y las de sus invitados, o bien darle a los británicos todo el tiempo para aprovecharlo mucho mejor. Además, por estilo, Beyoncé y Bruno Mars no es que peguen mucho con Coldplay. Por pegar poco, de hecho, ni siquiera Beyoncé y Mars encajan tanto. Poco se podía hacer para hacer que eso fluyera de alguna manera.

Reubicar el orden de las actuaciones

- Publicidad -

En relación al punto anterior, ¿no hubiera sido mejor idea que el trío de artistas actuara uno después de otro, con Coldplay abriendo y adiós, en lugar de meter a Beyoncé y a Bruno Mars a la mitad de la actuación de Coldplay? ¡Si la guerra de sexos pareció el final! ¡Si ahí se acabó todo! Cuando Chris Martin empieza a tocar ‘Clocks’, la sensación total es de «ah, ¿pero esto sigue?». Al final, ni los de Chris Martin aprovecharon bien su momento, ni Beyoncé y Mars el suyo. Y con lo bien que baila Mars últimamente, que parece ya el nuevo James Brown, desde luego se hubiera merecido un mayor protagonismo, que además cantaba la canción más exitosa del año pasado (y no, no olvidamos que Mark Ronson también estaba por ahí).

Llamar a un artista más pop o más rock

Lo que hace Coldplay, lo hace bien: sus canciones son buenas, sus conciertos muy dignos, pero la banda no es apta para actuar en un espectáculo de las características de la Super Bowl. Y el problema no es que sea una banda de pop que toca instrumentos porque sus canciones son himnos para el pueblo; sin embargo, quizás su sonido pasteloso y tecnicolor no case del todo con la épica del evento. A fin de cuentas ni han dado un espectáculo de rock ni en el plano pop han logrado el entretenimiento de otros años. Muse, «Queen» o incluso los B-52s, que por muy olvidados que estén siguen dando buenos shows, habrían molado mucho más.

Lo más visto

No te pierdas