Halsey / hopeless fountain kingdom

-

- Publicidad -

Halsey / hopeless fountain kingdom

halsey-hopeless-fountain-kingdomCuando me compré el primer vinilo de Halsey en un Urban Outfitters de Nueva York, la joven dependienta, probablemente acostumbrada a vender cosas de menor valor sentimental, se emocionó y me hizo el símbolo del corazón con sus manos. Toda la vida comprando discos en tiendas especializadas y jamás había visto tal muestra de pasión hacia lo que me estaba llevando. Quizá lleve 30 años comprando los discos equivocados, pero estaba claro que había un fenómeno tras la música de Halsey que iba más allá de fanatismos, que no se estaba reflejando especialmente en las listas de ventas, y mucho menos teniendo cabida en la prensa musical. Como en años anteriores había sucedido con Lady Gaga -aunque a otra escala-, Halsey estaba conectando con una nueva generación de jóvenes que no buscaban una cantante de éxitos como otra cualquiera, sino algo más. Una artista diferente que se había postulado con un hit llamado ‘New Americana’, que rimaba con «marihuana» y no era como las otras divas que subían vídeos en biquini haciendo twerking a Youtube.

Halsey era diferente. Diferente tipo «todos los raros fuimos al concierto». La cantante ha ido compartiendo con sus fans durante el último par de años muchos de sus altibajos (su desorden bipolar, su bisexualidad, un aborto sufrido durante su gira, actuando la misma noche en que perdía el bebé), teniendo sus más y sus menos con las redes sociales, pero situándose como una pequeña líder (o anti-líder) generacional, ideal para los marginados de la clase. Un fenómeno parecido al que, de manera paralela, iba a desarrollar Melanie Martinez. No parece 100% casual que ‘New Americana’ fuera uno de los primeros y mayores himnos de Beats 1 y Apple Music, plataforma de streaming sin modelo «freemium», sólo disponible para los dispuestos a pagar una cuota mensual para escuchar música. Sólo disponible para aquellos que buscan eso, algo más.

- Publicidad -

La cantante publica ahora un segundo disco conceptual que retoma la historia de ‘Romeo y Julieta’ para narrar una historia de amor imposible, desencuentros, malentendidos y soledad. Y para ello se ha rodeado de gente tan importante en la industria ahora mismo como Sia y su mano derecha Greg Kurstin, Cashmere Cat, The Weeknd o un miembro del trío de trap Migos. El resultado es un disco de 16 canciones en su edición deluxe que, sin perder de vista la música pop (ya sabéis, Halsey es «rara», pero tampoco demasiado), va constituyendo un fondo tenso y oscurillo que por suerte no tiene nada que ver con sus colegas de Chainsmokers… pero tampoco abruma tanto.

El primer fallo es el single ‘Now or Never‘. Halsey es honesta ante todo y ya dijo en el pasado en una entrega de premios que Rihanna es su «mayor inspiración». Sin embargo, no puedes sacar al mercado, al menos como primer single, un tema tan sumamente parecido a ‘Needed Me’. Al menos no tan pronto. No fue un macrohit, de acuerdo, pero tu público lo conoce al dedillo, y es normal que te lleve a protagonizar titulares otra vez por las razones equivocadas. Tampoco es muy buena idea contar de manera tan descarada con Greg Kurstin y Sia Furler, a su vez también vinculada a Rihanna. Si a esto le sumamos que ‘Sorry’ es un intento fallido de dar con el nuevo ‘Someone Like You’ de Adele (con el propio co-autor de ‘Hello’), y que The Weeknd aparece en un número algo anticuado (‘Eyes Closed’) cuando habría sido mejor invitarle en modo «Starboy» para la versión hetero de ‘Strangers’, tenemos un álbum que se parece demasiado a demasiadas cosas recientes… cuando se supone que Halsey estaba en este mundo para ofrecernos algo más.

- Publicidad -

La buena noticia es que ‘hopeless fountain kingdom’, a pesar de carecer de la fortísima personalidad que esperábamos de alguien con la base de fans de Halsey, sí forma un buen todo que deja cumbres como esa sintética ‘Strangers’ en plan rollo bollo con una Fifth Harmony también bisexual (Lauren Jauregui); ‘100 Letters’, con un ritmillo un tanto Lykke Li; o esa ‘Alone’, que parece emular a Avalanches o a Alicia Keys con Jay-Z, en este caso sin caer en la mera imitación. Aunque la coartada conceptual del largo va muy justita y está bastante vista, y aquí sobre todo encontramos canciones de desamor sin más, sus fans ya están entretenidos ahondando en esta historia de amor imposible y rebuscando guiños a letras y tuits pasados en Genius. También hay que elogiar que Halsey haya cuidado el producto hasta el punto de que versión normal del disco y versión deluxe comiencen y terminen igual. ¡Por una buena integración de los bonus tracks!

Calificación: 6,1/10
Lo mejor: ‘Strangers’, ‘100 Letters’, ‘Alone’
Te gustará si te gusta: el anterior, Sia, Melanie Martinez
Escúchalo:Spotify

Lo más visto

No te pierdas

Greta Van Fleet, Ariana, Lizzo: la crítica musical no está para haceros la pelota

Greta Van Fleet sitúan a los críticos musicales escribiendo "desde el sótano de sus madres".

20 años de ‘Fallin’ de Alicia Keys, la gran canción de blues del siglo XXI

Este 2 de abril se han cumplido 20 años del lanzamiento de 'Fallin', el primer single de Alicia Keys....