¿Hasta cuándo subestimaremos a Amaral?

Por | 15 Sep 17, 20:59

amaral-rafamarchena

“No estás hecha para el agua si no te quieres mojar”: con ‘Unas veces se gana y otras se pierde’ abrían anoche Amaral su concierto en Sevilla. Hacía 5 años desde la última vez que los zaragozanos estuvieron en la capital andaluza, y lo cierto es que por esa fecha acababan de mojarse a lo grande para poder navegar en aguas desconocidas y dirigirse, como el disco que presentaban por entonces, hacia lo salvaje. Nos referimos, claro, al nacimiento de su propio sello: Antártida. Tras tan larga ausencia, Eva y Juan, en una rueda de prensa ofrecida en julio en un hotel sevillano, anunciaban varias sorpresas para ese concierto de regreso, y ese mismo día ofrecieron también a algunos de sus seguidores y a la prensa un pequeño acústico con la Catedral de fondo, donde llegaron a pasearse entre el público o a sentarse a su lado para cantar con ellos. Ese esperado reencuentro con muchos de sus fans andaluces se ha producido finalmente dentro de un ciclo de conciertos en el CAAC (Centro Andaluz de Arte Contemporáneo), donde estos días de septiembre se verá también a gente como Rosalía, Kase.O, Robe Iniesta o Fuel Fandango. Foto: Rafa Marchena.

¿Ha valido la pena la espera? Las declaraciones de Eva y Juan en julio hacían presagiar que no iba a ser un concierto más… y no lo fue, por diversas razones. Una de esas razones fue un entregadísimo público que animaba al grupo y coreaba no solo “las de siempre”, sino incluso los no-singles de su último trabajo: esto también se debe a la forma en que Eva se ganó a los asistentes, interactuando con ellos, explicando las historias detrás de muchas canciones y haciendo que éstas les llegasen más. Otra de las razones es la que ya ellos adelantaron: sorpresas y novedades en la presentación de algunas canciones. ‘Kamikaze’ (cuyo estribillo intentaron cantar todos los presentes bajo el Monasterio de la Cartuja sin marcarse el gallo del siglo, siendo Eva la única en conseguirlo) y ‘Revolución’ dieron paso a otros grandes éxitos del grupo como ‘Salir corriendo’, ‘Días de verano’, ‘El universo sobre mí’, ‘Sin ti no soy nada’, ‘Cómo hablar’, ‘Hacia lo salvaje’, ‘Cuando suba la marea’ y la sorpresa-rescate de su debut ‘No sé qué hacer con mi vida’… pero gran parte de ellas con nuevos arreglos, con más guitarreo eléctrico y percusión, que les contagiaron del espíritu enérgico de su último álbum y que rápidamente hicieron olvidar a los asistentes del retraso en cuanto a la hora de comienzo.

‘Nocturnal’ se confirma como la fan-favourite del disco, siendo uno de los momentos álgidos del concierto junto a ‘Lo que nos mantiene unidos’, ‘Hoy es el principio del final’, la interpretación casi a cappella de ‘En el tiempo equivocado’ (gana enteros en vivo) y, sobre todo, los arreglos nuevos para ‘Chatarra’. Este tema ha pasado por su versión normal, su versión acústica (que elogiábamos como lo mejor de ‘Solar Sessions‘) y ahora se nos presenta con unos toques electro que recuerdan a Dorian o incluso por momentos al ‘Witching Hour’ de Ladytron y que, la verdad, sientan a la canción como un guante – lo cual nos hace reafirmarnos en que efectivamente ‘Chatarra’ era una joya escondida que suena bien de distintas formas.

La energía que desprenden los dos en el escenario es, por tanto, otra de esas razones, pero también su sincero compromiso sociopolítico en ‘Revolución’ (esas imágenes), ‘Llévame muy lejos’ o ‘La ciudad maldita’: es sorprendente que, al salir ‘Ratonera’, muchos dijesen que los de Zaragoza se habían “subido al carro” de esa temática. Cabe preguntarse si habrían escuchado ‘No soy como tú’, ‘Rosa de la Paz’, ‘Las Puertas del Infierno’, ‘Van como locos’, ‘Como el martillo en la pared’, la propia ‘Revolución’, etc; es curioso que quienes siempre les han visto como un grupo de radiofórmula sin interés conozcan de ellos poco más que los temas que han sonado en la radio. Eso nos lleva a la última de las razones, y una de las más interesantes: entre el público podías oír gritar a ultrafans entregadísimos, pero también podías oír cómo gente que acudió “obligada” para acompañar salía diciendo “ha sido flipante, les tenía subestimados”. Amaral tienen un directo brutal, y ayer dieron una prueba más de eso, ayudados en el aspecto técnico, por un cuidado sonido, y metiéndose en el bolsillo a un heterogéneo público en el que los fans de sus inicios que ahora tienen 35-40 o hasta 50 años cantaban a pleno pulmón junto a sus fans millenials de veintitantos (incluso adolescentes). Dos generaciones que parecen estar siempre enfrentadas, unidas por las letras, melodías y, sobre todo, la energía de los zaragozanos. Entre las preferencias personales que echar en falta en el setlist (en mi caso, especialmente ‘Siento que te extraño’ y ‘Alerta’), hubiese sido desde luego un puntazo ver a este choque generacional cantando al unísono ‘El blues de la generación perdida’… Eva y Juan tienen, pues, una sugerencia ahí para el concierto de final de gira en el 28 de octubre en Madrid, que, como dijimos, se grabará para un futuro álbum en vivo.

Etiquetas:
  • Anchored

    Y esta es la razón por la que es mejor no encargar críticas a fans.

  • Begoña Bengoetxea

    Un excelente publi-reportaje.

  • Fernando

    Amaral es de esos grupos que resulta muy comercial para los “modernos” (porque lo único que conocen de ellos es lo que sonaba en la época de su boom comercial y son incapaces de escucharlos sin prejuicios) y demasiado “raro” para la gente mainstream (muchos siguen yendo a sus conciertos porque se quedaron con “Días de verano” y escuchan los temas nuevos y se quedan locos).

    Para mi gusto son, a día de hoy, de lo mejor del pop rock nacional, y me queda la gran pena de que han cancelado por lluvia el concierto de esta noche :-(

    Chatarra y Nadie nos recordará me parecen de lo mejor de Nocturnal :-)

  • Carvey

    Por supuesto, todos sabemos que debes ser fan exclusivamente de grupillos que conozcan cuatro matados, si no ya no hay calidad ni objetividad en las críticas positivas.

  • GinTONIC

    Yo ya les he visto 3 veces en concierto y tienen un directo muy bueno. Las dos primeras veces fue con el botón comercial y es verdad que eso les permitía llevar un montaje algo más vistoso y rodearse de un cuarteto de cuerda para su parte más acústica. Sin embargo, la última vez, en mayo, acompañados de sus tres músicos habituales y un sencillo pero bonito montaje, siguieron emocionando. La voz de Eva sigue sonando con fuerza, potencia y sin un atisbo de desafinación durante los 90 minutos que duró la actuación.
    Desde mi punto de vista, han sabido reconducir su carrera hacia lo que ellos querían mostrar y lo han hecho de la mejor manera.

  • Carvey

    No están subestimados, de hecho han conseguido libertad creativa y mantener una base de seguidores estable en estos 20 años, cosa que muchos otros grupos pepinazos no lo conseguirían ni en sueños.

    Lo de la radio pasa con todos los grupos… si te meten siempre las 2 o 3 canciones más conocidas, poco ayuda a promocionar y ganar nuevos fans.

  • Cheshire Cat

    A Amaral les subestiman los que buscan más pose que música. Ya quiseran muchos (muchos) su carrera, sus canciones y su directo. Los modernos cortocircuitaron con el éxito de Estrella de mar, y hasta hoy, y los que buscan clones de “Días de verano” y “Sin ti no soy nada” no saben dónde han ido a parar, que a la postre son los mismos que por entonces decían que “En sólo un segundo” era una mierda. 4 de sus 7 álbumes están en el escalón más alto de la calidad musical y los tres más cercanos en el tiempo tienen poquísima réplica. A partir de ahí, para gustos, colores. He estado en un montón de conciertos en el último año y medio, pocos me han dejado verdaderas ganas de repetir. Y Amaral son uno de los dos grupos con los que repetí y volveré a repetir. Ya sea en eléctrico o en acústico, están entre los mejores directos del país. Pocos se les acercan.

  • Atx

    Yo estuve en el concierto de este jueves en Sevilla. Durante la dos horas que duró el concierto no decayó en ningún momento. Es admirable.

  • funambulista

    Amaral fue como el de muchos españoles el grupo de mi adolescencia “una pequeña parte del mundo”, “estrella de mar”, “pájaros en la cabeza” e incluso “Hacia lo salvaje” son de los mejores álbumes del pop español así, a secas.

    Y dicho esto NOCTURAL por mucho que joda es una soberana mierda de la que me quedo con “Llévame muy lejos” y “Nocturnal”. Las letras son vagas las melodías repetitivas y Eva canta como si estuviese hasta arriba de prozac. Lo siento pero esta vez no ha colado…

  • xabier

    Están en un muy buen punto, nada subestimados.
    Lo que ocurre es que ni están en los putamierda mainstream malumas, shakiras y demás ni están en los exquisitipijos donde solo los conciertos de sufjan stevens o de pj Harvey merecen la pena.

  • Carrabouxo

    Amaral está donde se quieren, en el rollo Love of Lesbian, Leiva, y demás gente. No creo que quieran compartir cartel con Biznaga y toda la re-nueva ola por ejemplo. Para mí se repiten más que el chorizo, y ese rollo la verdad es que me la pela, aunque musicalmente no son malos, pero están cómodos en su zona de confort y no van a salir de allí. Si les va bien pues oye, pues guay.

  • Carrabouxo

    Amaral “raro” para los mainstream?? Joder, será porque no han sonado en la radio cuando estaban en una multinacional… ni de coña vamos. A ellos estar en el meollo indie les tira de huevo además.

  • xabier

    No me los metas en ese grupo de gilipollas, que no se han asomado a gente como Surfin’ Bichos, Antonio Vega y demás ni por asomo. Tienen otra enjundia, y otro poso. Y menos pose.

  • Carrabouxo

    No los meto, se meten ellos mismos que ademàs son colegas de todos ellos…

Send this to a friend