Bruno Mars arrasa en los Grammys 2018 tras llevarse los premios a Disco, Canción y Grabación del Año

Por | 29 Ene 18, 15:00

Bruno Mars ha resultado el gran ganador de los Grammys 2018 tras haberse hecho con los premios a Álbum del Año por ‘24K Magic’, a Canción del Año por ‘That’s What I Like’ y a Grabación del Año por ’24K Magic’. El artista llegaba cargado de Grammys de la pre-ceremonia, gracias al galardón a disco de R&B por ’24K Magic’; la mejor actuación de R&B y mejor canción de R&B por ‘That’s What I Like’ y los mejores ingenieros de sonido. Derrotaba a ‘Despacito’ en cuanto a canción y a Lorde y a Kendrick Lamar en cuanto a álbum. Además, ofrecía una actuación vibrante y colorida junto a Cardi B con una estupenda ‘Finesse’ en plan chica contra chicos (él y sus bailarines).


Kendrick Lamar no ha sido derrotado del todo, pues se lleva a casa una buena colección de Grammys. Era el responsable de abrir la ceremonia en una actuación en la que se rodeaba de soldados para interpretar ‘XXX’, uno de los temas de ‘DAMN.’. También aparecían U2 invitados en esta canción, para añadir un fragmento de ‘American Soul’, antes de que sonara parte de ‘DNA’. Dos de los momentos más visuales de la actuación de Kendrick se han producido cuando se ha podido leer al fondo del escenario «Esto es una sátira realizada por Kendrick Lamar» y cuando, en la segunda parte, sus bailarines han caído como tiroteados, uno a uno. Dave Chapelle ha intervenido también, indicando, por ejemplo: «Solo quiero recordar a la audiencia que lo único que da más miedo que ver a un hombre negro ser honesto en América es ser un hombre negro honesto en América». El rapero, que ya había ganado los premios a mejor vídeo, mejor actuación de rap y mejor canción de rap por ‘HUMBLE.’ en la pre-ceremonia, no ha tardado en recoger el galardón a mejor performance de rap junto a Rihanna por ‘LOYALTY.’. Lamar le ha dedicado a ella, altísima en sus tacones, el premio. Más tarde, se ha hecho también con el Grammy a Mejor Álbum de Rap.

Una de las actuaciones más emocionantes de la noche y sin duda la más noticiosa ha sido la de Kesha, alzada como símbolo del movimiento Time’s Up contra el acoso y los abusos y a favor de la igualdad de la mujer. Era la encargada de introducirla Janelle Monáe, que recordaba que «el tiempo» para cierto tipo de arte se había acabado. Se había anunciado la presencia sobre el escenario de famosas artistas femeninas como Cyndi Lauper, Camila Cabello, Bebe Rexha o Julia Michaels para arropar a Kesha, y allí estaban junto a otras muchas mujeres, todas vestidas de blanco, pero la protagonista sin duda ha sido casi Kesha entonando su letra sobre la superación y el perdón, emocionadísima. La canción terminaba en un abrazo colectivo…

… del que se desprendía Camila Cabello para presentar a U2, que en esa parte final de la gala se habían desplazado a las proximidades de la Estatua de la Libertad para interpretar ‘Get Out Of Your Own Way’. Camila Cabello recordaba la vida de los «dreamers», apelaba al sueño americano y recordaba que U2 también habían vivido el suyo propio cuando desembarcaron en América, como los mismos padres de Cabello.

Mucho antes, en segundo lugar tras Lamar, había actuado Lady Gaga, que parecía iba a interpretar sobre un piano blanco con alas ‘Joanne’ con Mark Ronson a la guitarra. Sin embargo, tras un pequeño fragmento, finalmente la protagonista ha sido ‘Million Reasons’, sonando casi al completo y acompañada de su banda e instrumentos de cuerda. Lady Gaga no conseguía, pese a su presencia, ninguno de los dos premios de las categorías pop a que aspiraba, perdiendo en ambos casos contra Ed Sheeran (mejor disco pop y mejor canción pop por ‘Shape of You), ausente de la ceremonia.

Otras de las grandes actuaciones que se han visto esta noche han sido la de Childish Gambino con la sobrecogedora y clásica ‘Terrified’; las rendiciones de ‘Somewhere’ de Ben Platt y ‘Don’t Cry For Me Argentina’ de Patti Lupone en reconocimiento a Broadway; o el homenaje a Fats Domino y Chuck Berry de Jon Batiste y Gary Clark Jr, que se ha hecho demasiado breve. Luis Fonsi y Daddy Yankee han sabido convertir el Madison Square Garden en una fiesta con bailarines para su rendición de ‘Despacito’, si bien esperábamos ver más famosos bailando entre el público aparte de a John Legend. El presentador James Corden ha bromeado sobre las posibilidades comerciales de la canción «si la pinchan en la radio».

Más sexy y sorprendente ha sido la presentación de ‘Wild Thoughts’ de DJ Khaled con Rihanna y Bryson Tiller mostrando su química y lo buena pareja que hacen en esta canción también latina que no fue ningún hit perdido de 2017. Les han acompañado multitud de bailarines y una cálida escenografía.

P!nk ha optado por el minimalismo máximo -incluso unos vaqueros- para su interpretación del baladón ‘Wild Hearts Can’t Be Broken’, mientras Sting ha actuado con Shaggy interpretando ‘Englishman in New York’ y ‘Don’t Make Me Wait’. Entre las curiosidades, el mono ‘Pray’ de Sam Smith y el ‘Tiny Dancer’ de Miley Cyrus junto a un Elton John que al levantarse del piano a duras penas se podía mover.

Chris Stapleton y Emmylou Harris han rendido homenaje a Tom Petty, en concreto a ‘Wildflowers’, mientras empezaban a aparecer en pantalla algunos de los artistas desaparecidos este año. El último era Chester de Linkin Park… lo que se ha enlazado con la canción anti-suicidio de Logic, quien ha acudido a actuar con los bolsillos del vaquero llenos de cosas. Aun así, ha realizado una bonita actuación, culminada por su llamamiento a la unidad por encima del origen o la raza «porque el planeta está destinado a estar unido».

Como decían las quinielas, el Grammy a Artista Revelación ha sido para Alessia Cara, muy aplaudido por su principal competidora, SZA. Esta actuaba hacia el final de la gala interpretando ‘Broken Clocks’.

Varios Grammys son cada año anunciados, entre las decenas que se conceden, antes de la ceremonia oficial. Entre ellos, estaban varios premios de relevancia. Ed Sheeran se ha hecho con el premio a mejor álbum de pop por ‘÷‘, imponiéndose a Lana del Rey, Gaga o Kesha; Leonard Cohen ha ganado de manera póstuma la mejor performance de rock por ‘You Want It Darker’; The War on Drugs han ganado el galardón a mejor disco de rock por ‘A Deeper Understanding‘; Foo Fighters el mejor tema de rock por ‘Run’; The Weeknd el mejor disco de música urbana por ‘Starboy‘; The National se ha hecho con el disco de mejor música alternativa por ‘Sleep Well Beast‘ (imponiéndose a Arcade Fire, Gorillaz, «LCD» y Father John Misty); para LCD Soundsystem ha sido la mejor grabación dance por ‘Tonite’, y para Shakira el mejor disco latino por ‘El Dorado‘. Rubén Blades, Aida Cuevas y Residente han sido otros ganadores de las categorías latinas, dejando sin premios a Bomba Estéreo, Jorge Drexler o Diego El Cigala.

Otros ganadores han sido la banda sonora de ‘La La Land’ (dos premios), Carrie Fisher por ’The Princess Diarist’ de manera póstuma (mejor disco de spoken word), Lisa Loeb por el mejor disco para niños, Aimee Man por el mejor disco de folk por ‘Mental Illness’, The Rolling Stones por el mejor disco de blues tradicional por ‘Blue & Lonesome’ o Alabama Shakes por el mejor disco de americana tradicional ‘Killer Diller Blues’. El productor del año ha sido Greg Kurstin por su trabajo con Foo Fighters, Beck, Zayn y Sia, Kendrick Lamar (‘LOVE.’), Halsey con Lauren Jauregui y Liam Gallagher.

La Tienda JNSP