Quantcast

Favoritos para ganar Eurovisión 2018

-

- Publicidad -

Favoritos para ganar Eurovisión 2018

Una nueva edición del Festival de Eurovisión está a la vuelta de la esquina. Los próximos días 8, 10 y 12 de mayo tendrán lugar en el Altice Arena de Lisboa las semifinales y la final respectivamente del festival musical televisivo más importante del continente europeo para alegría de eurofans y no tan eurofans que lo siguen igual de religiosamente. Tópicos aparte, el Festival de Eurovisión 2018 se presenta interesante ya que, tras toda una temporada de preselecciones (y unos días de ensayos), tenemos favoritas, decepciones, posibles sorpresas, cantantes convalecientes y a Amaia y Alfred, representantes españoles que juegan cerquita de casa, con una polémica absurda sobre el título de un libro. En esta primera parte de nuestro especial sobre Eurovisión 2018 nos centraremos en los países que pueden llevarse el triunfo a casa. Y sí, entre ellos también se encuentra España.

Israel

- Publicidad -

La principal favorita de la edición desde que fuera presentada, líder en las casas de apuestas y, seamos sinceros, una de las canciones más pegadizas que se recuerdan por el festival en los últimos años. Netta presenta ‘Toy’, un tema muy pop con algún toque oriental y una letra feminista que más de uno cantará este verano en las discotecas: “Wonder Woman, no lo olvides / Eres divina y él está a punto de arrepentirse (…) No soy tu juguete / Chico estúpido”. Pero como todos sabemos, ser favorito en el festival puede jugar en tu contra (como ya le pasó a Italia el pasado año) y los primeros ensayos de la delegación israelí han dejado un ambiente bastante tibio entre los expertos. ¿Será top o habrá flop?

Francia

El guante de Israel lo está cogiendo Francia, quien sube en las casas de apuestas como un pepino. Lo cierto es que la canción lo tiene todo: excelente calidad musical, suena actual, mensaje comprometido, apoyo fuera de sus fronteras… Madame Monsieur, el dúo tras ‘Mercy’, podría coronarse como ganador de Eurovisión 2018, algo que Francia lleva más de cuarenta años sin conseguir. Para ello deben convencer tanto a jurado (algo que parece fácil) como al público, algo más difícil teniendo en cuenta que no toda Europa se muestra a favor o incluso tiene constancia sobre el tema de los refugiados del que habla la canción. De hecho, hay quien señala el tema como aburrido, tal y como pasó en su día con el portugués Salvador Sobral antes de alzarse con el triunfo el pasado año. En cualquier caso, Francia vuelve a demostrar un año más que cambiar de delegación en su televisión le ha venido muy bien.

República Checa

- Publicidad -

El checo Mikolas Josef lleva un auténtico temazo al escenario de Lisboa con un estribillo que ya quisieran algunos artistas con millones de reproducciones en Spotify. ‘Lie to Me’ desprende rollazo, ganas de bailar, de pedirse otra copa en la barra y sobre todo mucha vitalidad, algo que el propio Josef logrará transmitir con sus piruetas (y una mochila a hombros, no sabemos por qué) en el escenario de Lisboa y que ya le han costado lesiones de cierta gravedad en los primeros ensayos. A pesar de ello, es bastante probable que este joven de 22 años (si estás leyendo esto y tienes más de 25 años es muy probable que le estés odiando en estos momentos) consiga el mejor puesto de su país hasta el momento, si es que se recupera a tiempo.

Australia

Al parecer Australia es ese país que lleve lo que lleve es favorito porque bueno, es Australia, está ahí abajo, les dejamos participar, qué gracia, etc. En algunas ocasiones hay un motivo de peso detrás como es la calidad de la canción. Este año no es el caso. ‘We Got Love’ de Jessica Mauboy es una canción simple que no destaca por absolutamente nada y que lo más lejos que puede llegar es a aparecer en una cortinilla de Divinity. A pesar de todo se encuentra en tercer lugar en las casas de apuestas en el momento de redacción de este artículo. Europa, ¿te encuentras bien?

Bulgaria

Bulgaria es, junto a Francia y Bélgica, uno de los países que ha mejorado notablemente su papel en Eurovisión. Tras el cuarto puesto de Poli Genova en Estocolmo 2016 y el segundo de Kristian Kostov en Kiev 2017, el grupo Equinox busca repetir la racha de buenos resultados. ‘Bones’ es una propuesta muy interesante con un toque pop/rock que se encuentra entre las favoritas pero que puede resultar algo inaccesible para el público mayoritario de Eurovisión. Quizás este no sea su año, pero Bulgaria no parará hasta conseguir ganar el certamen.

Estonia

La soprano Elina Nechayeva representa al país báltico con ‘La Forza’, un tema en italiano que tiene muchas posibilidades de llevarse el micrófono de cristal a casa si consigue convencer a público y a jurado por igual, algo que no parece difícil (Italia ha sido top 10 cinco de siete veces desde su regreso). La delegación estonia confía en su propuesta y la puesta en escena no va a variar apenas un milímetro de la que realizó en su preselección nacional, con proyecciones sobre un largo vestido, una idea que ya ha aparecido por Eurovisión más de una vez.

Suecia

Si te gusta el hilo musical del H&M, te flipará la propuesta de Suecia. Es broma. O no, porque la canción de Benjamin Ingrosso es lo más 2018 que se podrá escuchar en el escenario de Lisboa, algo que a veces se agradece. ‘Dance You Off’ no requiere de una gran voz, no tiene subidones y no necesita fuegos artificiales; de hecho es una canción muy lineal que precisamente destaca por eso y que podría fascinar a gran parte del público. Pero Eurovisión no sería Eurovisión sin polémicas e Ingrosso ha protagonizado la última de esta edición al valorar los temas de algunos compañeros con bastante poco atino, llegando a decir que la canción de Macedonia sonaba “a pedo”, por ejemplo. El vídeo en el que opinaba sobre las canciones, por supuesto, ha sido borrado.

Noruega

Alexander Rybak, que ya ganó el concurso en 2009 con una orgía de violines llamada ‘Fairytale’, vuelve al Festival de Eurovisión con ‘This Is How You Write a Song’. La canción cumple lo que promete, pues son 3 minutos puramente didácticos en los que el noruego te explica cómo tienes que escribir un tema mediante lecciones y pasos. Para ello se sirve de una melodía muy pegadiza y del mismo carisma arrollador que le permitieron triunfar hace casi una década. Sería una auténtica sorpresa no ver a Rybak en la final.

España

¿Quién nos iba a decir en plena fiebre de ‘Lo Malo’ que la balada de Amaia & Alfred iba a estar entre las favoritas de Eurovisión? A estas alturas poco se puede decir de una pareja a la que hemos visto casi las 24 horas del día durante 3 meses, pero si tenemos que destacar algo es que transmiten la pasión necesaria para ‘Tu canción’ como la primera vez. Sí, el tema puede emocionar, ¿pero nos emociona porque es bonita o porque vemos a Amaia & Alfred cantarlo? ¿Sentirá lo mismo que nosotros una abuelita bielorrusa que no tiene ni idea de quiénes son los chicos que están apareciendo en televisión? Después del annus horribilis que España sufrió en 2017, cualquier cosa nos vale.

Chipre

Aquí llega Eleni Foureira, a quienes algunos ya han apodado la Beyoncé del Mediterráneo y con razón. Coreografía al milímetro, presencia escénica arrolladora, actúa última en su semifinal (o sea, llegará a la final sí o sí) y ‘Fuego’, el tema que defenderá, es serio candidato a sonar y mucho este verano. Curiosamente, Chipre ha pasado totalmente desapercibida durante los últimos meses y no ha sido hasta la primera semana de ensayos cuando la gente ha empezado a verla como seria candidata a llegar a ganar el certamen. Ojo, que ‘Fuego’ puede dar la sorpresa.

Italia

Francia no es el único país que lleva a Eurovisión un mensaje de concienciación política. El tema que defienden Ermal Meta y Fabrizio Moro, ‘Non mi avete fatto niente’ fue escrito tras el atentado de Manchester y habla sobre las guerras o el terrorismo. Italia tratará de conseguir otro buen puesto tras los cosechados en los últimos años con Il Volo (2015) o Francesco Gabbani (2017), aunque con tantos rivales su éxito pinta bastante difícil.

Dinamarca

‘Higher Ground’ es el tema que Rasmussen interpreta por Dinamarca, una canción que podría servir como banda sonora de la próxima temporada de ‘Game of Thrones’ perfectamente. Tiene estética vikinga, ambiente frío y un estribillo épico hacia el final, por lo que solamente le hace falta meter un dragón para llamar más la atención. Le auguramos un bonito número 1 en el iTunes de Invernalia.

Finlandia

Saara Aalto defenderá ‘Monsters’ por Finlandia, un tema puramente pop enfocado al colectivo LGTB pero con un futuro bastante impredecible. La canción suena típica, incluso casposa para algunos y por eso mismo nos flipa. Ahora bien, según se ha podido ver en sus ensayos, la delegación finesa ha llenado el escenario de un montón de elementos y su puesta en escena promete ser un poco cuadro barroco, por lo que el público puede quedar más distraído de lo normal. A ver qué pasa.

Grecia

Gianna Terzi y su canción ‘Oniro Mou’ eran literalmente la única opción que podía representar a Grecia en Eurovisión. La televisión griega escogió a cinco candidatos para el festival pero descubrió que cuatro de ellos no cumplían las normas, por lo que el elegido fue el tema que podremos escuchar en el escenario del Altice Arena en Lisboa. El país heleno vuelve a cantar en su idioma por primera vez desde 2010 gracias a este tema de toque folk, y podría volver al top 10 sin problema, algo que no consigue desde hace cinco años.

Bélgica

El ascenso de calidad de Bélgica en Eurovisión es imparable. Tras traernos a Loïc Nottet, Laura Tesoro o Blanche, el país belga nos presenta a Laura Groeseneken, más conocida como Sennek. Esta joven flamenca, que ya ha colaborado con Hooverphonic, compagina su trabajo en IKEA con la creación de su álbum debut y defenderá en esta edición ‘A Matter of Time’, un medio tiempo soul de muy buena calidad que puede enamorar a los jurados europeos.

Lo más visto

No te pierdas