‘Días sin final’: la mejor novela de temática LGTB que leerás en mucho tiempo

Por | 12 Ene 19, 10:00

Con la premiada novela ‘Días sin final’ (ganadora del Costa Book en 2016) se ha producido un hecho curioso en España: ha encabezado listas de lo mejor de 2018 tanto en el género de ficción histórica como en libros de temática LGTB. Y es que, aparte de su calidad literaria, no es nada habitual que un relato ambientado en Estados Unidos durante las guerras indias y la Guerra de Secesión, con mucha acción, aventuras y épica de western, esté protagonizado por una pareja gay e incluya apuntes sobre travestismo, transexualidad, matrimonio homosexual y adopción homoparental.

El responsable de esta fabulosa rareza es el novelista y dramaturgo irlandés Sebastian Barry, conocido en España por novelas como ‘En el lado de Canaán’ o ‘El caballero provisional’ (las dos publicadas por Alba). Barry comenzó a escribir ‘Días sin final’ cuando en 2015 su hijo pequeño, que llevaba un tiempo inquieto y desanimado, entró en su habitación para explicarle el motivo de su desasosiego: era gay. A partir de ese día, su hijo se liberó de la angustia que le atenazaba y él encontró una vía de inspiración. Fue consciente de que el relato de la historia de la homosexualidad apenas había sido escrito, y quiso aportar su grano de arena.

Como es habitual en su obra, Barry encontró a sus personajes investigando en su propia historia familiar. Explorando su árbol genealógico, descubrió que un tío abuelo de su abuelo había emigrado a Estados Unidos en el siglo XIX y había participado en las guerras contra los indios. También, documentándose sobre la época, encontró varios daguerrotipos en los que se veía a parejas de hombres cogidos de la mano o vestidos de mujer. De esta manera, fundiendo estos dos descubrimientos en su imaginación, el escritor creó a Thomas McNulty, un joven emigrante irlandés que actúa como narrador y protagonista en ‘Días sin final’.

La novela narra la epopeya de McNulty (es la cuarta vez que un McNulty protagoniza una obra de Barry) desde 1851, cuando conoce a su pareja, John Cole, hasta el final de la guerra entre unionistas y secesionistas. Quince años de vivencias que transcurrirán entre espectáculos de travestismo (los popularísimos minstrel, donde los actores se maquillaban de negro para parodiar a los afroamericanos), matanzas de indios (el autor denuncia sin ambages el genocidio), batallas entre yanquis y confederados (descritas con hiriente realismo), campos de prisioneros (el terrible de Andersonville) y momentos de intimidad donde se va forjando el amor entre la pareja protagonista y su inesperada “hija”.

Con ecos de la reciente ‘Neverhome’, Barry mezcla la belleza y la crudeza de las ficciones de Cormac McCarthy, con la lírica y el sentido de la camaradería y lealtad de los personajes de los western de John Ford. El resultado es una novela que te atrapa con la fuerza de un indio agarrando una cabellera blanca, te salpica (sangre) como un neo-western cinematográfico, te abre los ojos como el más lúcido ensayo histórico o estudio de género, y te hace temblar de emoción “como la última hoja marchita de una rama en invierno”. 8,5. Disponible en Amazon.

Etiquetas:
  • Williamreid

    Te hace temblar de emoción “como la última hoja marchita de una rama en invierno” No se si es cursi o no, pero me ha encantado.

  • gdisarli

    Lo lei hace un tiempo ya y me resulto un poco lento. Lo que verdaderamente valoro del libro y el mejor recuerdo que me llevo es que no está centrado en el descubrir la sexualidad y lo difícil que ello pueda resultar, sino que cuenta la aventura de estos chicos que van creciendo y participando en guerras y que resultan ser pareja, que viven su sexualidad con tanta normalidad. Es un buen libro.

  • Justipop

    Qué triste y qué antiguo que en pleno 2019 haya periodistas que sigáis hablando de novelas con temática LGTB…

    Que en una novela haya personajes homosexuales, transexuales o bisexuales no condiciona el tema de la novela, ni lo LGTB es un tema en sí mismo…

    Afortunadamente cada hay más novelas de todo género (romántico, ciencia ficción, histórico, fantasía…) y de todo tema con protagonismo de personajes abiertamente homosexuales, bisexuales y transexuales.

    Lo triste y penoso es que todavía haya plataformas, tiendas y sobre todo periodistas, que sigáis etiquetando toda novela con un protagonista abiertamente no heterosexual como obras de temática LGTB…

  • Ganso

    Madre mía, lo políticamente correcto nos va a llevar a no poder hablar ni de pedos.

    Pues claro que hay novelas y cine LGTB, al igual que antes había pelis de negros, y novelas de mujeres. Las minorías y los grupos oprimidos necesitan verse representados, y de ahí el origen de estas temáticas.

    (Bufido de gato)

  • Mons Martyrium

    Ya cansa también lo de criticar lo políticamente correcto, no hay correcto o incorrecto ni política a través, que es cansino también leer o escuchar barbaridades de gente que se cree guay y transgresora con la matraca de ser “incorrectos”.

    Y no, no tiene por qué ser ninguna temática el colectivo LGTB porque la misma idea de colectivo es discutible, ¿qué es dicha temática, una peli donde salgan gays, donde se muestre lo que suele ser la vida gay, lo que debería ser, que es natural serlo pero se tiene que poner el foco en eso?, muchas contradicciones… coincido en que visibilizar es necesario pero la tendencia última debería ser no visibilizar porque la naturalidad es absoluta y no hay ninguna adscripción ideológica, estética o política.

  • Williamreid

    Según vosotros debería de haber escrito: Es una novela romántica del oeste y al final en letra pequeña y disimuladamente “por cierto, los protagonistas son gays” no vaya ser que los lectores hipersensibles se ofendan si lo pongo en el titular. A lo mejor deberíais de pasaros a la tila y dejar el café.

  • Mons Martyrium

    Qué raro, alguien llamándome “ofendido”… simplemente opino y punto, no sé qué tiene de malo decir que la etiqueta LGTB no tiene por qué tener contenido alguno o específico, si por fuerza hay que poner de género=homosexualidad a cualquier película, libro etc… sólo porque aparece alguien gay y lo ves normal pues ok. Curiosamente nunca verás cosas como “esta película va de hombres”, sólo “de mujeres”, “de gays”… aunque el contenido sea similar. Pero claro fijarse en estas cosas es de feminazis ofendiditas, lo sé, lo sé…

  • Williamreid

    No te ofendas porque te llamo ofendido, yo también solo opino, pero mi opinión vale lo mismo que “la última hoja marchita de una rama en invierno”.

  • Mons Martyrium

    Suena bien tu frase final, se la pondría a algún cóctel, género “vodka”.

  • Juancho Powers

    Totalmente de acuerdo con Ganso. Claro que hay obras de temática gay. Cuando el hecho de la homosexualidad, su lucha, sus temores, sus logros, sus condiciones, su amor… LLENA toda una novela entonces claro que podemos hablar de temática gay. Del mismo modo que podemos hablar de cualquier otra temática cuando ella impregna un libro. No es lo mismo que decir que un libro es gay cuando simplemente hay un par de personajes. Sinceramente, tras leer la crítica del libro, creo que SÍ podemos decir que es de temática gay. Y no pasa nada! No se va a morir ningún gatito.

Send this to a friend