6 razones por las que ‘Vis a vis’ pasará a la historia de la televisión española

Por | 05 Feb 19, 23:57

‘Vis a Vis’ se ha despedido para siempre este lunes, con un capítulo final que no ha decepcionado a sus seguidores y además nos ha dejado un cameo de Mala Rodríguez, quien en los últimos días se ha animado a rapear sobre la recordable sintonía de la serie, ‘Agnus Dei’. En este artículo repasamos algunas de las razones por las que el thriller carcelario que se dio a conocer en Antena 3 y ha desarrollado sus dos últimas temporadas en FOX, tiene un pequeño hueco en la historia de la ficción española.

La visibilidad de la mujer y el reparto coral

El formato de falso documental de las entrevistas que inundan la serie, que en la comedia ‘Modern Family’ servía para buscar la complicidad del espectador, en ‘Vis a vis’ ha contribuido a la veracidad de las historias de las mujeres presentadas como presas. No es que la serie huyera de maniqueísmos con sus personajes principales, es que ha presentado todo un abanico de mujeres con múltiples matices, que nunca se reducían a la dicotomía buena/mala o abusadora/víctima. Hemos visto mujeres en actitudes beligerantes, amistosas, de buen humor y de un humor de perros, pero sin necesidad de caer en los esperables arquetipos, jugando en cambio con ellos dentro de la misma persona. Se aprecia perfectamente en el personaje de Goya, que pese a abusar de las más débiles sin piedad, no está exento de comicidad y hasta de cierta ternura en el desenlace-fantasía visto ayer.

Además, la serie no se ha cortado un pelo en desnudarlo frente a las cámaras, evitando que solo pasasen por la ducha de la cárcel las actrices más delgadas, para fantasía de los mismos de siempre, como tantas veces se ha hecho en la ficción española (también con los chicos). En ese sentido, el uso del sexo en ‘Vis a vis’ ha sido bastante sobrio y narrativo, cuando no directamente sórdido y repulsivo (la escena de la violación en grupo), en contraposición al uso del mismo al que nos tienen acostumbrados otras series como la misma ‘Casa de Papel’. ‘Vis a vis’ nunca se ha visto devaluada por una escena sexy, y nunca ha perdido de vista la mirada femenina. De hecho, el showrunner de la serie Iván Escobar ha descartado en Cadena Ser que vaya a haber un spin-off con la cárcel masculina que aparece un par de veces porque lo que le interesaba eran las historias femeninas. “En ‘Vis a vis’ siempre hemos tenido claro que nuestro camino era contar una historia de mujeres, una mirada femenina que ninguna serie tenía cuando empezamos. Hacer una cárcel de hombres hubiera perturbado y ramificado de una manera extraña lo que nosotros nos habíamos propuesto desde el principio. No tendría sentido prolongar ahora la historia con uniformes amarillos para hombres”.

La visibilidad de la homosexualidad femenina y gitana

El pasado sábado Arantxa Etxevarría dedicó el Goya por ‘Carmen y Lola‘ a “aquellos que no son capaces de ponerse en la piel de la minoría y del distinto” y a los que crean que los colectivos LGTBI no son “necesarios” ni necesitan “apoyos”. Invitó entonces al público conservador a ver su película de “mujeres, gitanas y lesbianas”, “a ver si se les mueve algo”. Fuimos muchos los que en ese momento recordamos el papel que ha desempeñado en ‘Vis a vis’ Alba Flores, uno de los que más ha crecido con el paso de los años. A través del personaje de Saray apreciamos que para su familia es una mancha mucho peor ser homosexual que estar en la cárcel. Y ni siquiera es el único personaje que nos habla de homosexualidad femenina, hay varios más; también hay un personaje transexual, pero es que ni siquiera la trama está dividida entre presas homosexuales y heterosexuales, entre transgéneros y cisgéneros. Hay personajes incluso cuya sexualidad a duras penas conocemos porque en general, ‘Vis a vis’ nos ha hablado antes de las múltiples formas de ser mujer y de ser mujer libre. Se ve perfectamente en el último capítulo, mostrando la necesidad de rebelarte hasta el final para poder tomar libremente la decisión última de tu vida: la de una muerte digna.

Su atrevimiento como thriller

Si ‘Vis a vis’ no terminó de triunfar entre las audiencias generalistas, bien pudo ser por cuánto huyó de las tramas familiares y cuánto se atrevió a cruzar una línea como thriller en cuanto a escenas violentas y de terror psicológico, llegando mucho más lejos que ‘La casa de papel’ o incluso otros referentes internacionales como ‘Prison Break’. Ya en FOX la serie no se ha amedrentado con escenas cercanas al gore, como la de la castración, sobre la que se ha vuelto repetidas veces con un sentido del humor bastante negro, lo que nos lleva al siguiente punto.

El humor en medio de la sangre

La serie no ha dejado pasar la oportunidad de hacernos reír, y por ejemplo en los últimos capítulos hemos visto a Alba Flores explotando una vis cómica que suponemos que tendrá continuidad en ‘La Casa de Papel’, serie en cuya tercera temporada va a trabajar. Me he reído más con su apelación al “trap de mierda”, en el mismo capítulo al “bollo-drama” de sus compañeras, o en su escena final con La Mala Rodríguez, que viendo, por poner un ejemplo rápido, ‘Campeones‘.

No a la lágrima fácil

He perdido la cuenta de los personajes que han muerto -o casi- a lo largo de las 4 temporadas de ‘Vis a vis’. Los guionistas se han ido cargando hasta algunos que parecían completamente imprescindibles. Por un lado, demostraban la eficiencia de su apuesta coral, probando que la serie podía salir adelante hasta sin Maca (en principio, protagonista); por otro, lo hacían sin apelar en ningún caso a la lágrima fácil, ni siquiera en el episodio final. El tipo de fotografía, iluminación y la música han tirado siempre más bien hacia lo sobrio, evitando subrayados y dramas gratuitos hasta el punto de que hasta te cuestionabas algunas de las cosas que habías visto. ¿De verdad aquella fue la última escena de “La Concejala”, con lo que habíamos sufrido con ella? “Thank u, next“, parecen haber pensado los guionistas sobre algunos de sus personajes más trabajados.

El papelón de Najwa

La serie ha reforzado a muchas actrices, como Maggie Civantos, que este año ha rodado ‘Las chicas del cable’; Itziar Castro, María Isabel Díaz, Alba Flores, Berta Vázquez… y luego está lo de Najwa Nimri. Zulema ha bailado a la muerte, ha disparado fuego cual heroína de cómic (o cual MacGyver) y se ha disfrazado de Joker, creando con el espectador un pequeño Síndrome de Estocolmo que incluso se ha extendido fuera de la pequeña pantalla. Si creías que Sandoval había hecho un papelón con su mansplaining sobre lo que significa ser pez gato (comerte a los demás) o ser bacalao (ser comido por los demás) en el último capítulo, atiende a las palabras de Nimri (¿o es Zulema hablando?) hoy mismo desde El País: “Muchos bacalaos se creen más pez gato de lo que son, hay mucho tolai que se cree superlisto, por momentos nos pensamos que lo tenemos todo controlado pero en realidad no hay nada que controlar. Por eso todos somos bastante bacalao”. ¿Continúa acaso su papel fuera de la serie? ¿Qué hacemos? ¿Nos levantamos y aplaudimos?

Etiquetas:
  • KateBiatch

    Cagadísima en sus dos ultimas temporadas

  • funambulista

    Darle todas las razones que queráis pero igual que con los Goya, esta noticia es una oda al fanatismo que profesais a Najwa. Es una tía con mucha actitud, muy queer y en su mala leche hay ironía y humor. Sin embargo como actriz solo tiene una “vis”, una sempiterna cara de mala leche y una voz que rara vez cambia de tonalidad.

    El tema Lgtbi de la serie son exigencias del guión para una serie carcelaria que, ojo, me parece una buena serie pero por sus tramas de la temporada 1 principalmente, no por un montón de razones poco objetivas. Que una serie ayude a visibilizar ciertos colectivos no la convierte en “mejor”, solo en socialmente comprometida. #JustSaying

  • Tranny

    Siempre he pensado que Najwa es mejor música que actriz (aunque no sea mala actriz) por las razones que comentas.

    La serie, pa mí, ni fu ni fa. Siento recurrir a la comparación facilona, pero ‘Orange is the New Black’ es MUCHÍSIMO mejor, en TODOS los sentidos.

  • funambulista

    La serie tiene momentos de impacto, pero le cuesta encontrar un argumento central sobre el que crear nuevos arcos narrativos, de forma que todo parece muy aleatorio al final.

  • Tranny

    Yo no digo na pero lo digo: creo que deberíamos empezar a plantearnos entre todas por qué hay gente blanca que tiene la extraña “necesidad” de contar historias sobre opresión (de cualquier tipo) utilizando personajes y contextos de otras razas y culturas.

    ¿Quién es Arantxa Etxevarría pa contar una historia sobre dos chicas gitanas lesbianas de clase baja? ¿Quién es Rosalía pa contar una historia sobre un chaval gitano que maltrata física y psicológicamente a su novia gitana? ¿En qué vivencias, experiencias y conocimiento profundo de la cultura gitana se basan? Si un payo quiere contar una historia sobre homosexualidad o violencia de género, ¿por qué no se pone a sí mismo o a otros payos como protagonistas? ¿Por qué en la gala de los Goya hubo tanta presencia de lo gitano (con ‘Carmen y Lola’ y la versión de Rosalía de ‘Me quedo contigo’) pero sin la participación de artistas gitanos?

    Me parece todo esto de un R-A-C-I-S-M-O, una arrogancia y una soberbia tremendos y, del mismo modo que hace 10 años empezaron a ponerse sobre la mesa el machismo y la homofobia mientras los machitos reaccionarios se quejaban, el tema del racismo se tiene que poner, inevitablemente, encima de la mesa, por mucho que blancos reaccionarios se quejen (y tres cuartos de lo mismo con la transfobia).

    Las excusas del tipo “la apropiación cultural no existe/no la entiendo” para no hablar del problema principal de fondo me parecen ridículas. ‘Carmen y Lola’ es una racistada y ‘El mar querer’ es otra racistada (independientemente de sus logros estilísticos), como TANTAS otras racistadas del cine, la música y la literatura de la tradición española.

    La gente con privilegio blanco tenemos que dejar de meternos, de una puñetera vez, donde no nos llaman. White Saviours: save your white asses instead.

  • maxboomplus

    me van a salir dioctrias de tanta VISIBILIDAD

  • Tristán

    Maravillosa de principio a fin, una serie “para sufrir” y una Najwa increíble ¿Acaso es malo tener fanatismo por una actriz que nos ha dado uno de los mejores personajes de la TV española o del cine (Abre los Ojos)? Deberíamos reivindicarla más.

  • Justipop

    Das razones de mierda…porque:
    – Series con visibilidad de la mujer y reparto coral ha habido muchísimas: Chicas de hoy en día, Hermanas, Ellas son así, Juntas pero no revueltas, Canguros….
    – La visibilidad de la homosexualidad femenina ya se había visto en muchas series españolas (Hospital central, Los Hombres de Paco, Amar es para siempre…) y sobre la homosexualidad gitana… para dar la versión racista y supremacista de que los gitanos son más homófobos y retrógrados que los payos se la podían haber ahorrado la verdad… ¿Qué tal haber contado la historia de una gitana como la Paquera de Jerez que vivió su sexualidad libremente en plena dictadura? ¿O de otra gitana como Isabel Pantoja que lleva décadas viviendo su bisexualidad? ¿O de una mediogitana como la propia Alba Flores que tb es lesbiana en su vida real??
    – Su atrevimiento como thriller ninguno… es un puto cliché: el médico violador, la chunga Anabel, la cubana… Si acaso su atrevimiento como como serie gore…
    – El humor… será a partir de la tercera… porque en las dos primeras que fueron la que vi fue casi inexistente y el poco que había de trazo mu grueso.
    – Najwa puede tener cierta presencia, magnetismo y fotogenia, pero es una actriz mediocre tirando a muy mala, y en Vis a vis ha vuelto a quedar patente…

  • funambulista

    Que nos ha dado una serie de personajes idénticos dirás…

  • funambulista

    Jajajjajaja

  • AitorRS

    Si, esta claro que la Najwa de Vis a Vis es la misma que la de los amantes del círculo polar y la misma que en quién te cantará.

    Madre mia, lo que hay que leer.

  • Joanne

    Maravillosa serie! Una pena que acabe ya :(

  • Àlex

    Los blancos tienen que hacer cine blanco, con otros blancos y para blancos, que excluya otras razas “oprimidas” para no apropiárselas culturalmente y perpetuar sus “privilegios de blancos”. Eso sí que es racismo. ¿Te das cuenta de lo subnormal que es?
    Toda la cultura (blanca) comida por el complejo de serlo, incita constantemente a esos supuestos ejercicios de empatía y de visibilización de otros colectivos. Pero cuando se hace, sigue estando mal. Here’s some news for you: las culturas siempre han vivido mezcladas y se han interrelacionado. Pretender crear guettos culturales en los que cada uno es responsable de sus propios estereotipos es tristísimo, improbable e indeseable. La cultura popular siempre ha vivido de esos estereotipos y no tiene porque ser malo.
    Pero puedes seguir fustigandote por ser blanca y pasarlo muy mal porque es muy duro y horrible. Tanto sufrimiento que estamos descubriendo de nuevo el cristianismo, sin la fe, pero con todas sus pasiones. Penoso.

  • Tranny

    – Si un cineasta euroblanco hace una peli, la peli será cine occidental, lo quiera o no, porque es un producto de la cultura donde se ha criado e, inevitablemente, tendrá esa perspectiva.

    – ¿Cine para blancos? ¿Quién ha dicho eso? El cine es pa quien se pague la entrada o vea la peli por internet; es pa to el mundo que se interese por él.

    – Claro que no hay nada malo en que un cineasta blanco incluya personajes de otras razas y culturas en sus pelis; pero de ahí a contar una historia contextualizada y protagonizada por gente de otras razas hay un buen trecho: eso es meterse donde no te llaman. Una cosa es contar una historia sobre lo que conoces como payo incluyendo personajes gitanos y otra muy distinta es contar una historia sobre gitanos sin tú serlo.

    – El racismo inverso (es decir, contra los blancos) NO EXISTE. Y lo de “subnormal” te lo puedes ahorrar.

    – ‘Carmen y Lola’ o ‘El mal querer’ NO son, ni de lejos, ejercicios de empatía; son intentos arrogantes de contar una realidad que no es la tuya, sobre gente que no necesita que los blancos hablemos por ellos porque ellos tienen su propia voz. Lo que tenemos que lograr colectivamente es que la gente no-blanca tenga acceso a los medios de representación para contar sus propias historias y producir sus propios discursos. Y lo mismo digo con respecto a la gente que encarna disidencias sexuales y/o de género. Los medios de representación (y de producción) están monopolizados por hombres blancos cishetero y eso se tiene que acabar.

    – Some news for you: los guettos raciales y culturales son una realidad. El racismo existe, no son imaginaciones de unos cuantos. Esa “mezcla” e “interrelación” de culturas ha tenido y tiene lugar, desde el siglo XVI y con diversas formas, en un contexto global injusto y asimétrico producto de la colonización y de la supremacía blanca; no ha sido ni es una interrelación horizontal, simétrica y armoniosa.

    – Quien tenga complejo por tener el privilegio blanco, que se lo trabaje. Yo ni tengo complejo, ni sufro ni me fustigo por ello. Sólo digo que tenemos que hablar sobre racismo entre TODOS, y lo penoso es obviar o negar la cuestión.

  • Àlex

    Tienes material para la tesis ya!!! Además con los vientos que corren vas a dar de lleno en el bote ;)

  • Tranny

    Paso de tesis, cariño, me aburrí de la academia.

    Pero vaya, es flipante que tantos blancos creáis que el tema del racismo sólo es una moda y que os ofendáis cuando se saca el tema. Estás reaccionando igual que los machirulos cuando se habla de machismo o de homofobia: “estáis exagerando, no pienso fustigarme por ser un hombre hetero, los hombres y las mujeres somos iguales, la homosexualidad ya está aceptada, le dais demasiadas vueltas, etc, etc, etc.”

    Pues hijo, si te molesta el viento, tápate que viene fuerte.

Playlist del mes

Send this to a friend