Dorian Electra / Flamboyant

-

- Publicidad -

Dorian Electra / Flamboyant

Menudo descubrimiento para el mundo del pop ha resultado ser Dorian Electra. Y es que aquellx artistx misteriosx que aparecía en ‘POP 2’ –otro de los talentos de Charli XCX es su peculiar antena para captar… eso, talentos– se ha revelado como un personaje fascinante y atractivo, que emplea una espectacular teatralidad para canalizar su lucha contra el encasillamiento en un sólo género. Un imposible mix de la Lady Gaga de ‘Born This Way’, ‘El fantasma de la ópera’, los Pet Shop Boys más góticos y PC Music que, además, no solo hace buenas canciones sino que las hace muy bien (obsérvese el matiz).

Y es que es indiscutible que ‘Flamboyant’, su primer disco oficial, tiene auténticos pelotazos, comenzando por cosas tan redondas y atractivas como los singles ‘Career Boy’, ‘Man To Man’, ‘Flamboyant’ y ‘Daddy Like’, y siguiendo por ‘Guyliner’ y ‘Emasculate’, dos de los cortes que no conocíamos que más rápidamente calan. Pero quizá lo mejor de ellas no sean sus melodías o estructuras, sino el lenguaje y la estética que Dorian Electra Fridkin (recordemos que es su nombre real, para más inri) trabaja para mostrárnoslas. Y no, no hablo (sólo) de sus fotos promocionales, sus vídeos y sus directos, auténticas fiestas cosplay entre lo medieval, Mad Max y RuPaul’s Drag Race, que sobre todo celebran la “I” de LGTBI.

- Publicidad -

Lo que musicalmente llama más la atención de ‘Flamboyant’ no es fascinante su uso del bubblegum pop llevado a ese extremo próximo al heavy metal más rococó –el disco está poblado por delirantes solos de guitarra, cuando no giros metaleros, como en ‘fReAkY 4 Life’– y decadente, oficiado de la mano de productores relativamente poco conocidos como ABSRDST, Robokid, Eric Cross y Dylan Brady. Lo más alucinante es su manera de usar el Autotune de una forma extrema y asombrosamente creativa, modulando constantemente su voz para que nunca sepamos si puede atribuirse a un hombre o a una mujer. Y es que Dorian Electra emplea el arte para retratar su fluidez, la imposibilidad de encajar a su persona en los arquetipos humanos tradicionales.

También en sus letras, que con ingeniosos juegos de palabras y yuxtaposiciones ridiculizan al machismo recalcitrante en textos tan divertidos/serios como los de ‘Man To Man’ (“¿Eres lo bastante hombre como para ablandarte? / ¿Eres lo bastante duro para abrirte?”) y ‘Emasculate’ (“Cástrame / Extirpa al hombre de mí / (…) Te ruego que vengas a salvarme”). Eso cuando no exhiben su orgullo queer, como en la lúgubre y preciosa ‘Adam & Steve’ (“Y Dios me creó a mí, y a Adán y EstEvan / Y Él me ama”), ‘Guyliner‘ («Soy un tío, no te sorprendas / si me tomo mi tiempo para acicalarme / No hay razón que me impida / marcar la línea de mis ojos, sienta muy bien») y ‘fReAkY 4 Life’ (“Oigo cómo me llaman / Oigo lo que me dicen / No soy muy “guay”, no / Pero nunca cambiaré”).

- Publicidad -

A veces, cuando el disco muestra algún punto flaco (como ‘Musical Genius’ y ‘Live By The Sword’, que andan tan justas de melodía como sobradas de parafernalia), uno piensa en los primeros singles que Dorian Electra lanzaba en 2016 –temas de electropop corrientucho como ‘High Heels’, ‘Vibrator’ o ‘Drag’–, y se pregunta si en realidad ‘Flamboyant’ sería un disco así de ramplón de no haber contado con toda la parafernalia ética y estética que lo rodea. Pero es una hipótesis que no cabe plantearse: este disco es lo que es porque Dorian Electra es como es –libre y sin complejos– en este momento. Así que hay que celebrar su singularidad, su valentía, su teatro y esperar que siga adelante incluso con más fuerza y confianza.

Calificación: 7,9/10
Lo mejor: ‘Career Boy’, ‘Man To Man’, ‘Flamboyant’, ‘Guyliner’, ‘Adam & Steve’, ‘Daddy Like’
Te gustará si te gustan: Charli XCX, Kim Petras, Allie X, la Lady Gaga de ‘Born This Way’
Escúchalo: Spotify

Lo más visto

No te pierdas