Belle and Sebastian / Days of the Bagnold Summer

Por | 05 Oct 19, 12:21

Days of the Bagnold Summer’ es una premiada novela gráfica publicada en 2012, obra de Joff Winterhart, que narra el verano que se ven forzados a pasar juntos una desencantada madre bibliotecaria y su hijo adolescente, fan del heavy metal. Con semejante argumento de partida, ¿cómo no iba a pensar Simon Bird (actor de ‘Supercutres’ y ‘The Inbetweeners’) en Belle and Sebastian como autores de las canciones de su adaptación fílmica que ha supuesto su debut en la dirección –y en la que, atención, el protagonista es Earl Cave, hijo del mismísimo Nick–? La propuesta llegó a Stuart Murdoch y sus compañeros en el momento preciso, pues entre la publicación de los tres EPs que conformaron el disco ‘How to Solve Our Human Problems’ y la preparación de la tan bonita como loca aventura de Boaty Weekender, estaban en un lapso ideal para esta tarea.

Lo cierto es que ‘Days of the Bagnold Summer’ no elude la recurrente flaqueza que un álbum de estas características suele tener: los forzosos pasajes instrumentales te “sacan” un poco de la dinámica del disco, sin imágenes de por medio; se recurre a descartes o incluso a viejos temas de sobra conocidos, etcétera… Pero, contra todo pronóstico y por circunstancias muy particulares, este trabajo no solo resulta ser mucho más que una anécdota, sino que además será una feliz noticia para los que añoran a los Belle and Sebastian de finales de los 90.

Y es que, dado que en esa época es cuando se ambienta la película, no solo era pertinente recuperar dos gemas del repertorio de la época –‘Get Me Away From Here, I’m Dying’ y ‘I Know Where The Summer Goes’, regrabadas especialmente para la ocasión, eso sí–, sino también piezas inacabadas o descartadas, datadas incluso antes de la publicación de su debut ‘Tigermilk’, como es el caso de la fantástica ‘Safety Valve’, trufada de clichés del propio grupo de forma encantadora. Eso parece empapar también el espíritu del disco de principio a fin, que perfectamente podría estar datado en esta época aunque se trate de composiciones nuevas o rematadas en los últimos tiempos.

Así, topamos con una canción como ‘Sister Buddha’ –con su explícito guiño musical a The Jesus and Mary Chain–, que no nos extrañaría ver encajada y celebrada en los próximos setlists de los escoceses junto a otros clásicos. Y también con temas aparentemente más discretos pero preciosos, como ‘Did The Day Go Just Like You Wanted?’, la delicada y tristona ‘Another Day, Another Night’ que hace brillar la voz de Sarah Ann, los efluvios bossanova de ‘This Letter‘ o ‘I’ll Keep It Inside’, un verdadero regalo que remite a la perfecta imperfección y candidez de ‘If You’re Feeling Sinister’.

Y no sólo eso, sino que también logran lidiar muy dignamente con aquellos prejuicios previos hacia el disco como score de la película, porque sus instrumentales no son minucias. Vale que ‘The Colour’s Gonna Run’ no tenga mucho fuste, pero ‘Jill Pole’, ‘We Were Never Glorious’ y hasta la versión instrumental de ‘Sister Buddha’ –algo así como un narco-corrido mexicano… de resaca– son preciosas, exquisitamente arregladas. Aunque está claro que es sólo un episodio pasajero en su carrera –que seguro proseguirá en algún momento partiendo de la evolución mostrada en sus últimos discos–, esta suerte de auto-homenaje que supone ‘Days of the Bagnold Summer’ hará sin duda felices a los seguidores más longevos de Belle and Sebastian.

Belle and Sebastian forman parte del cartel de Primavera Weekender, minifestival otoñal organizado por Primavera Sound que reúne los días 8 y 9 de noviembre en Benidorm a Primal Scream, Weyes Blood, Sleaford Mods o Cigarettes After Sex, entre otros.

Calificación: 7,5/10
Lo mejor: ‘Sister Buddha’, ‘Safety Valve’, ‘Did The Day Go Just Like You Wanted?’, ‘Another Day, Another Night’, ‘This Letter’
Te gustará si: adoras a los Belle and Sebastian de sus tres primeros álbumes.
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • It (Eso)

    The Boaty Weekender fue el evento del verano. Me hubiera gustado veros ahí

  • indecisionmetodica

    sí, adoramos los tres primeros discos y sus eps, y no desdeñamos sus discos posteriores, porque no son excluyentes
    y es una pena que un disco tan hermoso como este no genere un poco más de interacción entre los lectores de jnsp… 23 años no son poco años
    supongo que el que se hable de música publicada antes del nacimiento de uno debe pesar, así como la cierta deriva del grupo en los últimos tiempos…

  • xabier

    Tranqui, esta noticia, la de Edy & Hot Rods, etc tienen pocos comentarios. No pasa nada, nos libramos de petardadas. A seguir disfrutando, lo mínimo que haga B&S está muy por encima en lo musical del 98% de lo que se llena de comentarios.

  • salava

    Evento de la vida más bien. Nada me falta ya :D

  • toni agüera

    Totalmente de acuerdo con la crítica de este disco, y me adhiero a lo que dice indecisionmetodica : adoramos los tres primeros (en mi caso los dos primeros) y no desdeñamos los posteriores. Este disco es para nosotros. Recuerdo que cuando salió If you re feeling sinister sentí algo así como si tuviéramos unos nuevos Smiths. Los posteriores fueron más hacia el trote bailable con toque northern soul que a lo melancólico (sé que es una simplificación pero creo que nos podemos entender). No desdeñables, pero sí decepcionantes. Culpa mía por tener expectativas demasiado altas, claro. A mí este Days of the Bagnold Summer , como habéis dicho, me ha devuelto algo de aquello que me encandiló de Belle and Sebastian

  • indecisionmetodica

    para mi no suponen una decepción, reconozco una cierta pérdida de interés, pero incluso en los discos menos reseñables no supusieron una decepción, entnediendo que en esta palabra hay algo negativo.
    desde hace años tengo la impresión que hay un disco que es el que el fan quiere que hagan, hay otro disco que es el que crítico quiere que hagan y luego está el disco que el grupo quiere hacer; y por enciama de todo esto está el disco que el grupo realmente puede hacer, por que en el proceso de creación hay muchos factores que influyen, algunos de ellos fuera del control del propio grupo, que condicionan canciones, sonido… y entodo caso no son máquinas, no siempre van a acertar… o van a hacer lo que nosostros esperamos de ellos…

    y echando la vista atrás, desde la melancolía del principio hasta ese cierto aire eurovisivo de algún tema actual hay una carrera compacta y personal, y eso, en esta volatilidad máxima que nos ocupa y entretiene, es algo digno de admirar
    larga vida a Stuart Murdoch y sus chicos

  • toni agüera

    Brindo por ello! Y si de vez en cuando cae algo parecido a Fox in the snow mejor que mejor!

  • Jaime

    Bien dicho

  • xabier

    es exactamente así. bravo.

Send this to a friend