Así se convirtió Charli XCX en pieza clave del pop para tanta gente

-

- Publicidad -

Así se convirtió Charli XCX en pieza clave del pop para tanta gente

Charli XCX actúa este viernes en Razzmatazz, Barcelona, con las entradas agotadas desde hace semanas, y anoche lo hacía en La Riviera de Madrid sin cubrir todo el aforo, pero con un séquito de fans para los que durante la última década se ha convertido en la pieza fundamental de la música pop. El histerismo visto (y oído) en los segundos previos a la salida de la artista era propio de una llegada al aeropuerto de Take That en 1996. Pero las bases y sonidos lanzados al público desde los primeros instantes contenían más bien la inquietud de SOPHIE. Muchas de sus canciones tienen en algún lado la ansiedad comercial de una Taylor Swift, pero nunca su desesperación por conquistar las listas. No cualquier estrella del pop comenzaría un disco o un concierto con algo como ‘Next Level Charli’, para continuar con un tema a trompicones como ‘Click’ que, eso sí, cada vez que se reinicia, provoca la entrega más absoluta. En tercer lugar sonaría una de las varias baladas de la noche, ‘I Don’t Wanna Know’, y los asistentes la gozaron igualmente. Desde luego, lo que estábamos viendo, era algo «especial». Fotos: Henry Redcliffe.

- Publicidad -


Tras sus inicios un tanto siniestros (¿alguien se acuerda de ‘You (Ha Ha Ha)’?, apariciones estratégicas en ‘I Love It’ o ‘Fancy’, y cada vez una entrega más decidida a los sonidos del sello PC Music, Charli XCX se ha hecho un nombre a espaldas de las exigencias de la industria. Cuando ha querido, ha sacado una mixtape aunque por fecha fuera el peor momento; cuando le ha dado, ha sacado un single suelto como ‘Boys’ de los que definen una carrera; y a veces también, ha sacado la canción más comercial del año sin que el mundo lo apreciara. La cantante ha cumplido sólo 27 años, pero son suficientes para dejarse en el tintero muchísimas canciones: ni ‘Boom Clap’, ni ‘Break the Rules’, ni ‘Doing It’, ni ‘3am (Pull Up)’ forman parte de su repertorio actual sin que a nadie le importara. Como ese inexplicable retraso de media hora en salir: ¿para eso cortaron a la mitad la atronadora sesión de Danny L. Harle, que estaba entreteniendo a la gente con sus versiones apitufadas de Ariana Grande, ‘Super Natural’ o la propia Charli?

‘Charli’, uno de los discos que han definido este 2019, es lo suficientemente definitivo como para ser interpretado enterito. Entre las pistas que son tan celebradas como ‘Vroom Vroom’ o en los bises ‘Unlock It’ y ‘Boys’, especialmente el single ‘Gone’, también ‘Blame It On Your Love’, que suena más bien en su versión mixtape llamada ‘Track 10’, y por supuesto como cierre de la noche, la icónica ‘1999’. Y es que Charli XCX se ha mostrado siempre agradecida con sus referentes, atenta al futuro pero respetuosa con el pasado. ‘Like a Virgin’ es citada en ‘Shake It’ del último disco, y es capaz de dedicar en él un tema entero para mostrar su devoción por los tiempos de Britney Spears, Aaliyah, Michael Jackson y Eminem.

- Publicidad -

La cantante tiene el valor de, además de prescindir de muchos de sus éxitos, presentarse al público totalmente en solitario. Todo su presupuesto se destina a un pequeño montaje arquitectónico en varias alturas, que despiden o reflejan efectos de iluminación que la entrada advierte no aptos para epilépticos. No le habrían hecho ningún daño un par de bailarines o bailarinas, pero la verdad es que el ritmo no decayó ni cuando sonaron las más lentas: ‘White Mercedes’ sigue encerrando su potencial por mucho que no haya pasado nada con su videoclip, y a continuación ‘Official’ es más interesante todavía.

Charli XCX podría haberse ahorrado su interpretación de ‘I Love It’ en los bises, y nadie se la habría reclamado. Hubo quien aprovechó su llegada para ir recogiendo su abrigo en el infernal ropero de La Riviera, como diciendo «esta canción no tiene más…», pero fue uno de los momentos más divertidos. El que más, la subida al escenario de estrellas locales. Olaya de Axolotes Mexicanos ha subido un Stories en el que apunta a su hermano, también batería de Carolina Durante, y Confeti de Odio, como «los únicos heteros del concierto». También estaban otros músicos inquietos, Delaporte. Y el caso es que el desfile de voguing y freestyle visto en ‘Shake It’, después de que Charli XCX hiciera un bonito discurso por las libertades y lo bien que se siente en esta comunidad, fue muy jaleado. Subió PUTOCHINOMARICÓN, que es un gran seguidor de la cantante como contaba en «Meister of the Week», y otras personas que esperamos se identifiquen en las próximas horas, y aquello fue una celebración como las que imagino ocultas en tiempos más oprimidos. ¿Cuándo es la siguiente? 8.

Lo más visto

No te pierdas