Single: «Siempre que terminamos un disco salimos despedidos en dirección contraria, quizá por saturación»

Por | 17 Feb 20, 11:37

Este pasado viernes se editaba ‘Hola’, nuevo disco de Single, el dúo formado por Teresa Iturrioz e Ibon Errazkin hace tres lustros, tras la disolución de uno de los nombres fundamentales del pop independiente de los 90, Le Mans. «Sólo» por su magnífica trayectoria, que en JENESAISPOP hemos seguido desde el princi-‘Pío Pío’ y tanto nos ha marcado, es nuestro «Disco de la Semana». Máxime por la larga espera que ha supuesto porque, al margen de un par de colaboraciones puntuales con sus amigos Hidrogenesse, se trata de su primera referencia desde que en 2015 lanzaran ‘Rea del ritmo’, epílogo de ‘Rea‘ (2014). [Foto: Lourdes Cabrera.]

Y, si aquel disco se instalaba en los sonidos jamaicanos más genuinos, este nuevo trabajo –como siempre con portada de Javier Aramburu y, también como siempre, publicado en Elefant Records– se sitúa en una tesitura estética muy distinta. Una en la que aquel espíritu bailable (salvo que hablemos de bailar agarrados, que de eso sí hay) deja paso a ambientes reposados y eminentemente acústicos, que inmediatamente nos remiten a su proyecto anterior. Sobre ello hemos charlado vía mail –por preferencia de ellos, en esta ocasión– con ambos, Teresa e Ibon, sobre la motivación (o la ausencia de) para hacer un nuevo disco después de cinco años, el por qué de su nueva deriva acústica, el componente onírico vs cotidiano en las letras, las colaboraciones de Antonio Galvañ (Parade) y Genís Segarra (Hidrogenesse), la novedad de Ibon arrancándose a cantar… y mucho más, hasta culminar en la sorpresa de un nuevo proyecto, aun secreto, que promete que no tardaremos tanto en saber de ellos como la última vez.

Han pasado seis años desde ‘Rea’, cinco desde ‘Rea del ritmo’. ¿Cuál es vuestro acicate para hacer un disco nuevo? ¿En qué momento decís “ahora, vamos a hacerlo”?
(Teresa) Han pasado unos cuantos años, sí. La verdad es que cuando acabamos un disco normalmente lo que nos pide el cuerpo es descansar de discos y en este caso pasó más. Lo cierto es que Ibon ya tenía unas cuantas canciones que son parte de este disco al poco de terminar ‘Rea del ritmo’ y fui yo quien estaba con ganas de no hacer nada, lo que estuvo muy bien porque así Ibon se dedicó a ‘Foto aérea‘. Y en cuanto al darse cuenta de cuándo llega el momento de ponerse con un disco, creo que el impulso llega cuando ves que ya tienes un número suficiente de ideas y canciones.
 
Pese a que cuenta con cuidadísimos arreglos, mi impresión es que, más que con ‘Rea’, ‘Hola’ conecta más con la atmósfera de intimidad de ‘Anexo’. No sé si en cierto modo os rondaba en la cabeza ese formato… ¿La premisa de partida era hacer un disco de guitarra y voz? ¿Buscabais un sonido más orgánico?
(Ibon) Siempre que terminamos un disco salimos despedidos en dirección contraria, quizá por saturación. Y después de «Rea» nos pasó exactamente eso. Era un disco muy electrónico y lleno de arreglos que nos encanta, pero queríamos que lo siguiente fuera más tranquilo y austero. Y las canciones que nos estaban saliendo parecían pedir eso.

«Single lo empezamos con idea de hacer música más rítmica y ligera, pero ¡han pasado muchos años desde que empezamos!»

Más que las rítmicas clásicas de vals o boleros, que ya habíais empleado, llama la atención que hayáis renunciado del todo a hacer algo bailable, una idea que desde el inicio de Single iba un poco adherida a vosotros. ¿Es un reflejo del tipo de música que os motiva escuchar ahora?
(Teresa) Pues es totalmente cierto. Single lo empezamos con idea de hacer música más rítmica y ligera, pero ¡han pasado muchos años desde que empezamos! En ‘Hola’ quisimos hacer un disco sin bases rítmicas. Hay alguna caja de ritmos por ahí, pero en general las canciones se sostienen solo en acordes de guitarra, y casi en el aire. Como dice Ibon, creo que la razón de que esta vez nos apeteciera así es por contraste con ‘Rea’ y ‘Rea del ritmo’.

También se percibe en los arreglos, y se citan un par en la nota de prensa, cierta atmósfera de musical clásico. La obertura ‘Hola’, haciendo un guiño a cada tema a modo de intro, es también una referencia clara. ¿Os han empezado a interesar ese tipo de obras en particular? ¿Cuáles han sido una mayor influencia para vosotros en este disco?
(Ibon) Algunos musicales han sido un verdadero descubrimiento. Uno que nos encanta es ‘Una habitación en la ciudad’ de Jacques Demy, que está lleno de ideas muy, muy locas. Otro es ‘West Side Story’, que tiene las canciones más bonitas que hemos oído en un musical. La idea de abrir con una obertura vino directamente de ese tipo de películas. También nos tira cada vez más la zarzuela.

En ese sentido, me parece bastante evidente la conexión con ‘Foto aérea’, el último disco en solitario de Ibon. En cierto modo, es casi como una extensión cantada de lo que musicalmente se incluía allí, con referencias de folclor europeo y mediterráneo, ¿no?
(Teresa) Coincido completamente. También veo este disco como una especie de prolongación de ‘Foto aérea’, aunque en este caso vocal y con sus letras.
 
‘El roce’ es una canción preciosa, muy delicada, que sin embargo no es especialmente inmediata. En ese sentido, me parece una buena presentación para ‘Hola’. ¿Diríais que ese es un poco el espíritu del disco? 
(Ibon) ¡Nosotros creíamos que ‘El roce‘ sí era muy inmediata! Pero luego ya vimos que no tanto. Puede ser que el tono general del disco sea ese, canciones que van entrando poco a poco, que requieren su tiempo. Que igual en estos tiempos es una cosa un poco anacrónica.

¿Es un poco también una postura opuesta a cómo se entiende el pop contemporáneo, en el que se impone el consumo rápido y pasar a lo siguiente con urgencia?
(Teresa) Los discos no los hacemos con el ánimo de vender ni de encajar, pero tampoco creo que esto de permitirnos hacer canciones no inmediatas sea una postura frente a lo que se lleva. Nos permitimos hacer canciones sin estribillo, cuando lo que nos apetece es hacerlo así. Sin más.

«(Sobre la colaboración vocal de Javier Aramburu) En realidad se le ocurrió a él. (…) Creo que a nosotros jamás se nos hubiera ocurrido plantearle nada semejante»

¿Cómo se os ocurrió la idea de contar con la voz de Javier (Aramburu, autor de sus portadas y ex-Family) en ‘Un roce al paso’? 
(Ibon) En realidad se le ocurrió a él. Cuando oyó la canción, se acordó del poema de Cernuda y se dio cuenta de que encajaba perfectamente a partir del momento en que Teresa dice: «…textos bonitos». Nos lo propuso y a nosotros nos pareció estupendo.

¿Se resistió mucho? Me imagino que, después de tantos años, le sería algo raro ponerse otra vez delante de un micro y que se le escuchara en público… ¿Ha quedado contento con el resultado?
(Teresa) Es que le parecía una especie de milagro que el poema ‘Un roce al paso’ encajara tan perfectamente en esa parte de la canción. Creo que a nosotros jamás se nos hubiera ocurrido plantearle nada semejante. Pero el caso es que lo hizo y quedó precioso. Y creo que él también está contento.

‘El sueño’ se ha convertido en una de mis favoritas casi de inmediato, es una preciosidad. ¿Cómo nace esta canción? 
(Ibon) Teresa quería que esta canción tuviera algo de ensoñación y fantasía, como esas leyendas que hablan de monstruos marinos y sirenas… La letra está un poco inspirada en ‘Rapture’, una canción de Judy Henske y Jerry Yester. Está en ‘Farewell Aldebaran’, que es un disco que adoramos. Son diez canciones muy distintas entre sí, cada una de ellas un pequeño mundo. Recuerdo que en la época en que hicimos ‘Pío Pío’ lo oíamos sin parar.

«Todavía oigo a Josetxo Anitua llamarme en sueños. De verdad»

Decís que esta canción os recuerda en especial a vuestra amiga Eva Solex, que lamentablemente nos dejó hace un par de años, y a la que dedicáis el disco completo. ¿Por qué os recuerda a ella?
(Ibon) Hay una frase en la canción que dice “con viejos amigos perdidos me fui”, y Eva era una gran amiga a la que perdimos justo cuando empezábamos a grabar el disco. Por eso está dedicado a ella, como ‘Monólogo interior‘ estuvo dedicado a Josetxo Anitua, otro viejo amigo al que también perdimos.
(Teresa) Y yo todavía le oigo llamarme en sueños. De verdad.

No solo en esta canción en particular, sino en todo el disco, me ha llamado mucho la atención el especial cuidado que habéis puesto en los coros, sobre todo masculinos, estableciendo un diálogo con la voz de Teresa. ¿Era un terreno que os apetecía explorar en particular?
(Ibon) Eso es porque yo he tardado mucho en decidirme a cantar, pero ahora que me he animado, es lo que más me motiva. Grabar una guitarra o un bajo no me resulta muy emocionante, porque más o menos ya sé cómo me va a salir. Pero con la voz sí me puedo llevar sorpresas (no siempre buenas). Es como cuando te compras un pedal de guitarra nuevo y quieres meterlo en todas las canciones, porque te suena nuevo y distinto.
 
No faltará quien por eso aluda a Le Mans al escuchar estas nuevas canciones. ¿Os pesaría un poco que alguien se quede en eso sin más, y se ignore la evolución en cuanto a arreglos, voces, letras, etcétera, que hay entre ambos proyectos?
(Teresa) ¡Tampoco nos pesaría mucho! Si escucha el disco, se lo pone y lo disfruta un poco, pues ya es perfecto. Hay una conexión evidente, claro. Pero como dices, también una distancia.

Donde sí veo quizá una conexión con esa etapa es en el costumbrismo de algunas letras, un poco “vainiqueras”, que se percibe en ‘Madrugada Belle Époque’ o ‘Marta, Quimi y yo’. No sé si lo habéis percibido también así…
(Ibon) Ese tipo de letras se asocian mucho a Le Mans, pero Teresa también ha hecho algunas así para Single, como ‘Posponías’ o ‘Mi primer viaje’. Es algo que nos viene de Vainica Doble, pero también de las canciones de Cole Porter y Gershwin. Hace poco nos acordábamos de cuánto nos influyó un disco de Julie London, ‘Home’, cuando hicimos ‘Entresemana’ de Le Mans. Y fue en gran parte por las letras, que tienen siempre un toque muy cotidiano.

En todo caso, en las letras se contraponen a menudo el plano tangible y el onírico, como en ‘El sueño’ o ‘Pegaso’, incluso el mitológico en ‘Hola, soy Dafne’. ¿Cuál diríais que es el nexo que las conecta a todas? 
(Teresa) Pues no me había parado a pensarlo, pero diría que son letras sentimentales y que de una manera o de otra todas ellas hablan de amor. Incluso ‘Hola, soy Dafne’.

«Hay muchos hombres que valen la pena y de ellos habla ‘Canción para hombres grandes’»

También llama mucho la atención ‘Canción para hombres grandes’, que en realidad es una canción de amor para todos los hombres (buenos, me permito añadir). ¿Hay algo de ironía en ella o realmente pensáis que, en la situación actual, se aprecia poco a los hombres que valen la pena? Si es que quedan, claro.
(Teresa) ¡Qué va! Aunque tiene humor, ¡no es irónica! Hay muchos hombres que valen la pena y de ellos habla la canción, aunque Flannery O’Connor escribiera eso de «Un hombre bueno es difícil de encontrar». De repente me ha venido a la cabeza lo que dice Gal Costa en ‘Meu nome e Gal’: «Que ele não seja branco, não tenha cultura, de qualquer altura, eu amo igual».

En la grabación han participado con pianos Antonio Galvañ y Genís, después de que Teresa haya cantado en los últimos discos de Parade e Hidrogenesse. ¿Estáis cada vez más abiertos a trabajar con otros artistas? ¿O lo veis necesario también como reivindicación mutua entre músicos con los que compartís sensibilidad? 
(Teresa) Creo que estas colaboraciones han ido sucediéndose de forma natural. No hay un plan de colaborar, simplemente pasa. Somos dos en Single, así que hay cosas para las que necesitamos ayuda. Y tenemos la suerte de poder contar con músicos que admiramos mucho, y con los que además conectamos. Aparte, para nosotros ha sido una alegría colaborar con Hidrogenesse, Parade y con Lidia Damunt. Un lujo. Y es que eso de que las canciones sean de otros te quita la responsabilidad y te deja con la parte más divertida, que es ¡el cante y el baile!

«Decidimos no hacer presentaciones del disco, porque tenemos otros planes musicales entre manos»

Por último, no habéis faltado a vuestro compromiso no escrito de incluir una versión en ‘Hola’. ¿Cómo llegáis hasta ‘A las seis’ de José y Manuel y por qué la elegisteis en particular? ¿Barajasteis otras ideas? ¿Os habéis planteado alguna vez reunirlas o incluso hacer un disco de versiones? 
(Ibon) Nosotros conocimos ‘A las seis’ por Ana y Jaime, dos hermanos colombianos que la grabaron a finales de los años 60 en un LP precioso, ‘Es largo el camino’. De hecho a esta canción siempre la hemos llamado ‘Cuántos momentos’, que es como la titularon ellos. Pero Luis Calvo investigó un poco sobre la autoría, que no estaba muy clara, y nos dijo que era mejor llamarla por su título original. Fue una idea de última hora. Antes de eso habíamos pensado hacer una versión de Fairuz, la cantante libanesa, pero era demasiado difícil. En cuanto a un disco entero de versiones, no sé… ¡hemos grabado tantas ya! Otra idea que tuvimos después de ‘Rea’ fue hacer un disco entero de canciones de Rod McKuen, pero ahí se quedó.

¿Haréis presentaciones en directo para ‘Hola’? ¿Sería en formato dúo?
(Teresa) Pues cuando había que ponerse a ello decidimos no hacer presentaciones del disco, y es que tenemos otros planes musicales entre manos y tuvimos que elegir entre preparar el directo o lo otro. Y elegimos lo otro.

Etiquetas: ,

La Tienda JNSP

  • nachob

    Llevo tres días oyendo el disco y hacía mucho tiempo que no me gustaba tanto un album entero. Soy fan desde Aventuras de Kirlian, Le Mans fueron uno de mis grupos nacionales favoritos de los 90 y cada disco de Single me ha parecido una maravilla. Pero esto ha superado todas mis expectativas.
    Una pregunta cotillil: ¿qué relación hay entre Teresa y Aramburu?

  • xabier

    Son muy buenos, y su gusto, particular, es exquisito.

  • barcelonafan

    Buen disco aunque a mi me gusta mas Pio Pio. Lastima que no hagan gira

  • xabier

    Pocos comentarios………….mejor.
    Para el chafardeo ya están las noticias sobre la sexualidad de Maluma y demás temas tan interesantes.

  • ¿Y qué será lo otro?