5 estrenos de series cortas para ver en Netflix, Movistar y Filmin

Por | 07 Jun 20, 9:00

El formato miniserie se está imponiendo en las plataformas de streaming. Cada vez menos series tienen más de diez capítulos y se alargan más allá de dos o tres temporadas. Un cambio de tendencia, posiblemente provocado por la (sobre)acumulación de oferta, que resulta muy evidente si lo comparamos con las series que triunfaban hace solo una década. ‘Perdidos’ tuvo seis temporadas, la mayoría con más de veinte capítulos cada una (en total suman 118 episodios). ‘Breaking Bad’ cinco, con unos trece episodios cada una. Y ‘Mad Men’ siete, con también trece capítulos por temporada. Y eso sin hablar de sitcoms como ‘Modern Family’, que acumula once temporadas y 250 episodios.

Además de las ya reseñadas ‘Unorthodox’, ‘Hollywood’, ‘Devs’, ‘Tiger King’ y ‘El visitante’, comentamos otras cinco miniseries destacadas de los últimos meses:

Esta mierda me supera (Jonathan Entwistle)


La nueva serie de Jonathan Entwistle no está al nivel de la anterior, ‘The End of the F***ing World’, pero sigue siendo muy recomendable. El director británico vuelve a adaptar otro cómic de Charles Forsman (publicado el año pasado por Sapristi), utilizando una gramática audiovisual muy parecida: un montaje muy ágil y fluido, heredado de la comedia negra indie de los noventa, acompañado de una omnipresente banda sonora llena de temazos: The Kinks, Prefab Sprout, Pixies, Roxette… y Bloodwitch, una banda ficticia creada para la ocasión (y que suena bastante bien). ‘Esta mierda me supera’ es ligera como el ponche de un baile de fin de curso (son siete episodios de veinte minutos), pero bastante más sustanciosa. Un atractivo cruce entre ‘Carrie’ y un coming-of-age sobre el despertar (homo)sexual femenino, que se beneficia del protagonismo de Sophia Lillis. La prometedora interprete de ‘It’ (2017) encarna a una chica en plena crisis existencial, cuyos “superpoderes” funcionan muy bien como metáfora sobre la inseguridad y la angustia adolescente. 7.
Disponible: Netflix

La línea invisible (Mariano Barroso)

Al presidente de la Academia de Cine le ha sentado muy bien el paso a la televisión. ‘El día de mañana’ (Movistar) fue una de las mejores series españolas de 2018. Y ‘Criminal’ (Netflix), aunque más floja, no tiene nada que envidiar a sus homónimas europeas (en cuanto a la dirección de actores incluso las supera). Su último trabajo, ‘La línea invisible’, vuelve a ser una serie notable. Barroso narra los orígenes de ETA a través del enfrentamiento entre dos personajes, dos símbolos de la España de la época: Txabi Etxebarrieta (un esforzado Àlex Monner), primer líder de ETA en cruzar la “línea invisible” y matar a un guardia civil; y Melitón Manzanas (brillante Antonio de la Torre), jefe de la brigada político-criminal de Guipúzcoa y uno de los mayores torturadores del régimen franquista. Dos sugestivas líneas narrativas que le sirven al director para componer un sobrio retrato de la sociedad vasca de finales de los sesenta, y para exponer las condiciones sociopolíticas y personales (el entorno familiar de los personajes tiene mucho peso) que alumbraron la creación de la banda terrorista. 7’5.
Disponible: Movistar+

Recursos inhumanos (Ziad Doueiri)

A priori, era uno de los estrenos más interesantes de la temporada: una adaptación de ‘Recursos inhumanos’ (Alfaguara, 2017), la excelente novela de Pierre Lemaitre, quien también firma el guión; producida por ARTE; dirigida por Ziad Doueiri (‘West Beirut’, ‘Lila dice’), que venía de ser nominado al Oscar por ‘El insulto’ (2017); y protagonizada por Eric Catona, a quien ya hay que empezar a quitarle la coletilla de “exfutbolista” porque lleva más tiempo actuando -desde 1995- que años estuvo jugando al fútbol. El resultado de esta combinación de talento no defrauda. ‘Recursos inhumanos’ es una estupenda miniserie que mezcla con mucha pericia el drama familiar (las consecuencias materiales y psicológicas del desempleo), el realismo social (la denuncia de los “recursos inhumanos” que utiliza el neoliberalismo) y el thriller empresarial. Al igual que sucedía en la novela, la serie juega muy bien con las expectativas del espectador. A través de una muy hábil dosificación de la información y un sólido desarrollo dramático, el director consigue llevarnos por caminos inesperados sin que (casi nunca) parezca que está tomando desvíos forzados. 7’5.
Disponible: Netflix

Back to Life (Daisy Haggard)

La tarea de Daisy Haggard, una guionista y actriz cómica muy popular en Gran Bretaña, y el director Chris Sweeney, conocido por sus videoclips para Lana Del Rey (‘Young and Beautiful’) o Lily Allen (‘Hard Out Here’, ‘Our Time’), no era nada fácil: sustituir a ‘Fleabag’ en la parrilla de programación de la BBC. ‘Back to Life’ no llega al nivel del último gran fenómeno de la televisión británica, pero casi. Al igual que Phoebe Waller-Bridge, Haggard se mueve de maravilla en el difícil terreno de la tragicomedia. Aquí interpreta a una mujer que regresa a su pueblo tras pasar dieciocho años en prisión. ¿Por qué estuvo tanto tiempo en la cárcel? ¿Cómo va a rehacer su vida? A partir de esos dos hilos narrativos, Haggard va tejiendo una divertida y emotiva historia de redención y segundas oportunidades. Una comedia melancólica como el clima de la costa de Dover donde transcurre la trama (aparecen sus famosos espejos acústicos), pero capaz de arrancarte carcajadas como si estuvieras en un pub con dos pintas de más. 7’9.
Disponible: Filmin

Middleditch & Schwartz (Thomas Middleditch, Ben Schwartz)

Netflix lleva tiempo apostando por los shows de comedia. En su catálogo tiene verdaderas joyas del stand-up. ‘Middleditch & Schwartz’ no es exactamente un stand-up, aunque lo único que veamos sean dos sillas y dos cómicos hablando. Y tampoco una serie, aunque cada uno de los tres capítulos podría ser el argumento de una sitcom. Thomas Middleditch (‘Silicon Valley’, ‘The Final Girls’) y Ben Schwartz (‘Parks and Recreation’, ‘Feliz aniversario’) son los protagonistas de este divertidísimo show humorístico que tiene una particularidad: es completamente improvisado. Los dos cómicos salen a escena, escuchan lo que les cuentan los espectadores, y a partir de ahí improvisan una historia: enredos en una boda, líos en la universidad, o problemas en la búsqueda del empleo ideal. El sentido del humor del dúo es admirable, pero lo es aún más su extraordinaria habilidad para improvisarlo. Aunque ‘Middleditch & Schwartz’ tenga un formato más teatral que televisivo, lo cierto es que funciona de maravilla. 8.
Disponible: Netflix

La Tienda JNSP