¿Es posible disfrutar de una canción de 6ix9ine?

Por | 16 Jun 20, 12:49

Parte de la redacción evalúa ‘TROLLZ’, el nuevo éxito de 6ix9ine y Nicki Minaj.

«Que 6ix9ine sea repulsivo en lo moral supone un problema que realmente debería hacernos cuestionarnos muchas cosas: mucho se habla desde ciertos sectores de lo terribles que son «los ofendiditos» con su moralidad extrema rayana, dicen, en el fascismo; pero me juego una mascarilla higiénica a que son los mismos que repudian al rapero-trapero Daniel Hernandez. Lo peor es que no lo harán por haber reconocido un delito sexual contra una menor o por pertenencia a banda armada y estar implicado en un asesinato, sino por su imagen y por considerar que hace «inframúsica». Pues precisamente en esa parcela, aunque no sea el colmo de elaborada, hay que señalar que ‘TROLLZ’ es un tema terriblemente magnético, con una instrumentación bastante sugerente y un interesante tratamiento de la voz, jugando con el contraste de dulzura y rudeza del propio Tekashi. A Nicki hay que echarle de comer aparte a varios niveles, pero sobre todo en unos versos rotundos, que recuerdan por qué ha sido la reina de esto durante mucho tiempo. Aunque, en su simpleza, se adivina que ‘TROLLZ’, como esas chuches de las que se atiborra la pareja, promete ser un estímulo pasajero, fugaz». Raúl Guillén.

«6ix9ine produce tal aversión que hay quien ni se molesta en escucharle. Sin embargo, es difícil que los medios de comunicación podamos pasar por alto su repercusión: ‘TROLLZ’ ha cumplido totalmente su cometido y lleva 5 días entre lo más visto de Youtube incluso en España, donde el cantante no es tan conocido. Ciñéndome a lo musical y dejando para la justicia lo demás, donde ya lo tienen bien fichado como incluso se ve en este videoclip cuando 6ix9ine se coloca su pulsera de libertad condicional, no hay nada en ‘TROLLZ’ que la haga destacar entre otros cientos de canciones de trap. Es como esas canciones de EDM que siguen triunfando aunque hasta Calvin Harris haya decidido pasar hace ya 3 años a otras cosas: pueden tener su público masivo, pero presumimos a los culos más inquietos del género pasando página. ¿Os imagináis que Rihanna vuelve con algo como esto?». Sebas E. Alonso.

«¿Es posible disfrutar de una canción de 6ix9ine? No sin cierto poso de culpa por estar apoyando económicamente a una persona con semejante historial delictivo… y que ni como rapero es especialmente bueno. Asumida está culpa, reconozco que estoy enganchado a ‘TROLLZ’ por sus muchas virtudes: la base, que combina percusiones tipo xilófono y teclados espaciales, es efectiva; el verso de 6ix9ine es especialmente adictivo desde que pasa a cantar su propio nombre, aportando una gota melódica muy bienvenida; y la presencia de Nicki eleva la canción en un 90% como de costumbre. Su «flow» sigue siendo el mejor de todos y la genial frase «somebody usher this n**** into a clinic / my flow’s still sick, ain’t talking a pandemic» me hace poner definitivamente la canción en bucle». Jordi Bardají

Etiquetas: ,

La Tienda JNSP