Kate Tempest se cambia de nombre a Kae Tempest y deja de identificarse como «ella»

Por | 06 Ago 20, 17:52

Kate Tempest cambia de nombre. Así lo informa en un comunicado a través de redes sociales, en el que informa de que deja de identificarse con el pronombre «ella» («she» o «her») para pasar a ser simplemente «they/them». En inglés «they» o «them» no implica género ni masculino ni femenino, siendo la palabra utilizada para lo que en España conocemos como «no binario». De hecho, «they» en singular ha sido escogida «palabra de la década» en inglés por la American Dialect Society, como informaba recientemente Dosmanzanas.

“He estado luchando por aceptarme tal y como soy durante muchísimo tiempo. He intentado ser lo que pensaba que la gente quería que fuera para no arriesgar rechazo. Este modo de esconderme ha llevado a todo tipo de dificultades en mi vida. Y este es el primer paso hacia conocerme y respetarme mejor. Me ha encantado Kate, pero estoy empezando un proceso y espero que me acompañéis”, indica en el texto subido a Twitter e Instagram.

Sobre su gusto por la privacidad, indica: «sé que esto es algo muy importante tanto para mí como lo es para cualquiera, pero debido a mi rol como artista, es de alguna manera una decisión pública y también una privada. Así que este es mi anuncio. Os mando mi amor y mi deseo de que podáis afrontar lo que tengáis que afrontar hoy. Esta es una era de reconocimiento. De manera privada, local, global. Para mí la pregunta ya no es «¿cuándo va a cambiar esto?» sino «¿cuán lejos puedo ir para encontrar el cambio y traerlo hasta aquí?». Quiero vivir con integridad y esto es un paso hacia eso».

Kae Tempest es su nuevo nombre, y lo ha escogido porque quiere que «Kae» se lea como la letra «K», lo que apela en inglés a un tipo de pájaro que se asocia con la comunicación, la curiosidad, la adaptación a los nuevos tiempos y el coraje («arrendajo»/»cotorra»). También porque la «grajilla» se asocia al «nacimiento» y al renacimiento» Como Kae Tempest pasará a firmar música y libros a partir de ahora, seguramente tan notables como los que hemos conocido hasta la fecha. ‘The Book of Traps and Lessons‘ y ‘Let Them Eat Chaos‘ han estado entre los mejores trabajos conceptuales publicados en los últimos años.

Pese a su gusto por la privacidad, Tempest no había escondido que le atraían las mujeres en letras como ‘Thirsty’ («I didn’t want her to know I wasn’t everything she saw in me / We walked each other home / And didn’t kiss / We walked each other home»). No obstante, su vida privada solía quedar en un segundo plano en unas letras que suelen reflexionar sobre temas más grandes, como la decadencia de Europa, el racismo o la deriva de la sociedad de los últimos 500 años. En ‘Let Them Eat Chaos‘, por ejemplo, el álbum que fuera nominado al Mercury Prize, se ponía en la piel de varios personajes diferentes durante una madrugada en Londres. Puedes recordar nuestra vieja entrevista con Tempest, del año pasado, aquí.

La Tienda JNSP