‘El Hoyo’, en la carrera por el Oscar: una peli imperfecta, pero inolvidable

Por | 06 Oct 20, 16:24

‘El Hoyo’ ha dado la sorpresa en la carrera por el Oscar a Mejor Película en Habla No Inglesa, al ser finalista española junto a la favorita ‘La trinchera infinita‘ y ‘O que arde‘. Una sorpresa relativa, pues la cinta ya tuvo su pequeño reconocimiento en los pasados Goya, donde obtuvo la estatuilla a Mejores Efectos Especiales, pero sorpresa al fin y al cabo: pasan los meses y la cinta que ganara el año pasado el premio a Mejor Película del Festival de Sitges continúa estando en boca de todos por A o por B.

Y la verdad es que hasta cierto punto lo merece. El cine fantástico y el cine de terror está lleno de cintas que se confunden entre sí: a veces nos cuesta recordar qué hemos visto y qué no hablando de slashers adolescentes, exorcismos en estados que jamás visitaste ni visitarás, cine de «final girls», e incluso películas de culto. Pero ‘El Hoyo’ es una de esas películas de título descriptivo de las que no se olvidan. La cinta dirigida por el debutante bilbaíno Galder Gaztelu-Urrutia es única en su trama, situando a los personajes encarcelados en un claustrofóbico edificio dividido en cientos de pisos, en el que la comida se sirve por fases: a menos que todo el mundo contribuya con su generosidad y buen hacer, solo habrá suficiente para los primeros pisos. El resto, se morirán de hambre.

‘El Hoyo’ es una metáfora del capitalismo voraz, de la competitividad, de cómo nos meamos -literalmente- en los demás para sobrevivir; tan obvia en su planteamiento como eficaz en sus sencillos recursos de producción. Son muchas las escenas del metraje que es difícil borrar de la retina, impresionantes en su repugnancia, tanto como la labor de un espléndido Zorion Eguileor. Después, el «momentum» parece perderse a medida que avanza la trama, poniendo sobre la mesa -esa que sube y baja, por ejemplo- que estamos ante una película más de concepto, de idea general, que de guión o desarrollo, como prueba su controvertido final. Una cinta capaz de moverse en circuitos internacionales entre los aficionados al género, a cosas como ‘Saw’ y sobre todo ‘Cube’ -gustó mucho en Toronto, por ejemplo-, a la que faltó desarrollar un par de puntos para tener verdaderas opciones en los Oscar de 2021.

La Tienda JNSP