Nathy Peluso echa de menos ‘BUENOS AIRES’ en su canción más Amy y solitaria

Por | 07 Oct 20, 13:04

Nathy Peluso ha publicado esta semana el Disco Recomendado ‘Calambre’, un trabajo en el que la cantante y compositora argentina afincada en Madrid explora a saco muchos de los sonidos que le interesan, desde el hip-hop a la salsa pasando por R&B de los años 2000. El single con el que Nathy ha puesto toda la carne en el asador para potenciar el lanzamiento de ‘Calambre’ ha sido sin duda ‘SANA SANA‘, pero antes llegaron el contundente ‘BUSINESS WOMAN’ y un single menos agresivo publicado durante la cuarentena que tampoco ha pasado desapercibido, pues a día de hoy suma más de 3.400.000 de escuchas en Spotify y ha recibido una nominación a los Latin Grammys.

Musicalmente, ‘BUENOS AIRES’ es una de esas canciones de Nathy Peluso inspiradas en la música neo-soul de gente como Jill Scott, D’Angelo, Erykah Badu o la primera Amy Winehouse, la de ‘Frank‘. Bastante minimalista en arreglos en realidad, esta producción de Rafael Arcaute apenas necesita un ritmo de batería hip-hop y una melodía de teclado para trasladar a sonido todo el sentimiento de nostalgia plasmado en la letra. ‘BUENOS AIRES’ habla de la soledad, de domingos perdidos, de días de lluvia y melancolía que no sabes de dónde ha venido, y de esa necesidad de conexión que une a los seres humanos. «Conozco esa pesada sensación de soledad, ¿pero a quién esperamos?», se pregunta Nathy en una de las estrofas antes de dejarnos un verso lleno de profundidad y cierto halo de solipsismo: «¿Qué pasará allá afuera? / Comencé a acostumbrarme a ese ruido de la vereda / Puedo rebobinar y y poner pausa a lo que suceda / pero a las 3 de la mañana, todos nos miramos cuando llueve en la ciudad».

A pesar de su título, ‘BUENOS AIRES’ no es una canción dedicada explícitamente a la capital de Argentina. En una entrevista, Nathy ha contado que tituló la canción después de componer la música, al descubrir que su sonido le recordaba al sentimiento de nostalgia que siente por su país natal, en el que vivió hasta los 10 años. Ha dicho: «La letra habla de esa sensación de soledad que si bien puede ser de nostalgia (por haber emigrado) también puede ser una persona que lleva toda la vida en una misma casa, en un mismo lugar, y se da cuenta de que no se encuentra, no tiene ganas de hacer nada, se siente vacío o melancólico por un pasado, una infancia, una persona, una sensación o una etapa. Todo está muy relacionado con la añoranza pero, si bien la letra no habla justo de eso, cuando terminé de escuchar la canción entera, el sonido me recordaba a esa sensación».

La artista continúa: «Por eso pensé que la canción tenía que llamarse ‘BUENOS AIRES’ porque nada más en el mundo me provoca esa sensación de añoranza y de nostalgia que mi infancia en (esa ciudad). Y mucha gente sintió lo mismo, es algo que realmente esta ahí palpitando. Me pone muy contenta que la canción ayude a gente como nosotros que hemos emigrado, pero también a otra gente que tiene diferentes experiencias pero que también siente la necesidad de visitar esa nostalgia y esa melancolía con la que todos convivimos, desde la aceptación y con la intención de cuidar y mimar esas sensaciones porque también forman parte de nosotros».

Etiquetas:

La Tienda JNSP