Quantcast

Eurovisión 2021: guía para la primera semifinal

-

- Publicidad -

Eurovisión 2021: guía para la primera semifinal

Esta semana se va a celebrar el Festival de Eurovisión pase lo que pase con la pandemia: cada país podrá presentar un vídeo de una actuación si su delegación no puede actuar en Rotterdam debido al coronavirus. Tras realizarse los primeros ensayos, varias delegaciones ya están en cuarentena debido a algún positivo entre sus miembros, como ha sido el caso de Polonia o Islandia, una de nuestras favoritas.

Los protocolos anti-covid19 están siendo agresivos en la realización de pruebas a todo aquel que se ha desplazado a Holanda para el certamen, pero en ningún caso peligra el festival, a diferencia de lo sucedido en 2020, pues desde el principio se han barajado 4 escenarios, el más extremo de los cuales implicaba que nadie de hecho viajaría a Rotterdam, extremo este ya superado. En concreto, si alguien no puede actuar, el festival emitiría la grabación de los segundos ensayos o una actuación grabada en vivo con anterioridad.

- Publicidad -

Este martes se celebra la primera semifinal, seguida de la segunda semifinal el jueves, después por cierto de que se emita el falso documental sobre Azúcar Moreno, ‘1990: la victoria decisiva’ (jueves, 20.25, en La 2 de RTVE). Se trata de una fantasía realizada por parte del equipo habitual en la realización de Eurovisión en RTVE. Lo han dirigido César Vallejo y Ángela Gallardo, con guion de Paco Tomás, mientras la realización ha corrido a cargo de Rodrigo G. Simón.

España, como siempre, actuará directamente el sábado como parte del privilegiado «Big Five». En este artículo ofrecemos una guía para seguir la primera semifinal de este martes 18 de mayo: 16 países de los que se clasificarán la mayoría, 10.

- Publicidad -

Os recordamos que hay un SURVIVOR de Eurovisión 2021 en nuestros foros y un foro aparte para el certamen en sí.

Lituania, una apuesta semi underground

La primera semifinal de Eurovisión comenzará por todo lo alto con una de sus propuestas más pintorescas: el grupo de pop The Roop con una canción llamada ‘Discoteque’, con aparente influencia de ritmos nórdicos tipo GusGus. La composición es una especie de Depeche Mode meets Scissor Sisters meets “no-tenemos-canción-en-absoluto”, mientras la puesta en escena, coreografiada, queda distorsionada por su altísimo líder, una mezcla entre el cantante de James, WhoMadeWho y un niño de 5 años. Ojo: va 9ª en las casas de apuestas.

Eslovenia: “Hello? It’s me”

Mucha menos suerte parece que correrá la balada ‘Amen’ de Ana Soklič, cuyas notas iniciales a piano no recuerdan absolutamente nada a ‘Hello’ de Adele. Después, el obligado subidón eurovisivo, con unos tonos fuego que ni Eleni Foureira.

Rusia celebra el 8-M

De nuevo clasificación segura para Rusia, esta vez con una propuesta muy atípica para ellos por parte de Manizha, que presenta un tema llamado ‘Russian Woman’. La Terremoto de Alcorcón, Las Supremas de Móstoles y Missy Elliott podrían ser las referencias mundanas de esta canción que en realidad fue escrita el 8-M (de 2020) y que ha desatado cierta polémica por su mensaje feminista, pues Rusia no es el país más conocido por su progresismo y además la artista es de ascendencia tayika. Manizha, defensora también de los derechos LGTB+, habla aquí de la historia de la mujer en Rusia a lo largo de los siglos.

Suecia, favorita… de una semifinal

Siempre entre los favoritos hallamos al país de ABBA, aunque esta vez con menos opciones de ganar que en otras ocasiones. Digamos que Suecia ha preferido conformarse esta vez con ser una de las favoritas de la primera semifinal, nada más. Tusse acude con un medio tiempo llamado ‘Voices’, con tintes de “power ballad” ochentera, tan correcta como random. El país de ‘Heroes’ no despliega este año su gran arsenal de ideas, precisamente.

La batidora multicolor de Australia

Australia concurre en Eurovisión sin poder viajar a Rotterdam debido a las restricciones para volar. Lo hace sin demasiadas opciones con el tema de empoderamiento de Montaigne, que osa meter en la misma batidora ritmos de Michael Jackson, Timbaland y Aqua pasadísimos de éxtasis, mientras su voz e imagen pululan entre la Dolores O’Riordan post-‘Zombie’ y la Katy Perry post-‘Prism’. ¿Puede ser eso bueno?

El baladón tipo Queen de Macedonia del Norte

Vasil protagoniza un vídeo lacrimógeno sobre la cancelación de Eurovisión el año pasado que ha emocionado al público tanto como su balada ‘Here I Stand’, tipo Queen, en las casas de apuestas: va 36ª en las mismas.

Irlanda, un agitado pop-rock con diva

Lesley Roy, que en su único disco de 2008 llegó a colaborar con Max Martin, ha protagonizado un comeback recientemente en su Irlanda natal. Acude con un pasable tema de pop-rock agitado llamado ‘Maps’ que debería clasificarse dada su escasa competencia en dicho estilo esta noche… y dado el poco cariño que recibe de Europa este histórico del festival.

Chipre busca ‘Fuego’ con ‘Diablo’

Al fin, una posible ganadora de la noche: si hacemos caso de las apuestas, Elena Tsagrinou sería 2ª en la primera semifinal, tan sólo por detrás de Malta. ‘El diablo’ es una deslavazada producción que incorpora palabras en castellano y voces infantiles tratadas, aspirando a ser el “sleeper” de 2021, como en su momento lo fue ‘Fuego’ sin ganar. Britney Spears, Alizée y Patsy Kensit parecen los referentes estéticos de una actuación que estará marcada por la coreografía.

Noruega, el ángel caído

En Eurovisión no hay tiempo de pensar ni para ser sutiles. La canción noruega de Tix, a medio camino entre la balada jevi de los años 80 y la boyband de los 90 tipo Backstreet Boys, nos habla de un “ángel caído”, y eso es exactamente lo que planta sobre el escenario ‘Fallen Angel’. Con todo el humo blanco, rayos y ángeles de pluma negra que piensan desplegar en las tablas, tienen el voto friqui casual asegurado.

Croacia concurre con un ‘Tick-Tock’

Croacia ha titulado su canción ‘Tick-Tock’, casi como la red social de moda, como si tal cosa pudiera ayudar en algo. Mucho más interesante que su título es el modo en que la canción se transforma en su estribillo para dejar atrás lo que parecía una línea melódica bastante pobre. Pese a lo barroco de la apuesta, lo que incluye un vídeo al que lo mismo le da ser inclusive que la contratación de un montón de ositos de peluche, ‘Tick-Tock’ ha podido ser número 1 en Croacia, que ya es más de lo que podemos decir nosotros de nuestra canción.

Bélgica trae de vuelta a Hooverphonic, ¡con Geike!

Los mismísimos Hooverphonic, autores de éxitos alrededor del año 2000 como ‘Mad About You’ o ‘Eden’, han estado entre los damnificados que no pudieron acudir a Eurovisión el año pasado pero vuelven a intentarlo otra vez. Y ellos vuelven mejorados. Perdida la cuenta de cuántas vocalistas pasaron por el grupo, la Geike Arnaert que conocimos al frente de Hooverphonic entre 1997 y 2008 ha vuelto a la banda. Desearíamos que ‘The Wrong Place’ fuera un tanto más contundente, pero es de lo poco parecido a una canción que podríamos volver a escuchar en 2030, de entre todo lo que escucharemos este martes. El tema trata de dejar atrás una noche de malas decisiones, con una extraña mención a una camiseta de Johnny Cash, en sintonía eso sí con sus guitarras americanas. Van 20º en las apuestas, pero esperemos que no acaben donde Kate Ryan.

Israel: pop colorido a lo Dua Lipa

Entre las pocas que han optado por coger algo de la moda Dua Lipa, la participante israelí Eden Alene, que acude con la colorida ‘Set Me Free’, tan actual que se confunde con uno de los anuncios que suelen aparecer en Youtube. Está por ver si la ofensiva bélica de Israel en Gaza tiene algún efecto en el televoto. En principio, hay que recordar que Israel ha sido la penúltima ganadora de Eurovisión.

Rumanía, entre Billie Eilish y Loreen

Varios países de la segunda mitad de esta semifinal aparecen muy próximos en las casas de apuestas: Bélgica, Israel, Rumanía, Azerbaiyán… y no hay espacio para todos. Roxen aspira a llevarse los votos de los seguidores de Billie Eilish con el medio tiempo ‘Amnesia’, mínimamente actual, y a la vez con capacidad para gustar a los nostálgicos de Loreen.

La ‘Mata Hari’ de Azerbaiyán

Ni un montón de gritos, un puente machacón y un título tan recordable como ‘Mata Hari’ han podido llevar a Azerbaiyán demasiado lejos en las apuestas con lo que parece una candidatura demasiado evidente, desesperada y sobrecargada para los tiempos que corren. Con todo, será difícil que Efendi sea eliminada: Azerbaiyán se ha clasificado siempre para la final, excepto en una ocasión en la que quedó 11ª en su semifinal: a un puesto de conseguirlo.

Ucrania, una buena rave en el apocalipsis

Ucrania vuelve a apostar por los guiños folclóricos que tan bien le han ido en ediciones como la de Ruslana o la de Jamela. Veremos si no vuelven a ganar con ‘Shum’ de ‘Go_A’, realmente una de las canciones más cautivadoras y llamativas de este festival. La grabación alterna flautas con beats como aportados por The Knife y un ritmo que se va acelerando frente a una multitud enloquecida en un videoclip que comienza pareciendo político para terminar pareciendo pandémico. Muy bien jugado.

Malta, la (sobrevalorada) favorita

Malta es la gran favorita de la noche, pues es hasta 3ª en las casas de apuestas con ‘Je me casse’, un número dance tipo batiburrillo y cortinilla televisiva que recuerda en exuberancia a Lizzo y un poquito a la Netta de ‘Toy’, pero sin el componente friqui. Puro Eurovision “old school”, puede sembrar todo un precedente de purpurina y brilli-brilli si se hace con la victoria. Cuando lo demodé se confunde con lo «revival».

Podcast: ¿quiere España realmente ganar Eurovisión?

Lo más visto

No te pierdas