Dr. Dre, Eminem, Kendrick Lamar… plantan cara al racismo en una Super Bowl rodeada de polémica

-

- Publicidad -

Dr. Dre, Eminem, Kendrick Lamar… plantan cara al racismo en una Super Bowl rodeada de polémica

Tras años dominados por el pop, la Super Bowl ha homenajeado a leyendas del rap americano con un halftime show protagonizado por Dr. Dre, Snoop Dog, Mary J. Blige, Kendrick Lamar y Eminem. Además, el show escondía la aparición sorpresa de 50 Cent y Anderson Paak.

El espectáculo lo abrieron Dr. Dre y Snoop Dogg al ritmo del clásico ‘The Next Episode’, y uno no podía evitar sonreír al ver a Snoop Dogg subido a ese escenario, tras los innumerables memes que se han hecho a lo largo de los años con esta canción y la marihuana. Snoop Dogg es una persona divertida de mirar, y desde luego, él y Dr. Dre comenzaron siendo el alma de la fiesta.

- Publicidad -

Tras ellos se revelaba la gran sorpresa de la noche, 50 Cent, que se colgaba del techo como un murciélago mientras empezaba a cantar su hit ‘In Da Club’, producido por el propio Dre. Puede parecer que su inclusión en el show fuese innecesaria por la ya densa alineación de artistas que protagonizaban el halftime show, pero si el objetivo de esta actuación era realmente honorar el rap y hip hop de los 90 y los 2000, el espectáculo hubiese estado incompleto sin 50 Cent.

Llegando al ecuador de la presentación aparecía la única mujer entre todos los artistas: Mary J Blige. La cantante de hip hop y R&B se lució con su clásico ‘Family Affair’ (producido también por Dr. Dre) y ‘No More Drama’. Su actuación fue un respiro entre el resto de hombres moviendo la cabeza y levantando el brazo, y tanto ella como sus chicas nos ofrecieron una coreografía animada y luminosa.

- Publicidad -

Kendrick Lamar y Eminem fueron los siguientes en actuar. El primero sorprendió al no cantar su monstruoso hit ‘HUMBLE’, sino que se decidió por empezar con ‘mAAd City’ y lanzar un mensaje en ‘Alright’, otro éxito cargado de sentimiento de protesta contra la opresión policial hacia los negros. La actuación de Lamar fue sin duda la más imponente, elaborada y memorable de la noche.

Eminem, por su parte, es el artista que más ha influido de todos los presentes en nuestras tierras , y para el halftime show decidió rapear la mundialmente conocida ‘Lose Yourself’, un tema perfecto para la ocasión ganador de un Oscar en el 2003. Al rapero lo acompañó en la batería Anderson .Paak, que recientemente ha trabajado junto a Bruno Mars en el dúo Silk Sonic. Al final de su performance, Eminem se arrodilló en señal de protesta antirracista y contra la represión policial, gesto que popularizó el quarterback Colin Kaepernick y que desencadenó una polémica en Estados Unidos.

- Publicidad -

Para cerrar el espectáculo, Dre y Snoop Dogg volvieron a la carga con otro de sus hits, también muy parodiado, ‘Still Dre’. Los 6 principales artistas tomaron el escenario y finalizaron juntos, pero para aquellos que se han quedado con ganas de ver a Snoop Dogg fumarse un porro, que sepan que el rapero no les ha decepcionado:

Al ser un halftime show tan singular por la cantidad de artistas que participaban en él, no estaba claro cómo iban a dividirse el poco tiempo que le correspondía a cada cantante. Lo cierto es que tras ver la actuación, Dr. Dre y Snoop Dogg son los protagonistas del show, rapeando al comienzo y al final del espectáculo, mientras que el resto se reparten los minutos centrales, echando en falta más tiempo para Eminem y Lamar.

En líneas generales, la edición número 56 del halftime show no ha decepcionado. Es cierto que la actuación es larga, la cantidad de artistas muy densa, y que le habría venido bien un clímax que culmine y redondee los 14 minutos de espectáculo, pero por lo menos toda la performance mantiene una línea narrativa que rodea a Dr. Dre, todos comparten el mismo género musical y casi todos aprovechan la ocasión para arrojar luz sobre el racismo en Estados Unidos.

De hecho, las redes han ardido tras supuestas censuras de la NFL que prohibirían ciertos comportamientos como el gesto de Eminem, el traje de Snoop Dogg que está relacionado con el Crip (banda) al que pertenece, o la línea “still not loving police” que Dre rapeó. Sin embargo, y suponiendo que estas amenazas por parte de la NFL fueron ciertas, los artistas decidieron no escucharlas y llevar a cabo las protestas.

El vídeo de la actuación está disponible en YouTube.

Lo más visto

No te pierdas