Rigoberta Bandini: «Mi fe en Dios me ha dado todo esto, pero a la vez me considero de izquierdas»

-

- Publicidad -

Rigoberta Bandini: «Mi fe en Dios me ha dado todo esto, pero a la vez me considero de izquierdas»

Rigoberta Bandini es la nueva invitada de «Revelación o Timo, el podcast de JENESAISPOP». Hablamos con ella sobre ‘La Emperatriz’, su nuevo álbum, que va a ser nuestro Disco de la Semana. La cantante va a presentarlo en vivo durante este otoño antes de tomarse 2023 como año sabático. Aunque no existe un retiro tan extremo como el que se anunció tras su paso por ‘La Resistencia’. Ahora nos aclara: «Cogió una dimensión muy fuerte. Si pudiera volver atrás, lo diría diferente. He tenido que desmentir a familiares míos que tuviera una depresión. Realmente abruman la cosas que me han pasado».

- Publicidad -

La artista explica que más que nada quiere parar para componer: «Echo de menos la libertad de no tener la necesidad de lanzar cosas. Que a veces he tardado 6 meses en sacar un single, creo que se ha notado, pero no sé. Intento escucharme en esto. Está terminando una etapa con esta gira que hemos preparado y que va a ser la polla. Con esta gira acaba una etapa: lo siento muy firmemente. Y realmente lo necesito. No es un parar. Es parar para fuera, pero no para dentro. Es parar para estar más activa que nunca, porque todo este ruido externo no me está permitiendo estar tan dentro, jugar a crear movidas que nadie ve. Me apetece hacer eso para volver».

Gran parte de la conversación está centrada en las canciones de ‘La emperatriz’. En cómo dejar fuera ‘Fiesta’ ha supuesto un disgusto para su familia. «Me metió una bronca mi madre… Se me quedaba fuera, es un single de pandemia, me representa y la seguiré tocando, pero no entraba en este álbum. Cayó en el último minuto, pero tenían que ser 12 canciones. El número 12 tiene mucho poder espiritual. Y tampoco quería que el disco fuera un cóctel de todo lo que había sacado, quería que tuviera su propia coherencia».

- Publicidad -

Las 4 canciones nuevas que podemos escuchar desde el viernes están empapadas de pandemia, pero también de ese tira y afloja con la fama. «‘Tú y yo’ la compuse en ese momento de toque de queda, que ya se nos ha olvidado, pero era una vida rarísima. La sensación de no saber si al día siguiente podrías salir. No sabías si tu pareja iba a ser positivo y tendríais que pasar 15 días separados. ‘Tú y yo’ nace de ese contexto. ‘La emperatriz’ dice que «me he olvidado de quién fui antes de subirme al toro». A veces tengo que hacer un esfuerzo para recordar a la Paula Ribó previa a todo esto. Es que está siendo muy fuerte…»

En ‘La emperatriz’ hay temas sobre feminismo (‘Perra’, ‘Ay mamá’), pero también hay un componente religioso y espiritual. Rigoberta Bandini entiende que esa supuesta contradicción es la gracia del asunto. “Para mí ahí está la revolución. Yo soy esto. Es verdad que son cosas que nunca han estado vinculadas. Para mí, mi fe en lo que yo entiendo que es Dios me ha dado todo esto, pero a la vez me considero de izquierdas, con ideas progresistas. Para mí la moral está ahí, me da rabia que la derecha se haya apropiado que unas palabras que tienen que ver con la bondad, con la generosidad, con el amor y no con el odio. Tampoco quiero decir que la derecha sea odio, pero es verdad que muchísimas veces se vincula a la derecha unos valores, y no es verdad. Para mí este disco tiene su pequeña revolución por eso. Yo soy todas esas cosas. Todas esas cosas están de verdad en mí. No me he inventado nada para gustar a nadie. Si no, no hablaría de Dios en El País porque es un poco jevi (risas) Me preguntan si soy del Opus (risas) Me gusta mostrarme tal y como soy. Porque esta realidad existe: si a mí me pasa, a más personas les pasa”.

- Publicidad -

La cantante nos cuenta si siempre ha sido religiosa o ha vivido más bien una evolución: “Ha sido una evolución. Iba a un colegio de monjas y de pequeña sí es verdad que la figura de Jesús me obsesionó mucho. Pero en la adolescencia pasé a rechazar mucho el tema religioso. Cuando lo vives de pequeña te genera muchísimo rechazo. Hace unos años lo retomé desde otro lugar, leyendo libros de Deepak Chopra, de indios iluminados… Entonces comprendí que todo era lo mismo e hice clic”.

«Para mí, mi fe en lo que yo entiendo que es Dios me ha dado todo esto, pero a la vez me considero de izquierdas»

A sugerencia de nuestro colega Claudio M. de Prado, Rigoberta Bandini lamenta no haber tenido la idea de llamar su disco «Emperratriz». «La perra está dentro de la emperatriz. Yo soy muy perra. Todo lo que significa la palabra «emperatriz», la carta del tarot… representaba este disco. Hubo una etapa en que me rallé porque es un título muy serio para ser yo. Pero tiene el juego de que la emperatriz es la reina del mundo pero a la vez juega con el universo. No soy yo, es el poder femenino, es mi abuela, es mogollón de cosas». De esa necesidad de humor, vino el uso del Autotune, que comparamos con Kanye West: «Cualquier mensaje cuando es profundo, es muy poco digerible. Me apetecía hacer un «aleluya». El de Aute me flipa, estoy obsesionada con él. Quería hacer uno, pero no quería presentarlo como un “aleluya” normal. Por eso quería meterle el Autotune, que es algo que nunca había usado. Entra desde el siglo XXI y no sabes dónde meterlo».

También la maternidad es un tema en el álbum, igualmente a su manera, pues Rigoberta Bandini intenta aproximarse a la neutralidad de género, en un guiño a la comunidad trans: «La maternidad es un ejercicio constante, de decir «Quieres que tu hijo sea una generación diferente. Entonces, empieza tú por hacerlo». Pero te das cuenta de que estás llena de mierda. Intentas ser una madre moderna y te salen millones de mierdas que has heredado de otras generaciones. Supongo que en un superfuturo los nombres serán neutros. Pero estamos en un punto todavía en el que mi hijo ha nacido con genitales masculinos y yo le llamo Nico. Pero Nico puede ser un nombre de mujer maravilloso, como Nico de la Velvet Underground. Pero es un ejercicio constante. En una canción digo: «Que los hombres lloréis bien tranquilos» y luego pensaba que eso era ponerle un peso a los hombres, a las mujeres. Conozco gente que educa desde la neutralidad de género y lo admiro muchísimo, pero es complicado. Aunque podemos hacer pequeñas acciones».

«Tengo muchas ganas de ver Benidorm Fest este año»

No nos podíamos ir sin hablar un rato del Benidorm Fest. ¿Cuál es la primera palabra que le sugiere a Rigoberta Bandini el mero nombre del festival? «Intensidad. Imágenes muy rápido. Fue bonito entre los grupos, desde fuera era más bélico. El recuerdo es bonito y obviamente catapultó muchísimo el proyecto». ¿Y recomendaría a un nuevo artista presentarse? «Por un lado le diría “prepárate” para la presión mediática, los tiempos de televisión, olvídate de ensayar, te van a tirar tus ideas todo el rato… Por otro, tu proyecto va a crecer, porque vas a entrar en la casa de la gente. Le diría a esa persona que se relajara, que se tomara un diazepam (risas) antes de entrar a Benidorm Fest. Pero yo tengo mucha curiosidad. Tengo muchas ganas de verlo este año».

Rigoberta no pudo evitar sentir cierta liberación cuando se vio fuera de la carrera eurovisiva. Hablamos también del caso de Amaia: «Soy un alma libre, no deja de ser un simulacro de Eurovisión. Si ya Benidorm me agobió… No sé si me veía hasta mayo con esa movida. Me saqué un peso de encima en muchos sentidos. De «ya está». Me puedo olvidar». Valoramos si hubiera quedado 5º, como la propuesta alternativa de Serbia, y comentamos la gran actuación de Chanel: «Cualquier opción hubiera estado bien».

En otros puntos del podcast, que os invitamos a escuchar al completo en Spotify, Apple, ivoox y demás plataformas, hablamos sobre su deseo de ser un animal (“ser un gato al sol sería increíble. Eliminar la parte mental, que es un palo”), sobre la dificultad de hacer un buen huevo frito y su plato estrella («se me han ofrecido muchos talentos en la vida, pero cocinar no»), la posibilidad de producir sin su pareja Esteban de Venga Monjas («No sé si en 2023 vamos a trabajar cada uno por su lado») o sobre su trabajo con Stefano Macarrone de Mendetz o Fluren & Santos. No esquiva su fama de pija («Siempre he sido bastante princess y me ha costado poco aprincessarme. Acomodarse siempre es fácil», bromea); ni tampoco un absurdo juego sobre canciones tituladas con la palabra MAMÁ.

Nos despedimos finalmente con una nueva aclaración sobre su retiro. Rigoberta Bandini descarta dejar de ser Rigoberta Bandini y firmar por ejemplo como Paula Ribó. «Sólo tengo una voluntad de pausa real. Lo primero que me obsesiona es tener el calendario vacío en 2023 y con eso ver qué hacemos. Lo mismo en febrero estamos creando movidas. Pero me apetece vaciar y ver qué pasa«.

Os dejamos con las fechas de la gira:
11 Octubre -Alicante, Área 12
13 Octubre- Sevilla, Icónica Fest
14 Octubre- Madrid, Wizink Center
21 Octubre- Málaga, Sala París 15
22 Octubre- Córdoba, Caja Sur I Like Festival
3 y 4 Noviembre- A Coruña, Sala Pelícano
12 Noviembre- Fuerteventura, Festival Arena Negra
18 Noviembre- Valencia, Auditori
19 Noviembre- Murcia, Plaza de Toros
24 Noviembre- Barcelona, Palau Sant Jordi
2 Diciembre- Bilbao, BEC!
22 Diciembre- Pamplona, Navarra Arena
23 Diciembre- Zaragoza, Auditorio de Zaragoza

Lo más visto

No te pierdas